Satanás está envenenando Mi Cuerpo Místico

Ven (...)

Suscita en Mí cambios para el mundo en el que vives, dado que el impulso hacia el mal crece sin detenerse, sin que compuertas ni diques sean suficientes para parar lo que ya viene: Mi ira disfrazada de justicia, porque no hay amor si no se juzga separando lo bueno de lo malo. Y es así como el mundo evoluciona hacia la maldad en lugar de hacerlo hacia el bien, a pesar de que Yo vine a establecer lo que debe y no debe hacerse en orden a conseguir la paz interior y después el Cielo, inaugurando ya desde la Tierra el Paraíso con vuestra conducta acorde con los planes de Dios.


Pero ya ves que en Mi misma Iglesia todo está siendo trastocado, pues los agentes del mal corren de aquí para allá para diseminar la semilla maldita que tienen dentro de sí, el prurito de satanás por envenenar a Mi Cuerpo Místico, despojándole de los tesoros de Mi gracia que corren por los canales de los sacramentos.

Y ahora tú te preguntas, ¿cuánto va a durar este horror de no tenerme ya más en las "eucaristías" nuevas que están por establecerse en el mundo católico? Durará hasta que Yo lo permita pues tiene que haber un caos antes del orden, como muy bien saben los que quieren imponer el Nuevo Orden Mundial, pues esta idea no es suya sino mía, después del mal absoluto de Mi muerte en cruz vino la redención para el hombre. Así ellos quieren matarme de nuevo no permitiendo que Me encarne en Mis hostias y sí que Mi idea sea borrada junto a Mi presencia del mundo que habitas.

Por ello su castigo no conocerá límites porque si de Mi muerte surgió Vida, ahora sólo vendrá más y más muerte espiritual, desesperación y congoja entre los que habitáis la Tierra.

Qué días más espantosos os aguardan y sólo en los refugios destinados a perpetuarme a escondidas podréis encontrar refrigerio.

Mientras, los agentes de satanás creeran que Me han vencido para siempre, sacándome del mundo y susutituyendo Mi Iglesia por una abominable institución que en lugar de llamar a Dios llamará a los demonios creando más y más desorden moral a su alrededor.

Pero ahora estáis en los comienzos de lo que se avecina. Yo sólo os pongo en guardia. Y qué importantes serán los sacerdotes que hayan quedado incontaminados por la perversión satánica de quien dirige ahora Mi Iglesia.

Rezad fuertemente sin ahorrar esfuerzos porque muchos no podrán resisitir el embate sacrílego que ya ha dado sus primeros pasos dejando a los adúlteros acercarse a recibirme en la sagrada comunión.


No dejes de decirlo, de anunciarlo a los cuatro vientos, porque vuestra responsabilidad -de los que sabéis la verdad de quién es Bergoglio- es grande y nadie os puede susutituir en el papel de advertir a los incautos de cuál es el grado de degradación de los modernistas y lo que pretenden.

(...) Ve y sigue anunciando al mundo lo que ha de venir.

Soy tuyo, ámame

Yo, tu Jesús

Mensaje a un alma mística, febrero 2017

Comentarios