2/3 de católicos serán engañados por Bergoglio



El gran cisma dentro de la Iglesia Católica 

por TwoHearts Dr. Kelly Bowring. Abril 2016
(Traducción de Religiónlavozlibre)


Ahora muchos verán lo que las profecías de Dios nos han estado advirtiendo, cómo nos han estado revelando que el cisma ahora va entrar en erupción.  Será cruel, como sobreviene una guerra entre la verdad y la mentira.  Y la Iglesia Católica será derruida hasta parecer un montón de piedras.  Pero la verdadera Iglesia permanecerá intacta protegida por el Ejército Remanente, que luchará para salvarla de la ruina. 



Dos bandos emergerán claramente.


El choque de la gran división: un lado del Espíritu Santo y el otro, del espíritu del mal, traerá consigo el mayor engaño de la historia de la Iglesia, según la profecía.

Un grupo malvado ha surgido para entablar una campaña para librar a la Iglesia (y a toda la tierra) de la verdad de las enseñanzas de Cristo. La masonería se ha infiltrado en la Iglesia en la tierra y ahora el cisma, como se predijo, creará división y la inquietud entre los sacerdotes y obispos.

La verdadera fe está siendo retorcida, y se nos presenta con una doctrina aguada, que es un insulto a las enseñanzas de Cristo, una nueva doctrina de oscuridad destinada a suprimir la verdad, cambiando mentiras por la Verdad. Y esto se hace de tal manera que no aparece perceptible a la mayoría.

La Iglesia está siendo sumida en la oscuridad. Su mando aplaude al dios de la justicia social y de los derechos humanos a expensas de la conversión y de la salvación. Ha llegado el momento de la división - la escisión predicha - y ahora será rápida.





¿De qué se trata?

Satanás tienta a los  hijos de Dios a negar su fe. Un terrible oscuridad ha descendido sobre el mundo. Nunca como ahora tantos hijos de Dios habían perdido su fe. Esta apostasía en el mundo provoca confusión acerca de la existencia del pecado. Los mentirosos nos convencen de la necesidad de cambiar la Verdad y glorificar el pecado.
Lobos con piel de cordero están atrayendo a otros diciendo todas las cosas que quieren oír. Hábilmente camuflados bajo lenguaje pío hablan, mientras ocultan sus terribles mentiras, ellos están profanando la Palabra y traen el caos a la Iglesia. Las Escrituras están siendo señaladas como si estuvieran fuera de contacto con las necesidades de la humanidad y con los deseos de las personas que viven en el siglo XXI.


Herejías están surgiendo desde dentro de la Iglesia y son provocados por el racionalismo y la interferencia humana en la Palabra, se han extendido entre  los estudiosos que no están llenos del Espíritu de la Verdad, pero que están, en cambio, alimentados por el orgullo. Tan versados se creen que están en la interpretación de las enseñanzas de la Iglesia que están agregando nuevos en codicilos y ajustan lo que Cristo enseñó a sus propias necesidades egoístas.

Según la profecía, el cisma en la Iglesia ahora se producirá y se dividirá en tres etapas diferentes:

1 La primera etapa, que se está produciendo en este momento, involucra a los pocos que entienden la verdad de los Santos Evangelios y que ahora van a decidir que no pueden aceptar las mentiras que están siendo introducidas y promulgadas desde el nivel más alto de la jerarquía de la Iglesia. Ya no van a tolerar que la Iglesia Católica está abrazando el mundo secular y declarando que ya no existe el pecado mortal .
2 La segunda etapa se logrará en breve, cuando se alteren los Sacramentos. Incluso en este punto, sólo los valientes se negarán a aceptar las distorsiones de la Misa y de los sacramentos que tendrán lugar para llevar a cabo la nueva religión mundial.
3 La tercera etapa será cuando poco después se profanarán las iglesias, y en este punto muchos sacerdotes se despertarán para luego encontrarse fuera de la nueva iglesia falsa. En nombre de la justicia y la compasión sociales, el engañador  se presentará para crear una iglesia moderna. Esta iglesia sera vista para llegar a todos los pecadores y para abrazar a todos los pueblos.



A partir de hoy, los buenos sacerdotes sufrirán un terrible dilema. La fe de muchos de ellos ya ha sido sacudida y tendrán que elegir si desean o no aceptar la nueva doctrina sustituta, que ahora está sustituyendo la Palabra, o permanecer fieles a la fe verdadera. Incluso los más devotos entre ellos ahora se sentirán abrumados por las voces de los impostores. Incluso van a empezar a cuestionar la relevancia de las enseñanzas de Cristo en el mundo de hoy, donde el pecado ya no está siendo declarado de alguna importancia.


¿Qué debemos hacer?
Ha llegado el momento de negarse a aceptar la dirección de aquellos que están profanando la Palabra de Dios y que con sus mentiras y las nuevas doctrinas obscenas puedan inducir a error a muchos. A medida que la humanidad se sigue separando de Cristo, esto hará que el remanente fiel sufra un gran dolor y sufrimiento espiritual. Al aceptar este sufrimiento, y por sus continuas oraciones, se salvarán muchas almas.

Oren por los sacerdotes, quienes, tibios en su fe, están siendo fácilmente seducidos y arrastrados a los brazos del impostor, cuya apariencia carismática ha sido difícil de resistir. Su plan es engañar al clero del mundo. Debemos orar para que él sea identificado por quién es, viendo a través de su comportamiento y su fachada, viendo su programa de búsqueda de atención, al ver la forma en que los obispos heréticos y sacerdotes caen a sus pies y  cumplen cada una de sus órdenes, viendo cómo su humildad es falsa, al ver sus intenciones maliciosas, y al ver que el amor que emana es realmente todo acerca de sí mismo, con sus actos y gestos astutamente sutiles, siempre exhibiendo, a cada oportunidad, sus atributos aparentemente santos. 

Debemos orar para que los sacerdotes vean que mientras que él se presenta como innovador, dinámico - un soplo de aire fresco - en su rápida e inexplicable subida a la fama,  realmente es un embaucador de los fieles, podrido hasta la médula (según la profecía) que está extraviando a muchos a través de mentiras manipuladas y la propagación de confusión mientras trata de convencer a los sacerdotes que lo que han conocido como verdad, hasta ahora, ya no lo es.




¡Sabed esto! 
Esta nueva versión retorcida de la Palabra va a disfrazar muchas herejías. Sabed esto, sólo el astuto reconocerá estas falsedades, porque estas herejías serán cuidadosamente ocultadas dentro de una falsa doctrina, que se verá como un soplo de aire fresco.
Y sabed esto. Todas estas cosas que se presentan al mundo en el Santo Nombre de Cristo, sirven a un solo propósito. Es decir, sacaros fuera de la Palabra. Cuando los que dicen que pertenecen a la Iglesia, no veneren la Santa Palabra, y en su lugar, abracen y traten de controlar la política del mundo, entonces nunca se podrán considerar de Cristo o de su Iglesia verdadera.
Los sacerdotes y fieles ahora serán forzados a tragar mentiras y muchos sacerdotes y obispos serán seducidos a dar un homenaje mentiroso, pensando que por deber, tienen que seguir este engaño hacia el error y el cisma..

El problema es que de acuerdo a la profecía el impostor se verá como hacedor de mucho bien en el mundo mientras la Palabra verdadera será tratada como herejía. Lamentablemente, debido a una lealtad equivocada, muchos de ellos no verán los errores de las enseñanzas de este impostor, y muchos seguirán siendo llevados por el mal camino, hasta encontrarse perdidos y confundidos mientras sigan dispuestos como víctimas del gran engaño. 

A pesar de que su imagen es bondadosa, el embaucador está haciendo perder a muchos cegándolos a la Verdad, y separándolos de la Ley de Dios. Mientras tanto, los fieles son guiados a sacar de su mente a Jesús, pidiéndoles que pasen más tiempo honrando las obras del impostor, diciendo con rimbombancia sus palabras e imitando sus acciones.





Y todo aquel que se atreva a desafiarlo será ignorado, incluso en los lugares más altos dentro de la Iglesia.
Lo que es más, muchos falsos líderes confundirán a los fieles diciéndoles que todo lo que es malo, es bueno y santo, cuando en realidad no lo es. Ellos están escudando a los lobos que quieren devorar las almas de los hijos de Dios. Ahora sobrevendrá división, inquietud y desorden ahora sobrevenir.



Dios intervendrá
Hay motivo de esperanza. Dios nos está diciendo a través de las profecías modernas que este es el momento de su intervención.
Él nos está pidiendo que sigamos llamando a Jesús, quien nos abrirá los ojos a la verdad. Él nos está dando a la Madre de Dios para consolarnos en este tiempo de gran apostasía y de cisma.
Él quiere que tengamos el valor de denunciar las mentiras y poner en duda la autenticidad de los líderes de esta falsa reforma.
Por encima de todo, Él quiere que rechacemos las mentiras, soportemos la apostasía, y ayudar a otros a ver la verdad de lo que está sucediendo.

En medio de este caos, Dios quiere que veamos con "buenos ojos" a los que luchan contra Cristo y orar para que Dios tenga con ellos misericordia.
Hay que tener en cuenta que los que difunden la apostasía lo hacen de forma no aparente. Los impostores están alimentando cuidadosamente las almas para que acepten su doctrina falsa. Las profecías advierten que dos tercios de los cristianos caerán en la apostasía donde estarán sin enterarse. Cada ley de Dios se torcerá, y una serie de componendas falsas serán presentadas como pertinentes para el mundo moderno. Así de persuasivos serán estos enemigos de Cristo, tan atentos y humildes en apariencia, que van a convencer incluso a los seguidores más incondicionales y leales de Jesús de que estos cambios son aceptables en los ojos de Dios.

El resultado de la Gran Cisma

La Iglesia Católica ahora será derribada y desmenuzada en pedazos pequeños. Depende de nosotros salvar a la Iglesia Remanente. Hay que luchar con valor, a través de nuestro amor por Cristo, en contra de todos los obstáculos. La verdadera Iglesia se mantendrá, pero sólo entre el remanente fiel.
Oren para tener la fuerza de permanecer fieles a Cristo y negarse a participar en este malvado engaño, con el fin de seguir siendo parte de la verdadera Iglesia. La victoria espera a aquellos que son fieles hasta el final.




(Divine Mercy Sunday in the Jubilee of Mercy, 2016, www.TwoHeartsPress.com
For more information, see www.TwoHeartsPress.com



Comentarios