jueves, 23 de marzo de 2017

Caballeros de Malta. El misterio de esos 30 millones de FS

Por Sandro Magister 

La saga de los Caballeros de Malta se ha enriquecido con un nuevo capítulo, escenificado por el Gran Canciller de la orden, el barón alemán Albrecht Freiherr von Boeselager, en una entrevista publicada el 16 de marzo en el periódico alemán "Bild", de gran difusión.
En la entrevista de Nikolaus Harbusch, célebre periodista especializado en crímenes financieros, el Gran Canciller ha confirmado que la orden ha recibido a principios de este mes la primera parte de una donación de treinta millones de francos suizos, tras haber comprobado la correcta procedencia del dinero y la fiabilidad de la persona con la que ha firmado el 1 de marzo pasado el acuerdo para la aceptación; dicha persona ha sido identificada por "Bild" como "Ariane S." y como fiduciaria del trust CPVG de Ginebra, registrado en Nueva Zelanda, que es el depositario del dinero.
Sin embargo, según las investigaciones de "Bild", el recorrido de este patrimonio sigue teniendo puntos oscuros. En un principio, la propia Orden de Malta había denunciado a la fiduciaria del trust CPVG ante la magistratura de Ginebra por apropiación indebida; denuncia que fue retirada poco antes del acuerdo marco del 1 de marzo pasado.
A continuación publicamos íntegra la entrevista de Boeselager a "Bild", seguida por algunas anotaciones sobre los interrogantes que plantea.
*
P. – Señor von Boe­sel­ager, según las informaciones que posee "Bild", la semana pasada [el 1 de marzo - ndr] usted ha cerrado un importante acuerdo para la orden de Malta.
R. – Hemos cerrado con la fiduciaria del trust CPVG de Ginebra un contrato marco para la aceptación de una gran donación.
P. – ¿Cuál es la suma?
R. – Se trata de un importe de treinta millones de francos [suizos] distribuidos en siete años. Tres millones ya han sido entregados.
P. – ¿Ha tomado esta decisión usted solo?
R. – La aceptación de este dinero ha sido examinada por abogados y, sucesivamente, el gobierno de la orden ha tomado la decisión por unanimidad.
P. – ¿Quién es este presunto "Señor Latour" del que debería proceder la mítica herencia de ciento veinte millones de euros?
R. – No conozco al benefactor. Pertenece a una rica familia francesa. El dinero fue entregado a una fundación antes de la Segunda Guerra Mundial. A partir de entonces se han tomado decisiones con el único objeto de invertir. Es todo lo que sé.
P. – El "Señor Latour", ¿tiene también un nombre y una fecha de nacimiento?
R. – Desconozco estos detalles. Nuestro benefactor es el trust CPVG y no el "Señor Latour". El "Señor Latour" ha solicitado permanecer en el anonimato y hay que respetar su deseo. Es algo que sucede a menudo.
P. – ¿Se trata de dinero negro?
R. – Según la información que tenemos, no. Hay una lista de deseos del benefactor en la que se indica que nuestra orden de Malta debería recibir un cuarto del patrimonio de dicho trust.
P. – La fiscalía de Ginebra ha congelado el dinero y ha iniciado una investigación contra la fiduciaria [del trust] por apropiación indebida. Y según la información que tiene "Bild", los expertos consideran que el patrimonio nunca ha sido declarado de manera correcta en Francia.
R. – El fiscal nos ha instado a encontrar un acuerdo con el trust para cerrar el caso. Hemos retirado la denuncia contra la fiduciaria porque las acusaciones no tenían fundamento y porque nadie ha resultado dañado. Treinta millones es para nosotros, con mucho, la donación más importante de los últimos diez años, pero el principio permanece: si el dinero es dinero sucio, no lo aceptamos. Recuerdo dos donaciones de Suiza y una de los Estados Unidos que tuvimos que rechazar.
P. – Usted pasará a la orgullosa historia de su orden de caballeros como el "Barón del dinero negro"…
R. – En el caso CPVG hemos efectuado un análisis muy minucioso del riesgo. Por ello, no veo razón para incluir a la orden en una lista de personas que blanquean dinero.
P. – Los críticos dicen que usted desearía transformar su orden católica de caballeros en una común ONG.
R. – No me conocen. La verdad es lo contrario. Nos mantenemos firmes en nuestra tarea: evangelizar a través de la caridad y las misiones de ayuda. Al mismo tiempo, la dignidad de quienes ayudamos nos impone la obligación de no imponerles nada.
P. – ¿Cómo quiere evitar en un futuro conflictos como el de la sustitución del jefe de la orden?
R. – Nunca se pueden excluir los conflictos entre las personas. En la inminente reforma de la orden debemos limitar la independencia del Gran Maestro que, en un futuro, deberá estar vinculado a las decisiones del gobierno de la orden.
*
Vistos los precedentes, esta última afirmación de Boeselager asombra. Porque es verdad que el entonces Gran Maestro Matthew Festing, al excluir el pasado 6 de diciembre al propio Boeselager, utilizó sus poderes sin la aprobación previa (no obligatoria) de todo el gobierno de la orden; pero es también verdad que Boeselager, primero como Gran Hospitalario y después como Gran Canciller, actuó a menudo sin el conocimiento del Gran Maestro, contrariamente a lo que marcan las normas, y fue precisamente ésta una de las razones de la ruptura entre ambos.
Además, una de las cuestiones que el Gran Maestro desconocía fue precisamente la existencia de esos treinta millones de francos suizos custodiados por el trust CPVG de Ginebra. Cuando lo supo, el Gran Maestro constituyó una comisión interna para indagar sobre ese trust poco claro, pero con vínculos seguros con Boeselager y otros tres importantes exponentes de la Orden de Malta: el arzobispo Silvano Tomasi, anteriormente observador de la Santa Sede ante las Naciones Unidas en Ginebra, Marc Odendall, financiero franco-alemán y Marwhn Sehnaoui, presidente de la Orden en el Líbano.
La investigación de la comisión constituida por el Gran Maestro Festing llevó a la Orden de Malta a denunciar ante la magistratura de Ginebra a la fiduciaria del trust CPVG, con la sospecha de apropiación indebida, lo que causó el consiguiente bloqueo judicial de la suma custodiada por el trust.
A pesar de ello, tras la exclusión de Boeselager por parte del Gran Maestro y tras su inmediato llamamiento al Papa para ser reintegrado en sus funciones, la comisión que Francisco instituyó el 22 de diciembre para recomponer la disensión estaba formada precisamente por Tomasi, Odendall y Sehnaoui, además del abogado belga Jacques de Liedekerke y el canonista jesuita Gianfranco Ghirlanda; es decir, con excepción del último, por personas muy vinculadas a Boeselager y, sobre todo, muy implicadas en el asunto del trust ginebrino.
Todo ello sin contar con el nombramiento -que tuvo lugar al mismo tiempo-, como miembro de la junta del IOR, el "banco" vaticano, del hermano de Boeselager, Georg Freiherr.
El Gran Maestro Festing protestó ante este evidente "conflicto de intereses" por parte de al menos tres miembros de la comisión. Pero fue en vano. La comisión instituida por el Papa completó sus investigaciones en un tiempo récord y entregó su informe conclusivo antes incluso de la fecha límite, fijada para finales de enero.
Con las consecuencias que todos conocemos: la entrega a Francisco de la dimisión forzada de Festing; la anulación de todas sus decisiones a partir del 6 de diciembre en adelante; la nueva toma de posesión de Boeselager como Gran Canciller; el nombramiento de un "delegado especial" del Papa "para la renovación espiritual y moral de la Orden" en la persona del sustituto secretario de Estado, Angelo Becciu.
Pero también con las consecuencias que Boeselager ha dado a conocer, una vez tomadas las decisiones, en la entrevista a "Bild": el retiro de la denuncia contra la fiduciaria del trust CPVG de Ginebra, la firma de un acuerdo marco y el cobro de los tres primeros millones de la donación.
Permanece el misterio sobre la fiduciaria con la que el Gran Canciller de los Caballeros de Malta ha firmado este pacto.
Interpelada en enero por el "National Catholic Register", la persona que "Bild" llama "Ariane S." ha respondido amenazando con recurrir a los tribunales si se publican los nombres de los miembros del trust del que es fiduciaria, como también los documentos correspondientes.
*

No hay comentarios:

El hijo de la 1ª ministra polaca se ordena sacerdote

Prime-Minister’s Son Will Celebrate in the Tridentine Rite   Celebrará en el rito tridentino El 27 de mayo, Tymoteusz Szydło, hijo ...