Importante consideración sobre la Regularización de SSPX

El padre Patrick de la Rocque, de la SSPX, es párroco de la iglesia más grande de la Sociedad de San Pío X en París, Saint Nicolas du Chardonnet. También fue uno de los cuatro teólogos en el lado de la SSPX durante las discusiones doctrinales bajo el papa Benedicto. Sobre los pros y los contras de una posible regularización de SSPX, el Padre de la Rocque plantea un interesante argumento a favor de ejercer extrema cautela. (The Remnant)

El 4 de febrero último, el área de alrededor del Vaticano se despertó cubierta de carteles llamando la atención del Papa: "¡Eh, Francis! Has comisionado Congregaciones, destituido sacerdotes, decapitado la Orden de Malta y a los Franciscanos de la Inmaculada, has ignorado a los Cardenales ... Pero ¿dónde está tu misericordia?

Un viento de revuelta se levanta contra el Papa Francisco; La razón es que su ultra-progresismo casi dictatorial ha tenido más de una víctima. De la floreciente joven orden de los franciscanos de la Inmaculada no queda nada por voluntad personal del Papa. Existe el cuestionamiento del Vaticano II por estos mismos Franciscanos. ¿Qué pasó cuando un obispo filipino recibió a algunos de ellos en su diócesis? Fue inmediatamente expulsado por el Papa Francisco.

Otro ejemplo es el cardenal Burke. Tras ser destituido de la Apostólica Signatura y relegado al cargo de Capellán de la Orden de Malta, nuevamente ha sido destituido de facto de este último puesto, siendo su oposición como cardenal a Amoris Laetitia, que abre el acceso a la Eucaristía Comunión para los divorciados y vueltos a casar. En cuanto a la Orden de Malta, también juzgada demasiado conservadora, el Papa ha nombrado al muy progresista Mons. Becciu para asegurar su "renovación espiritual".

Mientras aniquila toda oposición en sus decisiones disciplinarias, el Papa Francisco continúa su revolución doctrinal. Después de la comunión por los divorciados y vueltos a casar, la subversiva revista jesuita Civilta Cattolica avanza ahora la ordenación de las mujeres, con los aplausos del Papa.

Se dice que este mismo Papa, al parecer, tiene buenas intenciones hacia la Tradición (es decir, la SSPX y las comunidades que son amistosas con ella). Su amor por las periferias supuestamente lo dispone para conceder una prelatura personal. Algunos, en busca de reconocimiento, se regocijan de esta bendición, mientras que otros se preocupan por la misma razón por la cual en este Papa se puede confiar poco. ¿Pero, qué, si ésta no es la pregunta correcta que se está haciendo?

Como nos recuerda Aristóteles, si los hombres se reúnen, lo hacen para unir sus esfuerzos para alcanzar un fin u objetivo común. Desde un punto de vista sobrenatural, la primera pregunta es, por lo tanto, establecer si perseguiremos o no la misma meta que la Roma de hoy, si tenemos la misma Fe en Nuestro Señor Jesucristo único Redentor y si tenemos la misma Fe en la Iglesia, fuera de la cual no puede haber salvación. Por desgracia, es de temer que este no sea el caso.

Como resultado, sin aventurarse en la sátira, sería indispensable cuestionar al Papa Francisco sobre el contenido de su fe, antes incluso de considerar si nuestro reconocimiento canónico era oportuno o prudente. Porque la Voluntad Divina no puede exigir que pongamos nuestra salvación eterna en manos de alguien que no profesa la Fe Católica. Sería contradictorio establecer la unidad legal sin unidad real. Esto es indudablemente lo que el arzobispo Lefebvre tenía en mente cuando dijo en la revista Fideliter después de las consagraciones episcopales de 1988: "Si yo vivo un poco más y, suponiendo que en algún tiempo desde ahora Rome se me llama, [...] plantearía la cuestión a nivel doctrinal: «¿Estás de acuerdo con las grandes encíclicas de todos los Papas que te precedieron? ¿Estás de acuerdo con Quanta Cura de Pío IX, Immortale Dei y Libertas de León XIII, Pascendi de Pío X, Quas Primas de Pío XI, Humani Generis de Pío XII? ¿Estás en plena comunión con estos Papas y con sus afirmaciones? "[...] Las posiciones quedarían así más claras".

Comentarios