viernes, 24 de marzo de 2017

Me convertí a pesar de Francisco


Por Petra Perkov 

http://remnantnewspaper.com/web/index.php/fetzen-fliegen


Tres meses no es un período muy largo de tiempo, pero fue más que suficiente para mí, para darle la vuelta a mi vida. Todo lo que sabía y todo lo que yo era se desplomó como un castillo de naipes una tarde en el otoño de 2016. Y empezó con Francisco.

Nací en los años 80, crecí como una católica en una fe católica moderna, ecuménica. Sin embargo, sería injusto culpar al período posterior al Vaticano II de mis caminos pecaminosos. Me siento responsable, más que nadie o cualquier otra cosa, por no tomarme en serio la Fe.

Yo era católica sólo de nombre. En otras palabras, yo era una desgracia. Claro, oré a Dios (cuando necesitaba algo), fui a la Confesión (una vez al año), me abstuve del pecado (cuando no era demasiado incómodo) y creí (en una versión falsa de Dios).

Claramente, estaba viviendo una mentira.

Escogiendo y eligiendo los fragmentos de la enseñanza de la Iglesia que me convenían, ignorando completamente a los demás, me estaba convirtiendo rápidamente en una discípulo de Satanás sin ni siquiera darme cuenta.

Y así, como un ardiente seguidor de Satanás, me encontré mirando algunos videos protestantes en YouTube. Entonces sucedió. Por la Gracia de Dios, tropecé con un interesante video protestante sobre el Papa Francisco.

Como católico moderno y semi-liberal (gracias a Dios, siempre he sido muy pro-vida), yo había pensado que el Papa Francis era bastante sorprendente. Nunca supe mucho acerca de él, pero rápidamente compré toda la "misión misericordiosa" de nuestro Papa. Al ver este video protestante golpeando al Papa Francis, sentí que mi corazón se hundía. Porque aunque me gustaron algunos protestantes, había algo profundo dentro de mí, enterrado bajo las capas del modernismo, que era verdaderamente católico. Siempre había sabido que la Iglesia Católica la única Iglesia verdadera.

Sin embargo, estos protestantes tenían razón acerca de todo lo relacionado con el Papa Francisco. El video en cuestión analizó el obviamente ultrajante intercambio de oraciones entre nuestro Papa y el fraude evangélico de la prosperidad de Kenneth Copeland.

Mi corazón estaba agitado. ¿Qué está haciendo el Papa Francis? ¿Qué estaba pasando?

Y entonces, una pregunta cruzó mi mente: ¿Es la iglesia católica realmente la única iglesia verdadera?

Necesitaba saber qué estaba pasando. ¿Es posible que los católicos apoyen las acciones de nuestro Papa?

Este fue el principio del fin. El final del viejo yo y el primer paso en mi viaje a casa. Porque, mientras buscaba hechos relacionados con el Papa Francisco y el catolicismo, se abría un mundo totalmente nuevo: el mundo de los católicos tradicionales (también conocidos como católicos).

Aprendí sobre la historia de la Iglesia, los errores del modernismo, los frutos podridos del Concilio Vaticano II, los pocos obispos fieles y cardenales, Amoris Laetitia, la Misa latina y la misericordia falsa. Pero, lo más importante, aprendí sobre el infierno.

Nunca había sabido del infierno. Claro, había un vago concepto en algún lugar en el fondo de mi mente de lo que el infierno era. Ya sabes, un lugar donde algunos pedófilos realmente desagradables y asesinos en serie van. El pecado mortal - ¿qué es eso?

Metafóricamente hablando, fue el Papa Francisco quien me llevó al infierno. Sus acciones y sus palabras se volvieron tan absurdamente liberales y erróneas, que ya no podía ignorar toda la actitud de "vamos a tolerar todo y todo en el nombre de la misericordia". Necesitaba saber de qué se trataba realmente la Iglesia. Necesitaba saber qué es el infierno. Gracias al papa Francisco, aprendí todo esto y mucho más.

Si el Papa Francisco nunca hubiera sido elegido, ¿habría cambiado mis costumbres? Sólo Dios lo sabe.

Todo el punto de esta historia es que, incluso en medio de la crisis sin precedentes en la historia de la iglesia, el Espíritu Santo todavía gobierna a la Iglesia Católica. Pecadores se convierten cada día, algunos a pesar de la crisis en la Iglesia, otros gracias a ella.

Gracias, Espíritu Santo, por guiarnos siempre.

Perdónanos, Señor Jesús, porque hemos pecado.

Ten misericordia de nuestras pobres almas, Dios Padre.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros.



Publicado en Fetzen Fliegen

No hay comentarios:

Efectos secundarios de la Meditación Trascendental

El yogi Maharishi Maheshi https://gloria.tv/Lionel%20L.%20Andrades Yo era un maestro católico de Meditación Transcendental. Hice un...