Un pueblo busca monjas y restauran un convento




Los vecinos de Villamayor de Santiago, en Cuenca, aseguran sentirse huérfanos desde que, hace tres años, las últimas religiosas dejaron el pueblo

Se buscan monjas para un convento. Es el llamamiento de los vecinos de Villamayor de Santiago, en Cuenca que se sienten huérfanos desde que, hace tres años, las últimas religiosas dejaron el pueblo. Echan de menos la gran labor social que realizaban.
https://www.google.es/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=2&cad=rja&uact=8&ved=0ahUKEwjG69z43MnSAhVnKsAKHaALBBcQFggcMAE&url=http%3A%2F%2Fwww.cmmedia.es%2Fnoticias%2Fcastilla-la-mancha%2Fvillamayor-de-santiago-en-cuenca-busca-monjas-para-su-convento&usg=AFQjCNGlsUzXIo9RLecg7t_vO2s2HKL_Tg&sig2=8A-FkiX68kwHXO4cdMvt6A


Durante más de 500 años, Villamayor de Santiago ha contado con una comunidad de religiosas. Las últimas, Franciscanas de la Misericordia, dejaron el convento en 2014, por motivos de edad. En el pueblo no se acostumbran a vivir sin ellas.
Las Franciscanas llegaron a Villamayor a comienzos del siglo veinte y se implicaron en la vida del pueblo. Ellas siempre estaban ahí para los vecinos.
En Villamayor buscan una comunidad de religiosas que quiera instalarse en el convento. Acaban de restaurar la iglesia y tienen hasta su propio huerto con invernadero.
Fueron maestras, enfermeras, costureras y siempre un apoyo.  Por eso, Villamayor de Santiago quiere que las monjas vuelvan a su convento. Les ofrecen su hospitalidad.

Comentarios