Burke de momento no hará corrección a Bergoglio

Burke, sobre la corrección formal al Papa: “Antes de dar ese paso me dirigiría una vez más al Santo Padre”

Gabriel Ariza
10 Abril, 2017
En una larga entrevista concedida a InfoVaticana, el purpurado estadounidense Raymond Leo Burke aborda los dubia, la posible corrección formal al Papa, la crisis en la Orden de Malta y la misteriosa donación millonaria, los primeros meses de Trump y otras cuestiones.
Visitamos al Cardenal Burke en su apartamento, muy próximo a la Ciudad del Vaticano. Una de las primeras cosas que el invitado ve al entrar en la vivienda es un retrato del Papa Francisco, que preside el hall.
Raymond Leo Burke nació en Wisconsin el 30 de junio de 1948. En 2003 fue nombrado arzobispo de Saint Louis (Missouri), una de las diócesis más antiguas y prestigiosas de Estados Unidos. Dado su prestigio internacional como canonista, en 2008 Benedicto XVI lo nombra Prefecto del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, puesto en el que se mantuvo hasta que Francisco le encomendó la Orden de Malta. Muy devoto del Sagrado Corazón de Jesús, consagró sus diócesis a él, incluso Le dedicó un altar de la catedral de Saint Louis.
Hemos podido entrevistarle para hablar de los dubia, la crisis en la Orden de Malta, los primeros tres meses de presidencia de Trump, y algunos asuntos más. La entrevista la presiden cuatro imágenes: Una foto suya con el Papa emérito, Benedicto XVI, la reliquia de San Raimundo de Peñafort, su santo patrón, y una talla napolitana del descanso de San José, que alguien regaló recientemente al cardenal, y la Sagrada Escritura.

Dubia y los cuatro cardenales

¿Cuál es la razón principal para que ustedes, los cuatro cardenales, hayan hecho pública la dubia?
Porque hay demasiada confusión en la Iglesia respecto a ciertas cuestiones fundamentales que se definen con respecto al ideal moral intrínseco, con respecto a la santa comunión y en la disposición correcta para recibirla y con respecto a la indisolubilidad del matrimonio.
Hay mucha confusión. Ante todo pedimos al Santo Padre que, por favor, aclare estas preguntas fundamentales. Nos limitamos a esas cuatro preguntas en la dubia y luego no hubo ninguna respuesta. Mucha gente nos decía: “¿Pero por qué vosotros, los cardenales, no hacéis vuestro deber y enseñáis claramente acerca de estos temas?”. Entonces supimos que teníamos que hacer algo para que la gente lo entendiera. Estamos intentando hacerlo lo mejor posible, estamos tratando de recibir del Santo Padre la dirección que la Iglesia necesita ahora.
También porque hay una confusión muy peligrosa, y con la confusión vienen las divisiones. Sacerdotes contra sacerdotes, y desacuerdos con otros miembros de la Iglesia sobre cuestiones de cómo recibir los sacramentos si uno vive en una unión fuera del matrimonio, o en un matrimonio que no es válido… incluso encontramos este desacuerdo entre los obispos y esto no debería ser así…no es bueno para la Iglesia.
¿Por qué sólo han firmado la dubia cuatro cardenales?
Puedo decirte que hay más de cuatro cardenales que apoyan las dubia, pero por diversas razones no quieren decirlo públicamente. Los cuatro cardenales que hemos firmado las dubia sabíamos que era un duro trabajo lograr el apoyo de un cierto número de cardenales, nosotros cuatro sabíamos que teníamos que hacer esto y así lo hicimos.
¿Entonces cuentan con apoyo privado de los otros cardenales?
Sí.
¿Qué le diría a aquellos que dicen que está desafiando al Papa?
No hay desafío al Papa. De hecho, presentar las dubia al Papa es una práctica muy antigua en la Iglesia y los documentos firmados muestran respeto por el Papa porque ha sido encargado de dirigir a la Iglesia en un momento crítico, en un tiempo de confusión e incluso de error. Así que si usted lee las dubia, verá que somos muy respetuosos y no acusamos al Santo Padre de nada, simplemente le pedimos, por el bien de la Iglesia, que aclare estos temas.
Ha hablado de algunas correcciones formales al Papa en la historia de la Iglesia …
Creo que fue el Papa Juan XXII quien estaba enseñando erróneamente acerca de la visión beatífica y algunos obispos y teólogos se lo dijeron. En primer lugar se resistió a su corrección, pero antes de morir se retractó de lo que había dicho y dijo que era un error.
Hay otros casos que son similares en la historia de la Iglesia, algunos se refieren a grandes cuestiones prácticas, incluso la Administración de los Bienes temporales, los cardenales fueron al Santo Padre y le dijeron: “A nuestro juicio no está administrando bien los Bienes de la Iglesia “, y luego el Papa rectificó.
¿Cree que habrá una corrección pública formal al Papa Francisco?
Eso todavía no está claro. Antes de dar ese paso, me dirigiría una vez más al Santo Padre personalmente para decirle: Santo Padre, el asunto es tan grave que debemos corregirlo, y confío en que el Santo Padre responderá en ese momento.
¿No cree que la entrevista del Cardenal Müller en Il Timone fue una respuesta a la Dubia?
Creo que ciertamente pertenece a toda esta discusión y deja muy claro lo que la Iglesia está enseñando con respecto a tales asuntos. No he hablado con el Cardenal Müller, pero sospecho que esa entrevista ha sido claramente un esfuerzo pastoral por su parte para presentar la enseñanza de la Iglesia.
Pero el Papa todavía no ha respondido …
Según lo que yo sé, no ha dado ninguna respuesta ni a mí, ni tampoco creo que a los otros cardenales.
¿Se puede hablar de una fecha exacta de la corrección formal al Papa?
Realmente no puedo decirlo porque es un asunto que tiene que ser abordado con gran respeto. Y no quisiera sugerir una fecha que afectara el manejo del asunto o significara una falta de respeto para las partes implicadas.
En los momentos anteriores y después de publicar los dubia, ¿ha mantenido contacto con el Papa Emérito?
No, nunca he hablado con él sobre los dubia.

Crisis en la Orden de Malta


¿Ha terminado por fin la crisis en la Orden de Malta?
Esa es una pregunta difícil de responder. Por el momento estoy completamente apartado de cualquier implicación en la Orden de Malta. Mientras, mantengo el título del cardenal Patrón. El Papa ha dejado claro que la única persona que puede tratar los asuntos de la orden de Malta en el nombre del Santo Padre es el arzobispo Becciu, entonces no lo sé.
En abril debería haber una elección de un nuevo Gran Maestro y espero que el líder elegido entre los caballeros profesos pueda empezar a solucionar las cosas y a conducir la orden hacia la dirección correcta. El Santo Padre me dejó claro en la carta del 1 de diciembre del año pasado las preocupaciones, muy serias, que tiene con la Orden de Malta, y esas preocupaciones están a mi juicio claramente justificadas, por lo que el nuevo líder tendrá que abordarlas.
¿Hubo un conflicto de intereses entre los miembros de la comisión designados por la Santa Sede como algunos vaticanistas como Edward Pentin o Sandro Magister, e incluso el Gran Maestro, han asegurado?
Eso es algo importante para la crisis de la orden de Malta y es una cuestión que debe quedar muy clara. Para cualquier persona con sentido común está sucediendo algo muy extraño. Esta gran donación, de la que al menos una parte fue dejada en la Orden de Malta, no hay un claro conocimiento de quién es el donante y cuál es la naturaleza exacta de la misma, cómo se administra, y eso no está bien… Esas cosas tienen que estar claras.
Y entonces fue muy extraño que tres personas que estaban directamente involucradas en ese asunto de la donación dada a la Orden, la investigación debía hacerse en el “denominado grupo” que investigó la cuestión de la destitución del Gran Canciller y que recomendó que debía ser restituido.
El hermano de Von Boesselager ocupó un puesto en el IOR…
Sí. El hermano de Philipp Boessselager -el Gran Canciller al que se le pidió que renunciará y se negó a ello-, Georg Boessselager fue nombrado unos días más tarde miembro de la Comisión de Control del Instituto de las Obras de Religión, lo que llamamos Banco Vaticano. Todo parece muy sospechoso.
Después de la nominación de Becciu, ¿cuál es su papel en la organización?
No tengo ningún papel en este momento. Tengo un título pero no tengo ninguna función.
Tiene las manos atadas….
Sí. Respeto la orden del Santo Padre y no tengo nada que ver con la Orden de Malta ahora mismo.
¿Era usted el principal objetivo de esta crisis?
No lo sé. Todo el desarrollo es tan extraño para mí que me resulta difícil comprender cuál era el objetivo final. Sin embargo, una cosa está clara, y es que la readmisión del Gran Canciller era un objetivo principal, y que eso implicara que yo fuera destituido como Cardenal Patrón, no lo sé…
Se ha dicho que cuando el Papa le envió a la isla Guam fue un castigo por las dubia, o por la crisis en la Orden de Malta. Sin embargo, la visita había sido planeada hace meses, incluso antes de la publicación de la dubia.
Creo que fue en octubre cuando me pidieron que fuera el presidente del tribunal de cinco jueces para juzgar lo que se llama el “caso Apuron” en la Iglesia: determinar la verdad sobre las acusaciones que pesan contra el arzobispo emérito de Guam. Este viaje a Guam fue planeado completamente independientemente de las dificultades que había en la Orden de Malta y fui allí por razones muy específicas. Además estuve allí tres días, así que difícilmente podía ser un exilio.
¿Cómo es su relación con el Santo Padre?
No he hablado con él desde la reunión de noviembre. El año pasado coincidí con él en la reunión con los cardenales y la curia romana antes de Navidad, pero no he hablado con él y no me ha concedido una audiencia, por lo que no sé lo que está pensando.
¿Así que le ha pedido una audiencia?
Sí.
¿Y en medio de la crisis de la Orden de Malta, no ha podido hablar con él?
No he tenido oportunidad ni ocasión de hablar con él al respecto.

Los primeros meses del Presidente Trump


¿Cómo valora los primeros días de Donald Trump como presidente?
Son claramente tiempos muy difíciles porque los ciudadanos de Estados Unidos han mostrado que quieren que su país se dirija hacia una nueva dirección, y el presidente Trump está intentando alcanzar ese deseo, que la gente ha expresado votándole a él. Pero no es tan fácil porque existen muchas fuerzas que se oponen a ello, y también es un nuevo presidente y tiene que encontrar la mejor forma de lograr todas las cosas buenas que quiere hacer.
Creo que las cosas irán bien, pero los primeros cien días han sido difíciles, no hay duda de ello. No le conozco personalmente, nunca he hablado con él, pero creo que está muy decidido a cumplir el mandato que ha recibido por parte de la población estadounidense.
¿Cree que hay más esperanza para el movimiento provida como dijo Mike Pence en la Marcha por la Vida?
Absolutamente. El presidente Trump es muy claro en eso. A pesar de que en el pasado no lo tuviera tan claro, ahora sí ha dejado muy claro que entiende la inviolabilidad de la dignidad de los inocentes y la defensa de la vida humana, y que las leyes de Estados Unidos deben proteger al no nacido.
Entonces, ¿cree que el gobierno está realmente comprometido con la defensa de la vida?
Absolutamente. El vicepresidente Pence ha sido durante mucho tiempo uno de los líderes políticos más destacados en el movimiento provida.
¿Son el crecimiento de la “Altright” o derecha alternativa y el fin del globalismo una buena noticia para la libertad?
Creo que lo importante es que la Iglesia se comprometa con estos líderes políticos que tienen muchas buenas ideas, y hablan con ellos para ofrecerles la dirección de la Enseñanza Social Católica, que es siempre respetar el bien común, porque en cualquier programa político puede haber aspectos que son muy buenos, pero también puede haber aspectos que no lo son o que necesitan ser mejorados o perfeccionados.
Lo más importante para nosotros, para la Iglesia, es no “politizarse a sí misma” ni tomar parte en un partido u otro, sino hablar con estos líderes que muestran muchos signos positivos y ayudarles para que su visión y los programas que ofrecen estén orientados lo mejor posible hacia el bien común.
¿Está el Vaticano construyendo puentes con la administración Trump, o por el contrario está interponiendo un muro?
No tengo ningún conocimiento sobre eso porque no tengo comunicación con la Secretaría de Estado, que se encarga de esto. Debo decir que encuentro el Osservatore Romano, el periódico oficial del Vaticano, bastante negativo sobre el presidente Trump, y no creo que eso ayude.
El periodista Jason Horowitz dijo en el New York Times que usted tuvo una reunión con Steve Bannon en 2014. ¿Qué temas abordaron en esa reunión? ¿Existió realmente o se trataba de una “fake news”?
Muchos me han dicho que me lo han presentado, pero concretamente no hemos tenido una reunión, no lo recuerdo. Me dicen que me lo han presentado pero, para ser honesto contigo, no recuerdo ni cómo es físicamente… Nunca he tenido una reunión con él.
Entonces no tiene usted enlaces con la Administración Trump…
No, no los tengo.

Declaraciones de Arturo Sosa

¿Qué piensa de las recientes declaraciones del Padre General de la Compañía de Jesús, Arturo Sosa Abascal, en las que ha cuestionado el rigor de los santos evangelistas?
Es completamente erróneo, de hecho me parece increíble que pueda hacer este tipo de declaraciones. También necesitan ser corregidas. Hay una serie de personas que tienen que estudiarlo y corregirlo. No es razonable pensar que las palabras de los Evangelios, que después de centenares de estudios son entendidas como las palabras directas de Nuestro Señor, ahora no sean las palabras de Cristo porque en aquel entonces no había una grabadora. No lo entiendo.
Pero no es un simple error…
Es un grave error que debe ser corregido.
¿Y quién puede corregirlo?
Yo diría que la Congregación para la Doctrina de la Fe, el órgano del Papa para proteger la verdad de la fe y la moral.
Vatileaks: Las filtraciones hablan de 1.000 pisos de la Santa Sede repartidos por Roma. ¿Cree que resta credibilidad al mensaje evangélico de la Iglesia ser el mayor terrateniente de la caput mundi?
En primer lugar, no conozco la verdad sobre eso, lo que yo diría es esto: no creo que si la Iglesia es propietaria de la tierra se reste credibilidad a su mensaje, pero sí afectaría la forma en la que se administra esa tierra. De hecho, teniendo todas estas propiedades, la Iglesia podría usarlas para muchos buenos propósitos, pero la administración tiene que ser estricta y regirse según la ley de la Iglesia. No estoy diciendo que no lo sea, pero por mi parte, el único escándalo sería si de alguna manera estas propiedades no están siendo administradas correctamente.
La diplomacia vaticana ha cambiado mucho. ¿Cómo valora que se le haya dado tratamiento de “consorte” al amante homosexual del presidente de Luxemburgo?
Creo que hay que hacer algo para abordar la imagen pública que se da con estos actos. En el pasado, la Santa Sede simplemente, de una manera muy discreta y respetuosa, se negaba a permitir tales cosas, y tenemos que volver a eso. Al permitirlo abiertamente, la impresión que se da es que ahora la Santa Sede aprueba estas situaciones, por lo que tiene que ser aclarado.
También creo que se debe prestar atención a los términos y condiciones para elegir a los que son invitados oficialmente a acudir al Vaticano y a hablar en las conferencias de la Santa Sede. No entiendo que la gente que abiertamente ha desafiado a la Iglesia y a sus enseñanzas pueda ser invitada a este tipo de conferencias.
Como Paul Ehlrich…
Exactamente, Paul Elrich… un ejemplo paradigmático…
Sí, pero el que fue responsable máximo de esa invitación fue el cardenal Ravasi, quien escribió “Cari fratelli masoni” en Il Sole 24…
Sí, no he leído ese texto, pero quienquiera que sea responsable, debe dar una respuesta.
¿No ha leído la carta del cardenal Ravasi?
No he leído esa carta. No la he leído, probablemente debería. Sí he oído hablar de ella.
El Papa ha confirmado que desde ahora, las bodas celebradas por los sacerdotes de la FSSPX van a ser reconocidas.
No lo he leído todavía, esa es una decisión muy significativa del Santo Padre y también indica que de alguna manera debe haber una reconciliación con la FSSPX. Básicamente lo que el Papa está diciendo es que los sacerdotes de esta sociedad, cuando celebran estos matrimonios, están ejerciendo la jurisdicción de la Iglesia Católica romana, por lo que es muy interesante.
¿Cree que la prelatura personal es una buena vía para la reconciliación?
Creo que podría ser una manera muy eficaz para la reconciliación.
¿Sería una buena noticia?
Sí. Rezo por ello y espero que ocurra. Pero la reconciliación, por supuesto, tiene que basarse en un entendimiento común, porque no podemos hacerlo sin más, ya que de lo contrario podrían darse todo tipo de conflictos y dificultades. Deben asegurarse de que hay un entendimiento común con respecto a todas las dudas que en el pasado la FSPPX ha tenido sobre la Iglesia, la Santa Sede y la dirección de la Iglesia Católica.

Esperanza para la familia y la Iglesia

El Cardenal Sarah advertía en el Sínodo de dos amenazas que se ciernen sobre la Iglesia: el islam y la ideología de género. ¿Cree que el islam es compatible con la convivencia en Occidente?
Estoy de acuerdo con el Cardenal Sarah. Estas son las dos grandes amenazas de la actualidad y también tengo una convicción muy fuerte de que una de las principales formas de abordarlas es a través de la educación, y que tenemos que asegurarnos de que en nuestras escuelas y en nuestras universidades se enseñe la verdad.
Ambas se ciernen sobre la misma naturaleza humana. Toda la cuestión del género, que es una creación completamente artificial de una cierta ideología, y también que se enseñe la verdad acerca del islam. La naturaleza del islam es una forma de gobierno según sus propias creencias o principios que pretende gobernar el mundo. Y también acerca de Alá, la figura de Alá en el Corán y en otros escritos islámicos es completamente diferente del Dios de la fe judeocristiana.
¿Qué razones para la esperanza tiene una familia católica en el mundo de hoy, marcado por la cultura de la muerte y donde la ideología de género es considerada como la única verdad sobre el ser humano?
Por supuesto que hay razones para la esperanza porque Cristo siempre está dando su Gracia a los individuos y a las familias. Y toda esta situación puede transformarse por los individuos y las familias. Ahora viajo a muchos países. En América y en todas partes me encuentro con gente joven y familias jóvenes católicas y otras no tan jóvenes muy comprometidas, y esto me da esperanza, porque cuanto más podamos animarnos unos a otros para ser fieles en Jesucristo, entonces el mundo podrá ser transformado.
¿Qué consejo le daría a las familias católicas que quieren que sus hijos crezcan en libertad?
Mi consejo sería que recéis, que os confiéis a la oración y hagáis de la oración, especialmente en la Santa Eucaristía y en la confesión, el centro de la vida familiar. Prestad mucha atención para educar a vuestros hijos en las enseñanzas de la Iglesia y en la ley moral, y en tercer lugar, trabajad junto a otras familias para alentaros unas a otras y convertiros en la gran fuerza del mundo.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Pobre que no defiende a Cristo en la Eucaristía ha puesto la fidelidad a Bergoglio antes que la de Dios.