sábado, 15 de abril de 2017

Jesuita premiado por los LGBT, consultor del Vaticano en Comunicación


El nombramiento del jesuita de James Martin en el Vaticano sólo envalentonará a los activistas LGBT


13 de abril de 2017 (LifeSiteNews) - p. James Martin, SJ, editor de la revista jesuita America, ha aparecido en dos titulares la semana pasada.

En primer lugar, los principales funcionarios eclesiales del Vaticano y de los Estados Unidos respaldaron su próximo libro pro gay, Building A Bridge (Construir un puente): Cómo la Iglesia Católica y la comunidad LGBT pueden entrar en una relación de respeto, compasión y sensibilidad.

Entonces, en un movimiento imprevisto, el Vaticano llamó al P. Martin como consultor de comunicaciones de la Secretaría de Comunicaciones de la Santa Sede.

Varios meses antes de todo esto, el P. Martin recibió un premio del grupo LGBT, New Ways Ministry, un grupo previamente condenado por representarse como una organización católica. Su discurso de aceptación se convirtió en el esquema general de su nuevo libro. De hecho, el nombre del premio que él recibió del grupo pro homosexual se llama "Galardón Construir un Puente de New Ways Ministry", expresión incluida en su nuevo libro.

La disidente católica, Hermana Jeannine Gramick, cofundadora del Ministerio de New Ways, apoyó su respaldo: "El Padre Martin muestra cómo el Rosario y la bandera del arco iris pueden unirse pacíficamente".

Y eso es un signo visible y palpable de la desconexión, la contradicción y quizás la auto-acusación para el padre Martin de sus esfuerzos de constructor de puentes. Estos dos no pueden reunirse pacíficamente porque son antitéticos, estando en una dura oposición.

En julio de 2015, en America Magazine, Fr. Martin escribió un breve comentario, "Satanic Group Playing with Fire", dirigido a un grupo satánico de Detroit que erigió una estatua de "Baphomet", un dios con cabeza de cabra que se ha convertido en una especie de sustituto de Satanás. dijo:

Estas personas no tienen ni idea con qué tipo de fuerzas están tratando. En mi vida como sacerdote jesuita, y especialmente como director espiritual, he visto gente luchando con el mal de la vida real. En los Ejercicios Espirituales, su manual clásico sobre la oración, San Ignacio de Loyola, fundador de los jesuitas, llama a esta fuerza ya sea el "espíritu maligno" o "enemigo de la naturaleza humana". Una fuerza real, tan real como la fuerza que atrae a Dios.
Mientras que las palabras de Martin se dirigen a la estatua de un grupo satánico que inspira a los seguidores "religiosos" del Diablo, sus palabras se aplican igualmente a aquellos que buscan elevar el arco iris y las pancartas de "igualdad matrimonial" dentro de la iglesia. También podrían aplicarse a su intento de construir un puente que no conduce a la libertad de una nueva vida a través de las Buena Nueva del Evangelio respecto a los homosexuales, sino a la prisión permanente, por un modo de vida del cual es ya bastante difícil apartarse.

El panorama

El gobernante de este mundo (Satanás) está haciendo incursiones gigantescas en la cultura popular donde quiera que puede, y se deleita especialmente infiltrando las iglesias 

La bandera del arco iris es más que un símbolo benigno de la solidaridad LGBT. Su existencia es una condena del derecho natural, y una afirmación agresiva de una ideología anti-complementaria, anti-conyugal, ajena al Evangelio. Más recientemente se ha convertido en un signo de persecución contra los cristianos que no se arrodillan a sus exigencias de fidelidad y reverencia. Preguntemos a ciertos floristas, pasteleros y empleados oficiales - ellos te lo dirán.

Los símbolos de la igualdad del "matrimonio" homosexual (respecto al matrimonio) no tienen sitio en la iglesia o entre los cristianos, porque al introducirlos jugamos con fuego: Su presencia en las iglesias de todo el país y en todo el mundo es una descarada declaración del desprecio de Satanás por Cristo y Su Esposa , la Iglesia.
 (...)
 Es posible que los esfuerzos de Martin estén poniendo la alfombra roja para una creciente colonización ideológica de la iglesia en los Estados Unidos, y ahora, con su nombramiento en la oficina de comunicación del Vaticano, en el mundo entero.

1 comentario:

Jose E. Lugo Medina dijo...

Lo triste de todo esta situación es que el demonio los utiliza , tanto a los homosexuales , como la masonería eclesiástica, para demoler la doctrina de Cristo. Éstos grupos utiliza los signos religiosos y bíblicos y le dan otro significado ( arco iris , el triángulo, etc.) la escalada del maligno en la Iglesia cada vez es mayor la quiere asimilar al mundo que ya está dominado por el maligno.

Parroquia en un club homosexual

Parroquia de Nueva York organiza celebración en famoso club homosexual Therapy  Por Anita Carey • ChurchMilitant.com • 27 de abr...