Lo que los condenados darían por ver a Dios



De 'El dogma del infierno, ilustrado por hechos tomados de la historia profana y  sagrada,' por el Rev. F.X. Schouppe"

Un santo sacerdote estaba exorcizando a un endemoniado y le preguntó al demonio qué dolores estaba sufriendo en el Infierno.

-Un fuego eterno -respondió-, una maldición eterna, una rabia eterna y una espantosa desesperación al no poder mirar jamás a Aquel que me creó."

-¿Qué harías para tener la dicha de ver a Dios?"

-Por verlo, sólo por un momento, de buena gana consentiría en soportar mis tormentos durante 10.000 años. 

¡Pero, vanos deseos! ¡Yo sufriré para siempre y nunca más lo veré!

Comentarios