viernes, 5 de mayo de 2017

Bergoglio y su psicosis con la rigidez y la hipocresía



A Bergoglio no le preocupan los traidores masones, homosexuales e hipócritas que disfrazados de cardenales, curas u obispos dedican sus vidas a demoler la Iglesia, y por eso no menta este gravísimo problema en las homilías, aunque sí haya criticado a la curia ordinaria en no pocas ocasiones. No censura la labor anticrística de sus compinches dejándoles decir barbaridades y profanar el Santísimo Sacramento de la Eucaristía como a los de Malta o Buenos Aires, por no hablar de los que realizan ministerios y misas para homosexuales a lo largo y ancho de EEUU. 
Sin embargo, invierte sus energías en asociar una y otra vez, a los católicos con todo tipo de taras, dedicándoles epítetos injuriantes que ya cansan por repetitivos. Si hace unos días, en su viaje a Egipto (fuente ALETEIA) dijo el siguiente disparate: 
“Para Dios, es mejor no creer que ser un falso creyente, un hipócrita”, afirmó el Papa, que explicó que una verdadera fe “nos lleva a proteger los derechos de los demás, con la misma fuerza y con el mismo entusiasmo con el que defendemos los nuestros. 

O en un encuentro informal con los novicios y prenovicios salesianos de Italia, recibiéndoles en Santa Marta, afirmó: "Lo que es importante, es “acompañar” a estos jóvenes, porque “en el camino hay muchas sorpresas de Dios o que no son de Dios. Hay que estar atentos y ayudarles a afrontar estas sorpresas. Si son dificultades, mirarlas de frente. Y ayudarles a alejar toda forma de hipocresía. Esta es una peste: la hipocresía en la Iglesia, la hipocresía del digo una cosa y hago otra….

Hoy (5/5/2017) en la homilía de Santa Marta ha denunciado a los cristianos rígidos:"Son personas rígidas que viven una doble vida: se hacen ver buenas, sinceras, pero cuando nadie las ve, hacen cosas feas. Por otro lado, este joven (Saulo) era honesto. Él creía eso. Creo que, cuando digo esto, de los muchos jóvenes de la Iglesia de hoy que han caído en la tentación de la rigidez. Algunos son sinceros, son buenos. Debemos orar para que el Señor los ayude a crecer en el camino de la mansedumbre. "Otros, dijo, "utilizan la rigidez para cubrir la debilidad, el pecado, los problemas de personalidad; Y usan la rigidez "para construirse a expensas de otros. El Papa Francisco dijo que así Saúl se volvía cada vez más rígido, hasta el punto de que no podía tolerar lo que consideraba una herejía; Y así comenzó a perseguir a los cristianos”. 

¿Es también esta rigidez e hipocresía una alusión a los cardenales de la Dubia o a los incesantes reclamos de los laicos que no tragan con la distorsión doctrinal generada, sobre todo, pero no únicamente, con Amoris Laetitia?

Y hablando de hipócritas. ¿No es Bergoglio el grandísimo hipócrita que revestido de vicecristo lleva a profanarlo en la Eucaristía habiendo abierto la puerta a la Comunión para los adúlteros, haciéndose pasar por un pastor misericordioso con los pecadores pero que entrega a un Dios indefenso para que sea flagelado en las hostias consagradas?

1 comentario:

Anónimo dijo...

“¿cómo no odiar, oh Señor, a los que te odian? ¿cómo no aborrecer a los que se levantan contra ti?
¡Sí, los odio con el más completo odio y los tengo por mis enemigos!” (Sal 138, 21-22).

¿Un marxista en la sede de Pedro?

FRANCISCO, EL PAPA COMUNISTA POR  ADRIANA VIGILANZA  11 NOV 2016 Los venezolanos debemos agradecer a la Provid...