Devoción de los 1os Sábados de Mes aseguran la salvación eterna

             FÁTIMA y la DEVOCIÓN de los  PRIMEROS SÁBADOS de MES     
 


 Esta devoción (pedida por Nuestra Señora de Fátima, como reparación por las blasfemias contra su Inmaculada Concepción, su Virginidad Perpetua, su Maternidad Divina, la profanación de sus imágenes…) lleva asegurada la salvación eterna. 




CONDICIONES:

1. Confesión. Una confesión, además de válida (confesar con arrepentimiento y propósito de enmienda el número exacto de pecados mortales, si se conoce, o, si no, el nº aproximado, o, si se está en gracia, confesar los pecados veniales que se tengan), debe también ofrecerse en el espíritu de reparación al corazón inmaculado de María. Puede hacerse el mismo primer sábado o algunos días antes o después del primer sábado—y si la persona se olvida de poner la intención reparadora en la confesión, puede hacerlo en la siguiente confesión.
2. Comunión. La comunión de reparación debe ser sacramental, en gracia de Dios y con la intención de hacer la reparación. Debe hacerse dentro de las 24 horas del primer sábado.
3. Rezar una parte (cinco misterios) del Santo Rosario
4. Meditar el Rosario por 15 min. acompañando a María.
Puede ser sobre un solo misterio por 15 minutos, varios, o todos. Esta meditación debe hacerse en el espíritu de reparación al inmaculado corazón de María.
5. Que sean 5 primeros sábados de mes consecutivos sin interrupción.
Si en el momento de la muerte, el alma que haya hecho esta devoción está en gracia, Nuestra Señora la consolará y la ayudará resistir al diablo en su último intento de llevarla al infierno. Si está en pecado mortal, Ella la ayudará a arrepentirse de forma que se beneficie de los frutos de la redención y sea salvada. 
6. Tener la intención de consolar, honrar y desagraviar al Inmaculado Corazón de María en todo lo dicho anteriormente.

Comentarios

nazareusrex ha dicho que…
La foto de ese rosario que utilizaron recientemente en Fatima parece que tuviera una cruz invertida.
Anónimo ha dicho que…
Tienes razón!! Como señalaba un artículo publicado, Fátima ya está en manos de masones.