sábado, 13 de mayo de 2017

Fátima, un regalo y una responsabilidad





Hace justamente 100 años, un 13 de mayo, acaeció un fenómeno sobrenatural en Fátima, Portugal, que debería haber involucrado los destinos de la humanidad para su mejora. Sin embargo, las llamadas del Cielo para evitar guerras, desastres naturales y sobre todo, la perdición eterna de las almas fue desatendida.
Mensajes proféticos y escatológicos dados por la Madre de Dios, y por tanto, avisos maternales que quisieron transmitir el degradado estado espiritual en el que se encontraban los habitantes de la Tierra y que desembocaron en una visión del Infierno como destino de los pecadores, en una admonición a la conversión de vida urgente y un acercamiento a la realidad eucarística.

Fátima es actualmente el destino de millones de peregrinos que acuden a pisar los lugares donde la Madre de Dios se apareció, pero que no ha dejado nunca la polémica.  Y quizá lo más llamativo, si dejamos a parte el milagro del sol, ocurrido y fotografiado en octubre de 1917, es el ocultamiento por varios pontífices del llamado Tercer Secreto, recibido por Lucía de boca de la Virgen, que describía la corrupción de la cúspide de la Iglesia Católica. Este hecho, unido al fracaso repetido de estos papas en consagrar a Rusia correctamente, ha propiciado, según predijo Ella, una expansión del comunismo-socialismo, y las políticas globalistas pseudocomunistas disfrazadas de democracia, que dominan férreamente a la mayoría de la población del mundo. 

(NOTA: )En la reciente entrevista con Faithful Insight, dijo el Padre Amorth: “La Consagración no ha sido hecha. Estaba yo presente en la Plaza de San Pedro el 25 de marzo. Estuve en la primera fila, casi bastante próximo como para tocar al Santo Padre. Juan Pablo II quería consagrar Rusia, pero su séquito no, temiendo que los ortodoxos se enemistasen”.
El Padre Amorth continúa: “Por lo tanto cuando Su Santidad consagró el mundo, de rodillas, agregó una frase improvisada de que estaba consagrando ‘los pueblos de los cuales Tú estás esperando nuestra consagración y nuestra confiada entrega’. Por tanto, indirectamente, esto incluyó Rusia. Sin embargo, una consagración específica no ha sido hecha aún. En cualquier momento se puede hacer. Ciertamente será hecha, claro que sí...” 


Algunos dicen que la Tercera Guerra Mundial ya ha comenzado, y sin embargo, la Virgen nos dio un arma invencible para la pacificación del mundo y de las almas, el rezo del Rosario. Nadie podrá decir que el Cielo se ha despreocupado del destino del hombre, pero ahora debemos responsabilizarnos, evitando males irremediables que amenazan la pervivencia de la humanidad en nuestro planeta y la salvación espiritual de cada uno. 


Clara Jiménez

No hay comentarios:

Nueva Evangelización creativa en España

La parroquia es mucho más que un edificio. (...), cada vez más parroquias españolas se están atreviendo a cruzar la calle para b...