Francisco alaba metas antivida y antifamilia de las Naciones Unidas

https://www.lifesitenews.com/opinion/catholic-prelates-are-embracing-the-anti-family-agenda.-heres-proof
 
Imagen del programa vaticano meeting point
(...)

Educación sexual y la Santa Sede 
Hay una oposición a la enseñanza católica por parte de las iglesias locales, (por eso) es natural que los católicos recurran a las enseñanzas oficiales de la Iglesia, tales como la defensa de los derechos de los padres que se encuentran en las enseñanzas de los papas, León XIII, Pío IX y Juan Pablo II o al tratamiento detallado de la educación sexual que se encuentra en La Verdad y el Significado de la Sexualidad Humana producido por el Consejo Pontificio para la Familia en 1995.

Trágicamente, sin embargo, la adhesión a la enseñanza anterior de la Iglesia sobre la educación sexual no se encuentra en la reciente exhortación apostólica Amoris Laetitia, que incluye una sección titulada "Sí a la educación sexual", traducida en la versión inglesa como "The Need for Sex Education" . Esta sección no hace ninguna referencia al papel de los padres en la educación de sus hijos en el área de la sexualidad, pero sólo hace referencia a las "instituciones educativas". Sin embargo, de acuerdo con la enseñanza católica, de la Familiaris Consortio, la educación sexual es "un derecho y un deber básicos de los padres" que "siempre debe llevarse a cabo bajo su guía atenta, ya sea en casa o en centros escolares elegidos y controlados por ellos ". Amoris Laetitia hace una breve referencia a los derechos generales de los padres en un capítulo anterior, pero la omisión de cualquier referencia a los derechos de los padres en todo el capítulo sobre educación
Toda esta sección de Amoris Laetitia, al situar la educación sexual en el contexto de las instituciones educativas más que de los padres y el hogar, está en conflicto con el enfoque tradicional de la Iglesia.

La Verdad y el Significado de la Sexualidad Humana enseñó, por ejemplo, que para que la educación en "sexualidad y castidad" corresponda a las necesidades objetivas del amor verdadero, los padres deben proporcionar esta educación dentro de su propia responsabilidad autónoma ".

Y que:

"Cada niño es una persona única e irrepetible y debe recibir formación individualizada. Dado que los padres conocen, comprenden y aman a cada uno de sus hijos en su singularidad, están en la mejor posición para decidir cuál es el momento adecuado para proporcionar una variedad de información, de acuerdo con el crecimiento físico y espiritual de sus hijos. Nadie puede tomar esta capacidad de discernimiento fuera de los padres ... Por lo tanto, los aspectos más íntimos, ya sean biológicos o emocionales, deben ser comunicados en un diálogo personalizado ".

Y la Iglesia sostiene:

"... el derecho del niño y del joven a ser adecuadamente informados por sus propios padres sobre cuestiones morales y sexuales" (Nº 119)

...

"Otros educadores pueden ayudar en esta tarea, pero sólo pueden tomar el lugar de los padres por razones serias de incapacidad física o moral." (No. 23)

El Pontificio Consejo para la Familia, sin embargo, ya no sigue esta enseñanza. El Pontificio Consejo, desde la promulgación de Amoris Laetitia, ha publicado su propio programa de educación sexual, titulado The Meeting Point. Este programa, que está destinado a ser enseñado en las escuelas, en aulas mixtas, y no por los padres, contradice la enseñanza recién citada. No transmite adecuadamente las enseñanzas morales católicas, adopta un enfoque secularizado y expone a los niños a imágenes obscenas y pornográficas.

El Dr. Rick Fitzgibbons, psiquiatra y profesor adjunto del Instituto Pontificio Juan Pablo II para el Estudio del Matrimonio y la Familia, en la Universidad Católica de América, ha planteado serias dudas sobre el programa. Me gustaría leer una versión abreviada de un análisis proporcionado por el Dr. Fitzgibbons:

"Como psiquiatra, he trabajado extensamente con jóvenes católicos severamente dañados psicológicamente por el divorcio de sus padres, frecuentemente permitidos por anulaciones 'fáciles' de los matrimonios sacramentales de sus padres, en desprecio por la justicia, la misericordia y la ciencia psicológica, y por las epidemias del narcisismo, la marihuana, la pornografía y la adicción sexual (usar a otros como objetos sexuales) y por la enorme presión de los compañeros para ser sexualmente activos y víctimas de los conflictos psicológicos de sus padres, hermanos y compañeros.

"Sin embargo, en mi opinión profesional, la más peligrosa amenaza para la juventud católica que he visto en los últimos 40 años es el nuevo programa de educación sexual del Vaticano, The Meeting Point: Curso de Educación Sexual Afectiva para Jóvenes. 
Imagen de meeting point


"El Punto de Encuentro fue lanzado en la Jornada Mundial de la Juventud en Polonia por el Consejo Pontificio de la Familia, bajo la dirección del Arzobispo Paglia y ahora está disponible on line, de forma gratuita, en cinco idiomas diferentes. ...

"En una cultura en la que los jóvenes son bombardeados por la pornografía, me sorprendió especialmente las imágenes contenidas en este nuevo programa de educación sexual, algunas de las cuales son claramente pornográficas. Mi reacción profesional inmediata fue que este enfoque obsceno o pornográfico abusa psicológicamente y espiritualmente a los jóvenes.

"Los jóvenes también son perjudicados por la omisión de no advertirles de los peligros a largo plazo de los comportamientos promiscuos y el uso de anticonceptivos. 

Como profesional que ha tratado tanto a los sacerdotes culpables de abuso como a las víctimas, lo que me pareció especialmente preocupante fue que las imágenes pornográficas de este programa son similares a las utilizadas por los adultos predadores sexuales de adolescentes. Para el desarrollo y la liberación de este nocivo programa, se debe exigir al Arzobispo Paglia, ex dirigente del Consejo Pontificio de la Familia, que se someta a una evaluación por parte de una junta de revisión, tal como se describe en las normas de la Carta de Dallas por poner en riesgo a los jóvenes . 

Tal revisión es particularmente importante ya que ahora se encarga de enseñar  sexualidad y matrimonio en el Instituto Juan Pablo II para Estudios de la Familia ". El programa Meeting Point constituye un abuso sexual de adolescentes católicos en todo el mundo y revela una ignorancia sobre la enorme presión sexual sobre la juventud hoy y dará lugar a una posterior confusión en aceptar la enseñanza de la Iglesia. Representa una grave crisis futura en la Iglesia y, en particular, para la juventud y las familias católicas, en proporciones mucho mayores que la escandalosa crisis de abusos sexuales de la juventud recientemente tan ampliamente difundida en la prensa ". 


Resumiendo, existe una clara similitud entre programas como los producidos por el Servicio de Educación Católica de Inglaterra y Gales, el Pontificio Consejo para la Familia de Roma y los materiales examinados en el video la guerra a los niños: https://vimeo.com/159811104  . 

Podemos ver una clara convergencia entre el enfoque adoptado por los activistas de los derechos sexuales radicales y el adoptado dentro de las instituciones y estructuras de la Iglesia Católica. 

Esta convergencia quizás no está en ninguna parte más clara que en el respaldo del Papa Francisco a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. 

En el mensaje de Francisco del 1 de sept de 2016: "Para la celebración de la jornada mundial de oración por el cuidado de la creación", el Papa dijo que: "se ha sentido satisfecho de que en septiembre de 2015 las naciones del mundo adoptaran los Objetivos de Desarrollo Sostenible". 


En su discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas el 25 de septiembre de 2015, había dicho que: "La adopción del Programa de 2030 para el Desarrollo Sostenible en la Cumbre Mundial, que se abre hoy, es un importante signo de esperanza". 

 El 25 de mayo de 2016, el Arzobispo Jean-Marie Mupendawatu, del Pontificio Consejo de Trabajadores de la Salud, hizo una intervención en la Asamblea Mundial de la Salud en Ginebra, en la cual declaró, que la Santa Sede da la bienvenida a los SDG (Objetivos del Desarrollo Sostenible) . 

El Objetivo 3, incluye una meta que pide el acceso universal a los "derechos sexuales y la salud reproductiva ", es decir, el aborto y la anticoncepción, por lo que el arzobispo Mupendwatu está afirmando aquí, en nombre del Pontificio Consejo de Trabajadores de la Salud, que el acceso universal al aborto y la anticoncepción es clave para lograr la salud universal. 

También estarán ustedes al tanto de otras colaboraciones de alto nivel entre los órganos de la Santa Sede y el movimiento de control de la población, en particular por las Pontificias Academias de Ciencias y Ciencias Sociales, que celebraron recientemente un seminario en el que participaron importantes responsables de la población, entre ellos Paul Ehrlich

 Es claro entonces que la crisis en la Iglesia ha alcanzado su punto más grave todavía. 


Los hombres de iglesia de todos los niveles de la jerarquía están adoptando una agenda radicalmente destructiva de la vida humana y de la familia, que es la base misma de la sociedad humana. El Papa Francisco mismo ha declarado estar "gratificado" por, y considera "un importante signo de esperanza", objetivos que efectivamente exigen el acceso universal al aborto, la anticoncepción y la educación sexual para el año 2030. 

Oremos con renovada esperanza y fervor a Nuestra Señora De Fátima, en este año centenario, para aplastar la cabeza de Satanás y para que pronto podamos presenciar el Triunfo completo de Su Inmaculado Corazón.

Comentarios