Francisco, Maradiaga y las lenguas viperinas


Las afirmaciones recientes de Francisco sobre las lenguas de serpiente (*), van como anillo al dedo a las declaraciones injuriantes de Maradiaga, mucho más que a los simples laicos, a quienes Bergoglio suele apedrear con epítetos nada bonitos, llegando a decir que impiden entrar en la Iglesia a los paganos por su afición a la crítica, al chisme...: "Si estos son cristianos, prefiero seguir siendo pagano." cristianos que, además, son la serpiente que aplasta el pie de María.

¿Y por qué no le dice esto a Maradiaga? Es indudable que merece refrenar su lengua serpentina contra los cardenales Burke y Müller (**), y aleja, efectivamente, a muchos protestantes que querrían hacerse católicos, pero que viendo las incoherencias del equipo de Bergoglio en oposición al Magisterio de siempre, se retraen. 


Gravísima responsabilidad no sólo de Maradiaga y demás modernistas-progresistas sino sobre todo de Francisco que lo permite no haciéndolos callar, adalid, él mismo, de la redefinición de proselitismo: "un-pecado-grave-contra-el-ecumenismo":

(**)En una nueva entrevista, el cardenal Rodríguez Maradiaga  insulta a Burke diciendo que es "un hombre decepcionado porque quería poder y lo perdió". Insinúa que Burke pensaba que era la máxima autoridad en los Estados Unidos".
 El cardenal Burke no es el Magisterio, siguió Maradiaga: el Santo Padre es el Magisterio, enseña a toda la Iglesia, el otro sólo pronuncia su pensamiento y no merece más comentarios, son sólo palabras de un pobre hombre"
(...)Maradiaga también criticó las escuelas de pensamiento conservador en el catolicismo, de las cuales Burke se ve a menudo como símbolo.
"Estas corrientes de la derecha católica son personas que buscan el poder y no la verdad, y la verdad es una", dijo. "Si pretenden encontrar alguna" herejía "en las palabras de Francisco, están cometiendo un gran error, porque piensan sólo como hombres y no como el Señor quiere.
"¿Qué sentido tiene publicar escritos contra el Papa, que no lo perjudican a él sino a la gente común? ¿Qué logra una derecha cerrada en ciertos puntos? ¡Nada!
"Los que son orgullosos, arrogantes, que creen que tienen un intelecto superior ... pobres gente! El orgullo también es una forma de pobreza ", dijo.

En el pasado, el Card. Rodríguez Maradiaga también atacó públicamente a Card. Müller, Prefecto de la CDF.



Carol Glatz May 22, 2017 CATHOLIC NEWS SERVICE

(*)Durante su visita a una parroquia en las afueras de Roma, el Papa Francisco advirtió que el pecado cometido con más frecuencia en las parroquias y grupos cristianos es el chismorreo y el apuñalamiento (verbal) mutuo, que no sólo divide a la comunidad, sino que expulsa a las personas que vienen a buscar a Dios


"En verdad, esto me duele hasta el fondo. Es como si lanzáramos piedras entre nosotros, uno contra el otro. Y el diablo lo disfruta; Es un carnaval para el diablo ", dijo a los feligreses en su homilía durante una misa vespertina en una parroquia en las afueras de Roma el 21 de mayo.

(...)
"Es tan espantoso ver a estas personas que se llaman a sí mismas cristianas, pero están llenas de amargura" o de ira. (...)
El diablo sabe cómo debilitar los esfuerzos para servir a Dios de las personas y salvaguardar la presencia del Espíritu Santo dentro de ellos. "Él hará todo para que nuestra lengua no sea tierna y no respetuosa", dijo el Papa.
"Una comunidad cristiana que no protege al Espíritu Santo con ternura y respeto" es como la serpiente con la lengua larga y larga, que es representada en las estatuas como aplastada bajo el pie de María.

El Papa Francisco dijo que un sacerdote le contó una vez sobre algunas personas en una parroquia cuyas lenguas eran tan largas de chismes que "podían tomar la Comunión desde la puerta principal; Podían llegar al altar con la lengua que tenían.

"Este es el enemigo que destruye nuestras comunidades - los chismes", dijo, agregando que también era "el pecado más común en nuestras comunidades cristianas".
Una lengua que se jacta o se muestra "por ambición, envidia, celos" no sólo divide a los ya reunidos, sino que expulsa a los recién llegados, dijo.

Cuántas personas entran en una parroquia en busca de la paz y la ternura de Dios, pero en cambio se enfrentan a chismes, la competencia y la "lucha interna entre los fieles.

-¿Y entonces qué dicen? "Si estos son cristianos, prefiero seguir siendo pagano." Y se van, decepcionados ", dijo. "Son los que los empujan fuera."

Comentarios