Golpe judicial contra lobby homosexualista



Victoria cristiana contra homosexualistas: Los cristianos estadounidenses no tendrán obligación de imprimir textos pro homosexuales

El 12 de mayo, un tribunal federal estadounidense dictaminó que Blaine Adamson no puede verse obligado a imprimir textos homosexualistas que contradigan sus creencias cristianas.

Adamson dirige una pequeña imprenta en Lexington, Kentucky. En 2012, los homosexuales le pidieron que les imprimiera camisetas con consignas homosexuales. Se negó a referirse a otras impresoras: "No dejo mi fe en la puerta cuando entro en mi negocio."Los homosexuales presentaron una denuncia ante la llamada Comisión de Derechos Humanos, que condenó a Adamson a imprimir las camisetas y a asistir a una sesión de lavado de cerebro llamada "entrenamiento para la diversidad”. 

Esta decisión fue anulada en 2015 por un tribunal de Kentucky que dictaminó que la Comisión violó el derecho de Adamson a la libertad de expresión. El viernes, la Corte de Apelaciones de Kentucky confirmó esta decisión.

Comentarios