lunes, 15 de mayo de 2017

Jerarcas herejes ecumenistas dirigieron el Santuario de Fátima


Una noticia de hace años para que veamos cómo el demonio se ha colado en Fátima:

El sacerdote indú se ubicó en el altar que está frente a la imagen de Nuestra Señora y  usó ese altar, frente al que se ubicó, para entonar su oración a Vishnu para el Shanti, de pié en el preciso lugar donde un sacerdote católico estaría cuando celebra el Novus Ordo Missæ.

“Fátima rechaza el control del Papa”

Nuevos Estatutos Transfieren Fátima al Control de Cuatro Obispos

Nota del Editor: Como resultado de repetidos reportajes de The Fatima Crusader y de otros periódicos católicos sobre el escándalo por las locuras ecuménicas del Rector Guerra, el
Vaticano intervino finalmente, como se explica en el informe que sigue.

por John Vennari ______________________________________________________________________________
Correio da manhã, el segundo periódico en importancia en Portugal, tituló la noticia en su primera plana del 12 de febrero de 2006: “Fátima rechaza el control del Papa”. Y la subtituló: “El Obispo Carlos Azevedo garantiza que el Vaticano nunca controlará el Santuario y el Obispo Januário Torgal refuerza que ‘Fátima no necesita ningun policía teológico’.”

Ese informe apareció al día siguiente que el Expresso, otro promiente diario portugués, publicó el 11 de febrero que el Santuario de Fátima estaría cambiando sus estatutos debido a una intervención directa del Vaticano. El Santuario ahora será “dirigido por cuatro obispos y el control principal estará a cargo de la Santa Sede”. El diario afirmó más adelante que Fátima tendrá un delegado permanente del Vaticano asignado a la tarea de “vigilancia teológica”.
“La motivación de este cambio, de acuerdo a lo que Expresso verificó en varias fuentes de la jerarquía”, dijo Expresso, “es el hecho que el Rector actual ha abierto el Santuario al culto de otras confesiones religiosas. En 2001, eso ocurrió con la visita a Fátima del Dalai Lama – quien rezó en la Pequeña Capilla de las apariciones – y más recientemente, con la realización de un congreso ecuménico sobre santuarios y religiones varias y una visita de un grupo de hindúes a la Cova da Iria en 2004.”
Los hindúes hicieron más que una visita. En realidad, a ellos se les permitió cantar una oración pagana en el altar de la Pequeña Capilla de las apariciones, en el Santuario.1 Expresso informó que el Vaticano demandó explicaciones del Obispo de Leiría-Fátima, Dom Serafim Ferreira e Silva, respecto a esas acciones que fueron aún más allá del presente relajamiento de las normas de la actividad interreligiosa.2

Los nuevos estatutos

Hasta ahora, el Santuario de Fátima había sido manejado por el Rector, a quien nombraba directamente el Obispo de Leiría-Fátima. El Rector gozaba de poder absoluto en las decisiones pastorales y administrativas. “Eso no es cosa pequeña”, dijo Expresso, “cuando consideramos que en 2004 – el último año del cual se conocen las cifras recaudadas por el Santuario, y a las que Expresso tuvo acceso – Fátima registró ‘ingresos’ de más de diecinueve millones de euros y desembolsos de más de siete millones. E inversiones, en las cuales el santuario gastó once millones de euros en ese solo año, debidas en gran parte a la construcción de la Iglesia de la Santísima Trinidad, la basílica modernista de concreto que se está construyendo en Fátima.


Bajo el nuevo ordenamiento, la administración de Fátima es compartida por los tres Arzobispos de las diócesis de Braga, Evora y Lisboa. La administración incluirá también al Obispo de Fátima, pero el Rector ya no será nombrado por el Obispo de Fátima, sino por la Conferencia Episcopal Portuguesa (CEP). Claramente, el Obispo de Fátima y el Rector han visto recortadas sus alas, aún cuando muchos católicos se preguntan si la nueva administración manejará las cosas mejor.

“Ninguna necesidad de un policía teológico”

La Conferencia Episcopal Portuguesa (CEP) respondió a esa noticia con gemidos y rechinar de dientes. El 12 de febrero, Correio da manhã, mencionado anteriormente, citó al Obispo Carlos Azevedo, portavoz de la CEP, afirmando: “Los estatutos del Santuario de Fátima serán cambiados, pero no por una directiva o imposición del Vaticano. Eso no tendría sentido”.
El Obispo Azevedo confirmó que “el Santuario, de ahora en adelante, será regido por los Arzobispos de Braga, Evora y Lisboa – en este último caso, el Cardenal Patriarca – además del Obispo de Leiría-Fátima”. Pero el obispo restó importancia a este cambio, afirmando que esta nueva organización administrativa para Fátima “ya había sido prevista en los años 50. En la práctica, lo que estamos haciendo es reactivar la norma”.

La pretensión del Obispo Azevedo que lo que ocurre en el Santuario de Fátima es reactivar estatutos antiguos de 50 años, sobrepasa la credibilidad. Muchos observadores de Fátima han estado esperando una medida como esta durante más de un año.

En setiembre de 2004, el mismo Correio da manhã informó en su primera plana “El Vaticano está conmocionado con Fátima”. Explicó, “Roma ya ha hecho conocer a la Conferencia Episcopal Portuguesa que debe cambiar al Obispo de Leiría-Fátima, D. Serafim Ferreira e Silva (con la excusa que ya está al fin de su carrera), y reemplazar al Rector del Santuario, Monseñor Luciano Guerra. De otra manera, el Vaticano se hará cargo del manejo de Fátima en forma directa.” 3
El Rector del Santuario de Fátima, junto con el Obispo de Fátima, negaron o restaron 4 importancia a esta información, afirmando que el Vaticano “no está conmocionado con Fátima”.

El Rector Guerra anunció también entonces que él podría permanecer en su puesto hasta el 2007, hasta que la nueva basílica modernista esté terminada. El afirmó que sería “una tarea demasiado pesada” para su sucesor traspasarle el Santuario en medio de este “complejo proceso”.5

Sin embargo, un año y medio más tarde, mientras nosotros no vemos un claro control vaticano, observamos un cambio en la estructura que quita una cierta cantidad de poder y autonomía al Obispo de Fátima y al Rector del Santuario – un vuelco lo suficientemente sustancial para figurar en la primera plana de la prensa portuguesa. Eso es mucho más que una mera coincidencia.

En cuanto a la nueva administración que incluiría a un representante de la Santa Sede para asegurar “mayor vigilancia teológica”, un alto dignatario no identificado de la Iglesia Católica Portuguesa dijo a Correio da manhã, “no habrá ninguno aquí dentro; no en sus vidas”

Dom Januário Torgal Ferreira, Obispo de las Fuerzas Armadas Portuguesas, fue igualmente inflexible: “El Santuario no tiene necesidad de un policía teológico enviado por la Santa Sede. Allí no ha ocurrido nunca ninguna insensatez, ninguna desviación. Eso sería un absurdo y una situación inaceptable. Cualquier vigilancia podría dar sustento a los radicales...”
Los “radicales”, a los que se refiere el Obispo Torgal Ferreira, son sencillamente los fieles católicos que adhieren a lo que la Iglesia siempre enseñó contra los católicos empeñados en una suerte de actividad interreligiosa con los no católicos, tal como rezar en público con las falsas religiones, o más específicamente, permitir a hinduístas adueñarse de un santuario católico para un canto pagano. Fueron sin duda esos “radicales” quienes levantaron sus voces contra las recientes locuras interreligiosas en Fátima, y atrajeron la atención mundial sobre estas profanaciones.

Correio da manhã

Mas de 60 artículos en la prensa diaria portuguesa aparecieron para el tiempo en que los restos mortales de la Hermana Lucía fueron trasladados desde la ciudad de Coimbra a Fátima. Como se recuerda en este artículo, usted puede ver que el Vaticano está interviniendo para controlar las curiósas tácticas del Obispo de Fátima y del Rector Guerra. Algunos jerarcas portugueses están tratando de impedir que el Papa controle el Santuario de Fátima.

Insensatez y desviación
El Obispo Torgal Ferreira no puede ser tomado seriamente cuando dice “Allí no ha ocurrido nunca ninguna insensatez, ninguna desviación”.


La insesatez y la desviación fueron manifiestas desde octubre de 2003, cuando el Rector Guerra patrocinó un congreso interreligioso en Fátima, que incluyó negaciones expresas de la doctrina católica definida.
Fue en esa conferencia que el herético Padre Jacques Dupuis censuró el decreto infalible del Concilio de Florencia, “Fuera de la Iglesia no hay salvación”. El dijo a la audiencia, “nosotros no necesitamos invocar aquí ese texto horrible del Concilio de Florencia”.
Ese es un repudio explícito de un dogma definido de la Iglesia Católica, que podría haber resultado en la condena del Padre Dupuis por todos los Papas anteriores a 1958.
Dupuis dijo también en el congreso interreligioso del Rector Guerra, que todas la religiones – Católica, Protestante, Mahometana, Hinduísta, Budista – son positivamente queridas por Dios y estas religiones todas, son parte del “Reino de Dios”.

Esa afirmación desafía los dogmas católicos tradicionales que el Reino de Dios está solo en la Iglesia Católica, no en un conglomerado de la verdadera Iglesia de Cristo junto con las religiones falsas, artificiales, muchos de cuyos principios niegan la divinidad y la centralidad de Jesucristo, y contradicen la doctrina católica definida de una u otra manera.

El Padre Dupuis dijo más adelante que el proposito del diálogo interreligioso no es convertir a los no-católicos a la Fe Católica, sino más bien, que “los cristianos se vuelvan mejores cristianos y un hindú un mejor hindú.  (Lo mismo que ha dicho Francsico no sé cuando)

Esa es una clara negación del mandato divino dado por Nuestro Señor a Sus apóstoles: “...id pues; enseñad a todas las gentes, bautizándolas en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo”. (Mat. 28:19) ”El que creyere y fuere bautizado, se salvará, mas el que no creyere se condenará”. (Mc. 16:16)
No obstante, la disertación del Padre Dupuis en ese Congreso recibió gran aplauso por parte de los participantes, incluyendo al Rector Guerra. (Lo sé porque asistí a ese congreso de tres días y me senté cerca de él durante la intervención de Jacques Dupuis.)6

El Rector Guerra no se distanció de los desvaríos del Padre Dupuis. Es más, él censuró a los católicos preocupados quienes lo reprendieron por permitir tan evidentes herejías en su congreso en Fátima.
Más tarde, el 5 de mayo de 2004, SIC, una estación nacional de televisión de Portugal, transmitió que a un grupo de hindúes de Lisboa se le permitió adueñarse del Santuario para una oración pagana cantada, con el ‘sacerdote’ hindú de pié frente al altar católico invocando dioses falsos por la causa de la paz, mientras la congregación hindú dentro de la Pequeña Capilla cantaba las respuestas.
Esa es una profanación del santuario, desde que la Sagrada Escritura enseña que “los dioses de los gentiles son demonios” (Psalmos 95:5). Fiel a ésta verdad bíblica, San Francisco Javier, el apóstol de la India, quien conoció íntimamente el Hinduísmo, enseñó que “Todas la7 invocaciones de los paganos son aborrecibles a Dios, porque todos sus dioses son demonios”. También es un pecado público contra el Primer Mandamiento, “Yo soy el Señor tu Dios, tu no tendrás dioses extraños ante Mi”.

¿Ninguna insensatez? ¿Ninguna desviación? Si el Obispo Torgal Ferreira no puede reconocer la insensatez, la desviación e incluso la herejía de las palabras y acciones arriba mencionadas, entoces él no está en capacidad para estar en una posición de poder en la Iglesia Portuguesa, ni en cualquier otra. En realidad, solo 50 años atrás, a ninguno con esa ceguera espiritual se le hubiera permitido convertirse en monaguillo.

“Dimensiones interreligiosas y ecuménicas”

En cuanto a las ceremonias interreligiosas en el Santuario, el Obispo Azevedo dijo a Correio da manhã que nunca habría una celebración ecuménica en Fátima, y que el Santuario es, y será siempre un espacio de la Iglesia Católica, pero que estará también “obviamente abierto a reuniones con otras religiones”.
Correio da manhã informó que Monseñor Serafim Ferreira e Silva, Obispo de Leiría- Fátima, y Monseñor Guerra, Rector del Santuario de Fátima, rechazaron comentar sobre la cuestión de la nueva administración de Fátima.

“Nosotros queremos ser mejores”, dijo da Silva, “queremos tender una mano, incluso en dimensiones interreligiosas y ecuménicas, para establecer el reinado de la verdad, la justicia, el amor y la paz. Nosotros queremos ser más felices y más piadosos”. El dijo esto ante los restos de la  (falsa) Hermana Lucía y ante una multitud de más de 100.000 peregrinos que asistían a la Misa en el Santuario de Fátima. Correio da manhã hizo la crónica de las palabras del obispo bajo su titular del 20 de febrero, “El ‘Altar del Mundo’ quiere diálogo interreligioso”.

El obispo dijo también que para el 13 de mayo de 2006, él “ya no participará en las ceremonias como obispo diocesano, pero sí como devoto de Fátima y como residente en el área”.8 Eso solo significa que para el 13 de mayo, Dom Serafím Ferreira e Silva ya no será Obispo de Leiría-Fátima.

Lo que el futuro reserva, está por verse. Lo conocido hasta aquí es que hubo verdaderamente una conmoción en el Santuario de Fátima, debida indudablemente a la protesta de los católicos alrededor del mundo, preocupados contra la nueva orientación ecuménica que está asomando la cabeza en Fátima.





Notas:
  1. Para conocer la historia y la evidencia fotográfica, ver “Fotografías de una Profanación, foto- reportaje de un ritual hinduísta en Fátima,” J. Vennari, publicado por el Fatima Center (escreva La Cruzada de Fátima y pida un ejemplar gratuito) en el sitio web: http://www.fatima.org/news/newsviews/0704desec.asp.
  2. Expresso afirmó que fue el entonces Cardenal Ratzinger quien presionó al Obispo de Fátima, mientres el periódico Público sostuvo el año pasado que el pedido de una explicación por parte del Vaticano fue dirigido por la Congregación para el Culto Divino. (Público, 13 de octubre de 2004)
    5
http://www.fatima.org/span/crusader/cr82/cr82pg20.pdf

  1. “El Vaticano está conmocionado con Fátima”, Correio da manhã, 29 de setiembre de 2004.
  2. Ver “El Vaticano pide la renuncia del Obispo de Fátima y del Rector del Santuario”, J. Vennari, Catholic Family News, noviembre de 2004. Publicado también por el Fatima Center en su sitio web: http://www.fatima.org/news/newsviews/120804vatican.asp.
  3. Ibid.
  4. "¿Se convertirá Fátima en un santuario interreligioso? Un relato de uno que estuvo allí", J. Vennari, The Fatima Crusader, invierno 2004, edición 75. También en su sitio web http://www.fatima.org/news/newsviews/sprep111303.asp.
  5. Saint Francis Xavier, James Bodrick, S.J., (New York; Wicklow Press, 1952), p 135.
  6. “El Obispo admite que las tumbas de los videntes serán transferidas al Mausoleum”, Diário
    de Coimbra, 20 de febrero de 2006. 

1 comentario:

nazareusrex dijo...

http://www.fatima.org/span/crusader/cr75/cr75pg16.pdf

Nueva Evangelización creativa en España

La parroquia es mucho más que un edificio. (...), cada vez más parroquias españolas se están atreviendo a cruzar la calle para b...