Las iglesias feas perjudican a las almas

Las iglesias deben ser bellas porque las iglesias feas son malas para nuestras almas

por ChurchPOP  


¿Está la belleza realmente “ en los ojos del espectador"?

No, la belleza objetiva existe, y debemos hacer que las iglesias sean bellas, dice Brian Holdsworth (foto).

Uno de sus argumentos para la objetividad de la belleza es el hecho de que la belleza es uno de los tres transcendentales clásicos (verdad, bondad y belleza) que encuentran su base en Dios. En otras palabras, Dios es la belleza misma, lo que significa que la belleza es tan objetivamente real como Dios es.

"Los edificios que diseñamos para enfocar nuestra atención en Dios deben reflejar su belleza. Y no sólo porque sería bueno, sino porque Dios puede usar eso para revelarse a nosotros. [...] Esto es algo que gran parte de la historia cristiana comprendió “.





El movimiento de arte moderno rechazó intencionalmente las "viejas tradiciones de la civilización, incluida la religión", dice Holdsworth, y "transformó el arte en algo que es autogratificante, confuso, relativista y a menudo utilitario. [...] Esto nos remite a esta idea de que somos los maestros de la belleza; Que definimos lo que es la belleza ".



Los cristianos, concluye, deberían "encargar a los diseñadores cristianos que permitan al Espíritu Santo crear hermosos edificios que la gente deseará visitar por generaciones a partir de ahora, ya sean cristianos o no, en lugar de estas desgracias modernistas que nadie querrá pisar en 30 años después de que pasen de moda. "

Comentarios