Macron impulsa castigos contra Polonia y Hungría por no acoger inmigración

Primera escala de las Migraciones en 2015 que llegan a Europa
Se preparan sanciones contra Hungría y Polonia 

Los globalistas envalentonados pretenden aplastar a los conservadores-populistas disidentes de la Europa Central

De Edmund Kozak | Actualizado 18 May 2017 

En una medida sin precedentes, el Parlamento Europeo aprobó abrumadoramente una resolución el miércoles pidiendo sanciones contra Hungría en virtud del artículo 7 del Tratado UE, que permite al Parlamento Europeo despojar a un miembro de sus derechos por violar el artículo 2 del tratado.


El artículo 2 establece que la Unión Europea se basa en los valores del respeto de la dignidad humana, la libertad, la democracia, la igualdad, el Estado de Derecho y el respeto de los derechos humanos, incluidos los derechos de las personas pertenecientes a minorías.

"Después de 7 años de violaciones sistemáticas de nuestros valores en Hungría, la activación de # Artículo 7 es la única solución", dijo la eurodiputada Viviane Reding.

El movimiento, que viene en la estela de una victoria aplastante pro-E.U.de Emmanuel Macron en las elecciones francesas, representa el más agresivo contra el creciente sentimiento anti-globalista en varias naciones de Europa Central.

Los funcionarios húngaros, por supuesto, disienten de la retórica de la Unión Europea, que presentan a las políticas soberanas -que pretenden frenar la migración masiva de musulmanes, la globalización económica ampliada y una limitación a las ONG financiadas con fondos extranjeros- como antidemocráticas.

¿Consiste la democracia en la violación de los valores (soberanos) por la élite liberal, independientemente del consentimiento (de cada país miembro)? , vino a decir el diputado húngaro Gyorgy Schöpflin al periódico alemán Deutsche Welle a principios de este mes.

Este nuevo intento podría ser una señal de que los partidarios globalistas del proyecto europeo se animen a ir a la ofensiva contra los populistas europeos después de la histórica elección presidencial francesa.

La crítica a los gobiernos conservadores y nacionalistas de las naciones de Europa central figuraba en la campaña de Macron.


Macron, en un momento durante la elección, juró tomar acción contra Polonia si era elegido.


"Cuando los derechos y valores de la Unión Europea no son respetados, quiero que se impongan sanciones", dijo a los periodistas cuando se les preguntó por el incumplimiento sobre migración de Polonia.


"En los tres meses posteriores a mi elección, habrá una decisión sobre Polonia", dijo Macron. Esa decisión ni siquiera tomó dos semanas.

El Parlamento fijó el plazo de junio para que tanto Hungría como Polonia cumplan con las cuotas de migrantes o se enfrenten a sanciones y penas por desafiarlas.

"Aunque la mayoría de los Estados miembros informan regularmente y se ejecuta la reubicación (de migrantes), Hungría, Polonia y Austria no lo han hecho. Esto constituye una violación de sus obligaciones legales, de los compromisos asumidos con Grecia e Italia y del principio de reparto equitativo de la responsabilidad ", dijo la Comisión Europea en un comunicado oficial publicado el martes.


Por el momento, tanto Hungría como Polonia parecen estar en pie. Tras la amenaza de la E.U. el martes, el ministro polaco del Interior Mariusz Błaszczak dijo que la aquiescencia al plan de reubicación de refugiados de la UE podría ser "ciertamente mucho peor" que cualquier castigo de la E.U. 

"Recordemos lo que sucedió en Europa Occidental, recordemos los ataques terroristas", dijo Błaszczak. "Recuerden que empezó con un número relativamente pequeño de comunidades musulmanas, que ahora son muy numerosas".

Comentarios