sábado, 13 de mayo de 2017

Milagro en Pompeya

Pierna privada de movimiento

Una nena de ocho años, natural de Molfetta, de nombre Maria Petroni, vive en Lecce; en el orfanato para sordomudos gestionado por las Hermanitas Salesianas. La capilla de Instituto está dedicada a la Virgen de Pompeya. La niña sordomuda tuvo de repente una fuerte enfermedad en la rodilla derecha. Los médicos diagnosticaron una de las más terribles manifestaciones de escrófula o tumor blanco. Fue operada sin éxito, a pesar de haber perdido completamente el uso de la articulación. Los médicos dispusieron amputar la pierna. Una religiosa, también sordomuda, aconsejó a la pequeña encomendarse a la prodigiosa Virgen de Pompeya. La chica ya lo hacía y respondió: "La Virgen tiene la cabeza muy dura y no quiere hacerme el favor”.

Era el 24 de Mayo de 1889, sonaban las dos de la tarde y la pequeña estaba sentada y triste con las muletas a su lado, mientras miraba a las amiguitas que jugaban alegres. La religiosa sordomuda, empujada por una gran fe, lanzó las muletas al aire y dijo a la pequeña María: "Camina, la Virgen de Pompeya te hará caminar". La niña siente de inmediato una nueva fuerza que recorre sus miembros, las piernas se mueven: corre. Está completamente curada. Sube con agilidad las largas escaleras. Todo el mal ha desaparecido. Exulta de alegría y con María toda la comunidad exulta. El hecho se publica en el periódico de Pompeya - octubre de 1889 - con referencia al médico cuidador - Dr. Fiocca de Lecce - y con una relación de testimonios.

No hay comentarios:

Nueva Evangelización creativa en España

La parroquia es mucho más que un edificio. (...), cada vez más parroquias españolas se están atreviendo a cruzar la calle para b...