Milagros documentados de la Virgen del Pilar

Blog Píldoras antimasonería

 Aparición de la Virgen María
a Santiago sobre un Pilar en Zaragoza

Santiago el Mayor, hijo de Zebedeo y hermano de Juan, uno de los tres apóstoles preferidos de Jesús, fue elegido por su fuerte personalidad para llevar el Evangelio al Finisterre hispánico. Según la tradición, se despidió de la Virgen María en Éfeso, antes de embarcar para Gades-Cádiz en el antiguo reino de los Tartessos, que ya comerciaba con  Salomón cuando construyó el Templo de Jerusalén.
Después de dos años de escasas conversiones en Hispania. Santiago llegó a Zaragoza camino de Tarraco. A orillas del Ebro, oró con sus discípulos hasta la madrugada. Entonces oyó una música celestial y vió a la madre de Cristo, entre dos coros de ángeles sobre una columna de mármol.

La Virgen María prometió a Santiago que el Pilar permanecería allí hasta el fin de los tiempos y le pidió que edificara una capilla para su culto. Es la bilocación de la Virgen María, cuando residía en Efeso (año 40), privilegio de España sobre el resto de las naciones, lo que justifica que Juan Pablo II denominara a España “Tierra de María”.

Santiago volvió a Jerusalén para cumplir la promesa de la Virgen: ser el primer apóstol mártir. Cumpliendo sus deseos, sus discípulos llevaron sus restos a Galicia donde fueron enterrados.
El beato de Liébana, obispo de Astorga-León, predicó en 783 la presencia de Santiago en España. Fue el precursor del milagroso hallazgo (año 839) del sepulcro del apóstol  en Compostela, Alfonso II el Casto peregrinó con los notables del reino astur-leonés, construyó una basílica y le nombró patrón protector de España.

En 859 Muza II de Zaragoza, autodenominado tercer rey de España, vasallo del emir mahometano de Córdoba, construyó una fortaleza en Albelda, lugar estratégico en el límite de la Vardulia cristiana para dominar la ruta de las aceifas veraniegas de los moros contra las tierras cantábricas y los valles del Esla.

 Santiago en la batalla de Clavijo

En el año 859, el rey Ordoño de Oviedo, aliado con García, reyezuelo de Pamplona, sitió Albelda, pero Muza acudió con fuerzas muy superiores a las cristianas obligandoles a retirarse hasta el monte Laturce-Clavijo, donde pasaron la noche en situación precaria pidiendo protección al Apóstol.

A la mañana siguiente se dio la mítica batalla de Clavijo con la intervención de Santiago, jinete en un caballo blanco. Al grito de “Santiago, cierra España” los cristianos arrollaron a los sarracenos que dejaron 12.000 muertos sobre el campo.
Hoy, España está al borde del abismo y ha llegado el momento de dar otra cruzada. Pidamos al Apóstol su mediación para salvarnos nuevamente de la destrucción por obra del “maligno”, que ahora utiliza a los agentes social-masónicos del “Nuevo Orden Mundial”.

 Historicidad de la Virgen del Pilar 

La historicidad de la aparición de la Virgen del Pilar al apóstol Santiago en Zaragoza está probada por miles de milagros y conversiones, millones de peregrinos y muchas revelaciones, y visiones. Las del Padre Ruzola y Sor María Jesús de Agreda, consejera de Felipe IV, son coincidentes con las de la beata Catalina de Emmmerich, que ve a María cuando visita y consuela a Santiago a orillas del Ebro.

Entre los milagros más documentados de la Virgen del Pilar, destacan:

-Los mártires de Zaragoza en las persecuciónes de Diocleciano 

-La resurrección de la reina Blanca de Navarra

-La salvación de Fernando el Católico en Barcelona, cuando un poseso casi le decapita de un mandoble por la espalda

-La curación en 1640 de Miguel Pellicer, el cojo de Calanda, es el milagro más famoso y documentado. Miguel había perdido la pierna derecha. Después de dos años de rezar a la Virgen, amaneció con la pierna entera. Miles de personas le conocían porque pedía limosna y untaba diariamente su muñón con el aceite de la lámpara de la capilla de la Virgen del Pilar. Seis días después del milagro, el notario real redactó un acta con los testimonios de los testigos que le conocían desde antes del accidente y habían visto su pierna amputada. A instancias del Concejo municipal y de la Universidad, se inició un proceso ante el Tribunal de Justicia de Aragón. La sentencia probó que había sido un hecho sobrenatural. 
Las Cortes de España en 1678 nombraron a la Virgen del Pilar patrona del Reino y de todos las provincias de ultramar en América, Asia (Filipinas), África (Ceuta, Melilla) y Oceanía (Marianas, Carolinas...).

La historicidad de Santiago en España está vinculada a la Virgen del Pilar. La semilla plantada en el año 40 por María, antes de su Asunción al cielo en carne mortal, ha fructificado: la mitad de los católicos del mundo en la actualidad rezan en español y millones de peregrinos hacen el camino de Santiago en busca del perdón de sus pecados.

Antes de volver a Jerusalén para ser mártir, Santiago construyó una capilla a Santa María del Pilar en Zaragoza. Fue el primer templo del mundo dedicado a la Virgen, cuando todavía vivía en Éfeso.

Comentarios