No creen en Mi Madre

ENSAJE DEL DÍA 6 DE JULIO DE 1981
[1]
E


N PRADO NUEVO DE EL ESCORIA
L (MADRID)
EL SEÑOR:
La Humanidad no quiere escuchar las palabras de mi santísima y pura MENSAJE DEL DÍA 6 DE JULIO DE 1981

EN PRADO NUEVO DE EL ESCORIAL (MADRID)

EL SEÑOR:

La  Humanidad  no  quiere  escuchar  las  palabras  de  mi  santísima  y  pura 
Madre;  Ella  se  ha  manifestado  en  muchos  lugares  de  España,  pero  no  creen en  Ella.  Mi  Madre  sufre  mucho  por  todos;  está  triste,  llora  por  todos  los pecadores y siempre está pidiéndome que tenga piedad de todos, pero Yo le he   contestado:   “¿Y   de   Ti,   Madre   mía,   quién   tiene piedad?   Te   están constantemente blasfemando, calumniando, despreciándote”. 

Mi santa Madre, con  ese manto de dolor, quiere  redimiros a  todos  cambio  de  sus  lágrimas  y de sus dolores. Yo no puedo ver sufrir así a mi Madre; por eso voy a ser yo el que  va  a  mandar  el  Castigo  a  toda  la  Humanidad  tan  desagradecida;  pero diles  que  todos  los  que  crean,  que  no  tengan  miedo,  que  no  les  afectará nada;  diles  que  perseveren  en  la  oración  y  que  se  acerquen  a  la  Eucaristía, que  allí  estaré  yo  para  ayudarles  a  perseverar  y  darles  fuerzas  para  querer mucho a esa Madre tan buena.

Os pido que no la hagáis sufrir. Creed en Ella, que Ella os abrirá las puertas del Cielo, y que se quite ese manto de Dolorosa y se ponga el manto blanco. 

Con  vuestra  oración,  vuestra  penitencia,  pedid  mucho  por  los  que  no  creen, que el tiempo del Castigo está muy cerca; los tiempos son muy graves.Diles a todos  que  recen  mucho  el  santo  Rosario,  para  que  se  aplaque  la  ira  de  Dios Padre.  Los  que  estén  con  Dios  y  la  santísima  Virgen,  que  no  tengan  miedo, pero para los que no quieran estar en gracia de Dios será espantoso.para los que no quieran estar 
en gracia de Dios será espantoso

pero para los que no quieran estar en gracia de Dios será espantoso; Ella se ha manifestado en muchos lugares de España, pero no creen
en Ella. Mi Madre sufre mucho por todos; está triste, llora por todos los
pecadore
s y siempre está pidiéndome que tenga piedad de todos, pero yo le
he contestado: “¿Y de Ti, Madre mía, quién tiene
piedad? Te están
constantemente blasfemando, calumniando, despreciándote”. Mi santa Madre,
con ese manto de dolor, quiere redimiros
a todos a
cambio de sus lágrimas y
de sus dolores. Yo no puedo ver sufrir así a mi Madre; por eso voy
a ser yo el
que va a mandar el Castigo a toda la Humanidad tan desagradecida; pero
diles que todos los queuieran estar en gracia de Dios será espantoso

Comentarios