Prelados católicos abrazan metas LGBT y abortistas


Matthew McCusker, de la Sociedad para la Protección de los Niños no nacidos, habla en el Foro de la Vida de Roma el 18 de mayo de 2017. 
https://www.lifesitenews.com/opinion/catholic-prelates-are-embracing-the-anti-family-agenda.-heres-proof

Aquí está la prueba

  Matthew McCusker, subdirector internacional de la Sociedad para la Protección de los niños no nacidos, pronunció este discurso el 18 de mayo de 2017 en el cuarto Foro Anual de la Vida de Roma, organizado por Voz de la Familia.

29 de mayo de 2017 (Voice of the Family)- El 25 de septiembre de 2015 los Estados Miembros de las Naciones Unidas aprobaron los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Éstas consisten en 17 objetivos y 169 metas que las naciones se han comprometido a alcanzar para 2030. La amenaza a la familia que es más inmediatamente aparente al repasar estos objetivos es la promoción del aborto y de la contracepción. El Objetivo 3 tiene como meta:

"Asegurar una vida sana y promover el bienestar de todos en todas las edades."

Y el objetivo 7 de este objetivo llama a los estados nacionales a:

"Garantizar el acceso universal a los servicios de atención de la salud sexual y reproductiva, incluida la planificación familiar, la información y la educación, y la integración de la salud reproductiva en las estrategias y los programas nacionales".

Además, el objetivo 5 tiene como objetivo:

"Lograr la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y niñas".

El objetivo 6 de esta meta establece que las naciones deben:

"Garantizar el acceso universal a la salud sexual y reproductiva y los derechos reproductivos acordado de conformidad con el Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo y la Plataforma de Acción de Beijing y los documentos finales de sus conferencias de examen".

La definición de "salud sexual y reproductiva y derechos reproductivos" aceptada por los Estados Miembros de las Naciones Unidas en la CIPD y en Beijing, con reservas de varias naciones, incluye la anticoncepción, incluidas las formas de acción con un modo abortivo. Los documentos también consideran que el "aborto" es un "componente básico de los servicios de salud reproductiva" en jurisdicciones donde "no está en contra de la ley" y se afirma que en algunos casos puede haber "necesidad de aborto".

Y, en realidad, la "salud sexual y reproductiva" se considera casi universalmente con  un acceso mucho más amplio al aborto. La Organización Mundial de la Salud, por ejemplo, considera el aborto como parte integral de la "salud sexual y reproductiva" y como parte de su labor para promover la "salud reproductiva" está trabajando para "mejorar el acceso" al aborto en países con leyes restrictivas, como Irlanda.

En todo el mundo los gobiernos nacionales y las poderosas organizaciones internacionales están promoviendo agresivamente el aborto y la anticoncepción bajo la bandera de "salud sexual y reproductiva".

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas deben entenderse entonces como un llamamiento eficaz a los Estados miembros para que garanticen el acceso universal al aborto en todo el mundo para el año 2030.


La amenaza planteada por los SDG (objetivos de desarrollo sostenible) se extiende también directamente al tema principal del foro de este año. Como habrán notado, el objetivo 3 exige "el acceso universal a los servicios de salud sexual y reproductiva, incluso para la planificación familiar, la información y la educación". Así, los SDG promueven la educación sexual, que es uno de los principales campos de batalla en las Naciones Unidas y en otras instituciones internacionales. 

Un equipo de la Sociedad para la Protección de los Niños no nacidos durante la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer celebrada en marzo y la Comisión de Población y Desarrollo celebrada en abril y durante los dos períodos de negociaciones, dijo que se habló de ahondar en una educación de la sexualidad más exhaustiva en las cuestiones más controvertidas.

La adopción de los SDGs sólo hará avanzar la expansión de los programas de educación sexual perjudicial en todo el mundo. De hecho, estos programas ya se utilizan en todo el mundo, incluso en las escuelas católicas. (...)si algo puede ser más inquietante es, sin duda, que estos programas no sólo están en uso en las escuelas católicas, sino que están siendo producidos por las autoridades católicas.


1. Un estudio del caso: la Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales

Me gustaría ver primero la situación bajo una conferencia episcopal particular, la de Inglaterra y Gales, y luego expandir nuestra visión a la iglesia universal. Voy a examinar en particular las políticas y acciones del Servicio de Educación Católica, que es la agencia oficial de la Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales que se ocupa de la educación. Voy a examinar esto con cierto detalle para demostrar hasta qué punto las estructuras católicas se alinean con la ideología secular.

Desde 1999 hasta 2008 el presidente del CES fue el arzobispo Vincent Nichols, entonces el arzobispo de Birmingham, y ahora el cardenal arzobispo de Westminster. Bajo la presidencia del arzobispo Nichols, el CES desarrolló una política que dio como resultado el proporcionar a los niños en las escuelas católicas, incluyendo a los adolescentes menores de edad, acceso a servicios de aborto y contracepción sin el consentimiento o conocimiento de los padres, llamado "Conexiones".

También bajo su presidencia, el CES se unió al Foro de Educación Sexual y acordó políticas directamente contrarias a la enseñanza católica y a la ley natural. La membresía del foro requirió estar de acuerdo con el Marco de Educación sobre Relaciones y Sexo (2003, reeditado en 2005). Al aceptar la membresía del SEF, el Servicio de Educación Católica, con el Arzobispo Nichols como su Presidente, acordó, entre otras cosas:

Al "objetivo del Foro" de que la educación sobre el sexo y las relaciones (SRE) se dé a "todos los niños:

-Que la educación sexual es "una parte integral del proceso de aprendizaje permanente, que comienza en la primera infancia"
-Que "acogen" la "diversidad de la sociedad" en el ámbito de la "sexualidad"
-Que la educación sexual es "un derecho para todos los niños y niñas; -sean heterosexuales, lesbianas, gays o bisexuales; con dificultades físicas, de aprendizaje o emocionales; y aquellos con una tradición religiosa o de fe - todos, independientemente de su origen, comunidad o circunstancia "
-Planificar el "proporcionar SRE antes del comienzo de la pubertad y la actividad sexual, y como un programa en curso"
-Que un "elemento clave" de la educación sexual "les proporcione suficiente información y habilidades para resistir la presión, tener un sentido de sus propios derechos y protegerse a sí mismos y a su pareja de embarazos no deseados o infecciones de transmisión sexual"
-Que los niños deben recibir "información relevante" que "es exacta y no juzga" acerca de "las consecuencias potenciales de las relaciones sexuales sin protección", incluyendo el "aborto"
-Que el "asesoramiento y apoyo confidencial esté a disposición de los niños y jóvenes, incluidos folletos, sitios web, líneas de ayuda y otros servicios de salud y apoyo".

En abril de 2010, el CES, ahora bajo la presidencia de Malcolm McMahon, entonces obispo de Nottingham, ahora arzobispo de Liverpool, nombró como subdirector, a Greg Pope, un ex miembro del Partido Laborista del Parlamento, que tenía un amplio  historial anti-vida, anti-familia. Durante su tiempo como diputado, firmó mociones parlamentarias alabando:

-A un fabricante de preservativos  por ayudar a las escuelas de acogida en la semana del condón ("National Condom Week")
-Al Partido Parlamentario Pro-Choice y el Grupo de Salud Sexual
-A la abortista Federación Internacional de Planificación Familiar 
-A Marie Stopes International, y 
-Al  Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

En 2004 votó a favor de la Ley de Capacidad Mental que legalizó una forma de eutanasia y también en 2004 y en 2005 firmó mociones parlamentarias para promover las uniones homosexuales.

A pesar de este récord de apoyos, Greg Pope fue considerado como una persona apropiada para ser colocado en una posición con gran influencia sobre la educación de los niños en las escuelas católicas. Permaneció en ese puesto hasta su ascenso, a principios de este año, para ser Secretario General Adjunto de la Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales.

En 2010, el gobierno británico introdujo una legislación que haría obligatoria la educación sexual en todas las escuelas financiadas por el Estado, que incluye la gran mayoría de las escuelas católicas de Inglaterra y Gales.

El 23 de febrero de 2010, el ministro del gobierno, declaró claramente en una entrevista en la BBC que:

"Si usted está actualmente en una escuela católica ... usted podría elegir enseñar a los niños que la contracepción es incorrecta, la homosexualidad es incorrecta. Pero ahora, esto cambia radicalmente con este proyecto de ley ".

...

"Una escuela de fe católica puede decir a sus alumnos:" Creemos como reigión que la anticoncepción es incorrecta. "Pero lo que no pueden hacer es decir que no van a enseñar la anticoncepción a los niños, cómo acceder a la anticoncepción, o cómo usar la anticoncepción. Lo que esto cambia es que por primera vez estas escuelas no pueden ignorar estas cuestiones o enseñar sólo un lado de la discusión ".

...

"También tienen que enseñar que hay diferentes puntos de vista sobre la homosexualidad. No pueden enseñar homofobia. Deben explicar las uniones civiles del mismo sexo. Deben dar una opinión equilibrada sobre el aborto. Deben dar ambos lados de la discusión. Deben explicar cómo acceder a un aborto.


Deseo examinar brevemente el currículum modelo recientemente publicado (véase el currículo primario y el currículo secundario) para las escuelas católicas producido por el CES, el departamento oficial de educación de la Conferencia Episcopal.

A partir de los 3 a 7 años de edad, se enseñará a los niños, a "identificar y nombrar correctamente sus" partes privadas "con el propósito de salvaguardarlos de la explotación sexual". Los niños en este grupo de edad, de 3 a 7 años, También deben dirigirse a agencias externas, en vez de a los padres "si están preocupados o necesitan ayuda".

A los niños de la misma edad, de 3 a 7 años, se les debe enseñar que "hay diferentes estructuras familiares y que éstas deben ser respetadas". Las frases como "diferentes estructuras familiares" o "diversas formas de la familia" Por supuesto, ampliamente utilizado para promover las uniones homosexuales y la adopción. La lengua desarrollada para promover esta agenda, y por lo tanto vigorosamente opuesta por muchas naciones en la ONU por esa razón, se está introduciendo en un programa educativo para niños de 3 a 7 años por la Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales. También debe señalarse aquí que el Papa Francisco adopta el uso de este lenguaje seriamente problemático en el párrafo 53 de Amoris Laetitia cuando escribe que:

"Tenemos que reconocer la gran variedad de situaciones familiares que pueden ofrecer cierta estabilidad".

La guía del CES para niños de 7 a 11 años es de contenido similar, con muchos de los mismos temas que se repiten. El consejo para los niños de 11 a 14 sin embargo va más allá. Los niños de este grupo de edad deben ser enseñados, y cito:

"Que ciertas infecciones pueden propagarse a través de la actividad sexual, incluyendo el VIH, y formas de protección contra las enfermedades de transmisión sexual, incluida la abstinencia".
En otras palabras, la abstinencia debe ser presentada en las escuelas católicas como una de las opciones posibles para protegerse contra las enfermedades de transmisión sexual.

A los niños de 11 a 14 años se les debe enseñar, de acuerdo con este modelo curricular, que el lenguaje y la conducta "homofóbicos" y "transfóbicos" son "inaceptables" y que se les debe enseñar "la necesidad de desafiarlo y cómo hacerlo" Así que las escuelas católicas no sólo deben comprar las falsas nociones de "homofobia" y "transfobia", que por supuesto se utilizan para patologizar a quienes defienden la ley moral, sino que deben enseñar a los discípulos católicos cómo oponerse a ellos, Efectivamente, a cómo se oponen a las propias enseñanzas de la Iglesia. Además, se les debe enseñar "los conceptos de identidad sexual, identidad de género y orientación sexual" y que "hay diversidad en la atracción sexual y el desarrollo de la sexualidad".

La orientación para el grupo de edad de 14-18 reafirma muchos de los mismos puntos, pero algunos problemas nuevos se encuentran. De 14 a 18 años de edad en las escuelas católicas se les debe enseñar "la importancia y los beneficios de retrasar las relaciones sexuales hasta que estén listos", no hasta el matrimonio, sino hasta que estén listos. Sólo se les enseña "la idea de lo apropiado", sea cual sea su significado y la "importancia del matrimonio" - la importancia, pero no la necesidad del matrimonio como la única relación en la que la relación sexual es moralmente lícita.

También preocupan seriamente las partes de la orientación que se ocupan del aborto. De 14 a 18 años se les enseñará "Sobre el aborto, incluyendo la posición legal actual, los riesgos asociados con ella, la posición de la Iglesia y de otras creencias y opiniones " se les debe decir "dónde y cómo obtener información, consejo y apoyo sobre salud sexual" y "acerca de con quién hablar para obtener asesoramiento y apoyo precisos e imparciales en caso de un embarazo no deseado".

Así que usted puede ver aquí exactamente lo que quiero decir con el CES que implementa efectivamente la legislación propuesta por los gobiernos anteriores. La enseñanza católica sobre el aborto debe ser presentada como una opinión entre muchos y los niños deben tener acceso a organizaciones externas que les ayudarán a tener acceso al aborto. Obsérvese también cómo se les debe decir que la intimidación "homofóbica" y "transfóbica" son "completamente inaceptables", pero que se les debe enseñar que hay una variedad de opiniones sobre el aborto y que se pondrán en contacto con aquellos que darán "asesoramiento imparcial".

La semana pasada se filtró un nuevo documento del CES titulado Made in God's Image: Challenging homophobic and biphobic bullying in Catholic Schools. Este documento consta de 40 páginas de orientación y planes de lecciones desarrollados para abordar el presunto problema de la intimidación homofóbica en las escuelas católicas.

Todavía no he tenido la oportunidad de examinar este documento en detalle, pero lo que inmediatamente es evidente es la adhesión entusiasta de las directrices a la ideología LGBT en lugar de las enseñanzas de la Iglesia Católica.


Por ejemplo, la guía indica que los niños deben ser enseñados a usar "la terminología LGBT, y las definiciones dadas que sean las del movimiento LGBT. Para dar sólo dos ejemplos, se debe enseñar a los niños en las escuelas católicas que el término "transgénero" es usado frecuentemente como un término paraguas para referirse a todas las personas que no se identifican con el género asignado al nacimiento o el sistema binario de género. Algunas personas transgénero sienten que no existen dentro de una de las dos categorías estándar de género, sino en algún lugar entre, más allá o fuera de esos dos géneros. "Se les enseña que la palabra" aliado "se refiere a" cualquier persona no LGBT que apoya y defiende los derechos de las personas LGBT, aunque las personas LGBT pueden ser aliadas, como una lesbiana que es un aliado de una persona transgénero. "Y esto es, tengo que repetir, es la orientación producida por un organismo oficial de la Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales.

Comentarios

nazareusrex ha dicho que…
Francisco ‘guió nuestro trabajo’ para permitir transexuales y gays en los colegios católicos. https://enraizadosencristo.wordpress.com/2017/05/27/el-papa-francisco-guio-nuestro-trabajo-para-permitir-transexuales-y-gays-en-los-colegios-catolicos/