Rusia, una inquietud de N.S.de Fátima




4 de mayo de 2017 (LifeSiteNews) -Es clara la insistencia de Nuestra Señora en la consagración de Rusia. Después de que se hiciera, así como la práctica de los Primeros Cinco Sábados de reparación, Nuestra Señora prometió que Rusia se convertiría y se daría un período de paz al mundo. En caso contrario, la reina del cielo advirtió que Rusia "extenderá sus errores por todo el mundo, provocando guerras y persecuciones de la Iglesia". Añadió: "Los buenos serán martirizados, el Santo Padre tendrá mucho que sufrir, varias naciones serán aniquiladas ".

"Al final, mi Inmaculado Corazón triunfará", dijo. "El Santo Padre me consagrará a Rusia, y ella se convertirá, y se concederá un período de paz al mundo".

(...)

Rusia, en la mente de la mayoría de la gente, esla creadora del comunismo, pensado principalmente como un sistema económico que compite con el capitalismo. Sin embargo, cuando realmente comprendemos lo qué es el comunismo, la propagación de los errores de Rusia se hace reconocible.

“The Naked Communist” ("El comunista desnudo") es la fuente más concisa y directa que esboza las metas comunistas y su ideología. Fue escrito por W. Cleon Skousen, un agente anterior del FBI que utilizó muchas fuentes originales, y la mejor inteligencia del FBI durante su investigación de la infiltración comunista en los Estados Unidos. El libro está registrado en el Registro del Congreso y el presidente Ronald Reagan comentó sobre él diciendo: "Nadie está mejor calificado para discutir la amenaza a esta nación del comunismo".

Una selección de los objetivos del comunismo enumerados por Skousen sirven para ilustrar su difusión a todas las naciones, especialmente a Occidente:

• Eliminar todas las leyes sobre la obscenidad llamándolas "censura" y una violación de la libertad de expresión y la libertad de prensa.

• Desglosar los estándares culturales de la moral promoviendo la pornografía y la obscenidad en libros, revistas, películas, radio y televisión.

• Presentar la homosexualidad, la degeneración y promiscuidad como "normal, natural, saludable".

• Infiltrarse en las iglesias y reemplazar la religión revelada por la religión "social".

• Desacreditar la Biblia y enfatizar la necesidad de madurez intelectual que no necesita una "muleta religiosa".

• Eliminar la oración o cualquier fase de la expresión religiosa en las escuelas sobre la base de que viola el principio de "separación de la iglesia y el estado".

• Desacreditar a la familia como institución. Fomentar la promiscuidad, la masturbación y el divorcio fácil.

• Enfatizar la necesidad de separar a los niños de la influencia negativa de los padres atribuyendo los "prejuicios, bloqueos mentales, y el retraso de los niños a la influencia supresiva de los padres".

Más allá del comunismo, sin embargo, otro de los errores que Rusia ha extendido por todo el mundo es el aborto. El aborto se legalizó por primera vez en Rusia en 1920. Hasta el día de hoy, Rusia tiene la tasa de aborto más alta del mundo per cápita. Con una población de 143 millones, hay 1,2 millones de abortos por año.

No hay duda de que las predicciones y promesas de María se harán realidad. Nuestra Señora de Fátima predijo la Segunda Guerra Mundial e incluso notó una señal de advertencia que la precedería. Ella advirtió de la plaga masiva de impureza que ha infestado el planeta. Ella dio las tareas a los fieles para que las cumplieran con el fin de ver el Triunfo de su Inmaculado Corazón y ella será fiel a esas profecías también.

Así pues, mientras honramos a nuestras propias madres este mes, examinemos de nuevo las peticiones de Nuestra Madre Santísima y pongámoslas en práctica. Ella pidió oración, particularmente el Santo Rosario y la devoción del Escapulario Marrón. Exhortó a reparar los pecados y ultrajes perpetrados contra la Gracia de Dios y las blasfemias contra los Sagrados Corazones de Jesús y María, especialmente con la práctica de los Primeros Cinco Sábados. Y finalmente, pidió la consagración al Inmaculado Corazón de María, tanto a título personal como, públicamente, la de Rusia por parte del Papa y de todos los obispos del mundo.

Casi todos estos asuntos están bajo nuestro control personal. No hay mejor momento que este año, especialmente durante el periodo de Pascua de Resurrección, para implementar estas prácticas en nuestras vidas. Tomemos el arma del rosario - nuestro cordón umbilical a Nuestra Madre Celestial. Hagamos la devoción de los Primeros Cinco Sábados y enseñémoslos a nuestros hijos. Consagrémonos al Corazón Inmaculado como lo enseñó San Luis de Montfort y San Juan Pablo II, devoción que la llamó "indispensable para cualquiera que quiera darse sin reservas a Cristo y a la obra de redención".

Comentarios