Un hombre justo ayudará a la Iglesia de Mi Jesús;

Queridos hijos, sed fieles a Jesús. Él necesita de vuestro testimonio público y valiente. El amor a la verdad llevará a la Iglesia de Mi Jesús a la victoria. Aquellos que siembran confusión serán derrotados. Tened coraje, fe y esperanza. Yo soy vuestra Madre y estoy con vosotros. No os desaniméis. Cuando todo os parezca perdido, la Victoria de Dios vendrá para vosotros. 

No os olvidéis: En las Manos, el Santo Rosario y las Sagradas Escrituras; En el corazón, el amor a la verdad. 
Alejaos de las cosas mundanas, de las novedades de este mundo, y quedaos con el Evangelio de Jesús y las Enseñanzas del Verdadero Magisterio de Su Iglesia. 
Cuando sintáis el peso de la cruz, llamad por Jesús. En él está la certeza de vuestra Plena Felicidad. 
Doblad vuestras rodillas en oración.

Un hombre justo ayudará a la Iglesia de Mi Jesús; Conducirá el rebaño en medio de grandes tribulaciones; Él contribuirá al Triunfo de la Iglesia, aunque él mismo no verá el Triunfo. 

Adelante con alegría. Yo rogaré a Mi Jesús por vosotros. 

Este es el mensaje que hoy os transmito en nombre de la Santísima Trinidad. Gracias por haberme permitido reuniros aquí una vez más. Yo os bendigo, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Quedad en paz.

Comentarios