Advertencias del más allá



https://josephmaryam.files.wordpress.com/2014/01/advertencias-del-mas-alla.pdf

EXORCISMO AGOSTO 1975. 
Contra: Akabor, Demonio del Coro De Todos los Coros (A) y Allida, Demonio del Coro de los Arcángeles (AL)
E: Exorcista

ADVERTENCIAS DEL MÁS ALLÁ 

SENTIDO DEL SUFRIMIENTO

E – Continúa, en nombre de la Santísima Virgen, dice lo que Ella manda que digas.

A – Es preciso que (la Pasión de Cristo) continúe. Tienen que sufrir los unos por los otros y ofrecer los sufrimientos en unión con la Cruz y con los sufrimientos de Cristo.


Se debe sufrir en unión con la Santísima Virgen y con todas las renuncias que Ella soportó durante Su vida, unir 
los propios sufrimientos, los horribles sufrimientos del Cristo en la Cruz y en Su Agonía, en el Huerto de los Olivos.
Esos sufrimientos fueron mucho más terribles de los que los hombres pueden pensar. Cristo, en el Huerto de los Olivos, no sufrió apenas como talvez pueden pensar. El fue presionado por la Justicia de Dios, como si Él mismo hubiera sido el peor de los pecadores, como si estuviese condenado al infierno. Tuvo que sufrir por ustedes, los hombres; de lo contrario, no hubieran sido salvados. Tuvo que soportar los más terribles sufrimientos, hasta el punto de pensar que iría al infierno. Los sufrimientos fueron entonces tan fuertes que Él se sintió completamente abandonado por el Padre Celestial, Suds Sangre, porque se sintió totalmente perdido y abandonado por Él. Se sintió quebrado como si fuese uno de los mayores pecadores.

Eso es lo que Él hizo por Ustedes y ustedes deben imitarlo.
Esos sufrimientos tienen un valor inmenso. Esos sufrimientos, esos momentos oscuros, esos terribles abandonos, cuando se está convencido que todo está perdido, y que lo mejor es terminar con la propia vida. Yo no quiero decir mas, no... (respira con gran dificultad)


E – Continúa diciéndonos la verdad, en el nombre (...).


A – Es precisamente cuando se sufre así, cuando todo parece estar perdido, cuando la persona se juzga totalmente abandonada por Dios, cuando cree ser la mas miserables de la criaturas, es entonces que Dios puede meter Su Mano en el juego, estos sufrimientos, estos tenebrosos y horribles sufrimientos, son lo más valioso (lanza gritos y ruidos terribles) que existen. Mas es precisamente esto lo que la juventud desconoce. La mayoría de los jóvenes ignoran que es ahí donde reside nuestro triunfo.


ACEPTACIÓN DEL SUFRIMIENTO

A – Muchos, la mayoría se suicidan cuando se creen abandonados por Dios y piensan ser las criaturas más miserables. Por mas oscura que sea la noche, Dios esta próximo de ellos, ¡aunque ellos ya no lo sientan! Dios esta entonces como si ya no estuviese. De hecho, momentáneamente su presencia deja de serles imperceptible, mas a pesar de eso deben imitar los Sufrimientos de Cristo, sobre todo a los que Él llamó a sufrir mucho. Hay muchos que, entonces, piensan que ya no son normales, la mayor parte, y es entonces donde capitulan mucho más fácilmente. Piensan entonces que se tienen que suicidar porque ya nadie los comprende. Y es nuestro triunfo. La Mayoría va para el Cielo, mas a pesar de eso, es nuestro triunfo, porque...

E – Continúa en nombre (...).

A – No cumplirán su misión, deberían haber continuado viviendo.


E – Continúa en nombre (...).


A – En el mundo de hoy las cruces son extremadamente pesadas. Es ella la que manda a decir (apunta para arriba). Esas cruces son muchas veces mal soportadas. Cruces visibles, como el cáncer, defectos físicos y otras enfermedades, son muchas veces mas fáciles de soportar que las angustiosas noches del espíritu y que muchas personas tienen que soportar actualmente.
Ella, allá arriba (apunta para arriba), manda a decir que una vez transmitió a través de un alma privilegiada: “Yo enviare a mis hijos sufrimientos tan grandes y profundos como el mar”* Esos a quienes fueran destinadas las cruces tan pesadas – algunos son escogidos de muchos, no deben desesperar.


E – En el nombre de la Santísima Trinidad, del Padre del Hijo y del Espíritu Santo, dice Akabor, ¡lo que la Santísima te manda a decir!


A – Las cruces que termino de decir, son cruces que parecen inútiles y absurdas. Pueden llevar a la desesperación. Muchas veces, parecen imposibles de soportar, pero son esas las más preciosas. Yo, Akabor, quiero todavía añadir: Ella (apunta hacia arriba) quiere gritar a todos esos que cargan una Cruz: “¡Coraje!”¡No se desanimen! En la Cruz está la Salvación, en la Cruz está la victoria. La Cruz es más fuerte que la guerra.


page10image32512


Comentarios