¿Asalto vaticano a la Biblia?

María Ferraz. 

Dado que la cúpula vaticana está por enchufarnos la "misa" católico-protestante, no es raro que intente eliminar la Biblia oficial on line, ( según Infovaticana, ha desaparecido la Biblia de la web oficial de la Sta Sede y de la Conferencia Episcopal Española) para después sacar en papel y en internet su edición personal "revisada" de la misma. Total, ya dijo Sosa que en tiempos de Jesús (y menos en los del Antiguo Testamento) no habían grabadoras para que sepamos qué nos dijo Él exactamente.

Así se podrían suprimir o modificar todos aquellos pasajes más controvertidos,  por ejemplo, aquellos en los que Jesús diserta sobre el Pan de vida, de dar su carne como verdadera comida y no como símbolo, -tan claramente habló de su Presencia Real en el pan que muchos discípulos le abandonaron- y así se podría leer tal capítulo en las liturgias ecuménicas sin que chirriasen las Palabras de Dios que dejan en evidencia la herejía protestante. 

Y ya que estamos, se podrían eliminar o suavizar las palabras de san Pablo sobre que los homosexuales, los adúlteros, los fornicadores... no heredarán el Reino de los Cielos. 

Y si Amoris L abre la puerta no sólo a la comunión sacrílega sino que relativiza los pecados del sexto mandamiento, dejando el juicio de su moralidad a la conciencia privada, habrá que modificar la Revelación para que case bien con la nueva teología bergogliana. Por otra parte, el jesuita J Martin ha dicho que el Catecismo es muy duro al afirmar que los actos homosex. son intrínsecamente desordenados, y que se podría sustituir por distintamente orientados.

O sobre el Infierno, ya sabemos que Arturo Sosa, el jefe de los jesuitas, no cree en el demonio, mientras que Francisco dice que nadie puede ser condenado para siempre.


****************************************************************
El artículo de Gabriel Ariza:

La Santa Sede y la Conferencia Episcopal nos dejan sin acceso a la Biblia en internet 

Muchos usábamos la web de la Santa Sede para consultar pasajes de la Sagrada Escritura pero alguien ha decidido que, si queremos consultar la Biblia, debemos pasar por caja. Es la manera más segura de que nadie pueda leerla y de que se posicionen mejor en Google ediciones protestantes o de los Testigos de Jehová.

Consultar la Sagrada Escritura en la página web de la Santa Sede ya no es posible. La página www.vatican.va ha eliminado de su archivo los pasajes de la Biblia. No es menos sorprendente la justificación que se da: “Pueden encontrar la Santa Biblia en el sitio web de las Conferencias Episcopales”.
El que escribe estas líneas recurría con enorme frecuencia a la web de la Santa Sede para comprobar o consultar citas concretas de la Sagrada Escritura. Ya no es posible. Accedemos a la web de la Santa Sede , pinchamos en Textos Fundamentales, como hacíamos habitualmente para acceder al libro sagrado, y nos encontramos con la siguiente pantalla:
Sin embargo, si uno “pincha” en la pestaña de Biblia, dentro de la categoría de “Archivo”, no encontrará la Biblia, sino la siguiente frase:
“La Santa Biblia está disponible en casi todos los idiomas del mundo: las Conferencias Episcopales proveen a la mejora continua de las traducciones. Le invitamos, por tanto, a consultar el sitio web de su Conferencia Episcopal para acceder a la versión más actualizada”.
Se entiende que en español existen diferentes versiones de la Sagrada Escritura, y no es la misma la que entiende un español que la que podría leer sin problemas un boliviano, ecuatoriano o argentino, pero quizá tendría más sentido que la web de la Santa Sede recogiera todas las traducciones oficiales de los diferentes países, en lugar de simplemente remitirnos a la web de la Conferencia Episcopal…
Sin salir de nuestro asombro, acudimos  -siguiendo las indicaciones de la misma Santa Sede-, a la página web oficial de la Conferencia Episcopal Española. Y ni rastro de las Sagradas Escrituras. Hacemos una búsqueda de “Biblia” en el buscador de la derecha, y nos lleva a un enlace en el que la Conferencia Episcopal Española se limita a publicitar la edición especial de la Sagrada Biblia con motivo del Año de la Fe -versión oficial de la CEE- en edición digital. Imaginamos que, tratándose de un ebook, podremos descargarlo sin problemas, o acceder a la edición digital. Nada más lejos de la realidad.
Por su parte, la edición digital (ebook) ya está accesible desde hace un mes en los medios habituales de difusión de libros electrónicos. Su texto y notas se corresponden con la edición popular impresa. Se puede adquirir a un precio de 6,99 euros“, se puede leer en su página oficial.

Acudimos a webs de diferentes diócesis españolas, y tampoco en ellas encontramos la Sagrada BibliaSi ni la Santa Sede ni la Conferencia Episcopal permiten a los católicos en pleno siglo XXI consultar la Sagrada Escritura en internet, ¿quién lo va a hacer?
P.S: InfoVaticana se ha puesto en contacto con diferentes obispos de diócesis españolas, y la respuesta es unánime: “La Conferencia Episcopal, por cuestiones de copyright, no nos facilita la traducción oficial para poder manejarla o subirla a nuestra página web”. 

Comentarios