Bergoglio pide cuotas para las mujeres


Ciudad del Vaticano (kath.net/KAP) (traducción con ayuda de Google translation) http://kath.net/news/59876



Francisco ha expresado su firme apoyo a la participación de la mujer en todas las esferas de la sociedad. Este derecho debe ser garantizado por medios legales si es necesario, dijo el viernes ante la Asamblea Plenaria del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso. Las mujeres deben ser más activas en todas las áreas de la sociedad, tanto a nivel regional como internacional. Según la Radio Vaticana, Francisco rompió indirectamente una lanza en favor de las cuotas para las mujeres y señaló que una presencia creciente de mujeres también sería un "proceso de sanación" en la Iglesia. El Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso celebró hasta el viernes su Asamblea General en Roma sobre el tema de la mujer y la educación para la paz.(:::)


En particular, el Papa reconoció el papel de las mujeres como pacificadoras en situaciones culturalmente difíciles, como en los países donde el diálogo entre las religiones es urgentemente necesario. Las mujeres están más "a menudo que los hombres" preocupadas por el "diálogo de la vida", explicó Francis, "y así contribuyen a una mejor comprensión de los retos típicos de una realidad multicultural". Esto no es suficiente: "Las mujeres también tienen razón en participar en el intercambio de experiencias religiosas y en el intercambio teológico, muchas mujeres están bien preparadas para participar en el diálogo interreligioso en los más altos niveles, no sólo en el lado católico. La contribución de las mujeres no debe limitarse a los "temas femeninos" o a las reuniones donde sólo participan mujeres. "El diálogo es una forma en que las mujeres y los hombres tienen que ir juntos, ahora es más necesario que las mujeres estén presentes". 



El principal objetivo del diálogo fue el papel de la mujer en la educación para la paz. Entre los ponentes de la reunión de tres días que se inició el miércoles se encontraban la religiosa española Nuria Calduch-Benages, la científica social italiana sor Raffaela Petrini, la abogada y experta en derechos de los niños Marie Derain y la británica Clare Amos, coordinadora del Programa del Diálogo Interreligioso  en el Consejo de la Iglesia Mundial.


La religiosa (inconfundible: va vestida de rojo),  Nuria Calduch, elegida por Francisco



Nuria Calduch con Blázquez
Calduch-Benages integrante de la Pontificia Comisión Bíblica, predicó el Sermón de las 7 Palabras en Valladolid en abril confiando en que su "meditación" " despertara "conciencias" y "avivara" la solidaridad "en favor" de "seres humanos", "pueblos" y "naciones" que "padecen" las consecuencias del "odio", la "violencia", la "guerra", la "injusticia", la "corrupción", los intereses de los "poderosos" y los "desastres" naturales. 

 Sor Raffaela Petrini 

Clare Amos del Consejo de la Iglesia Mundial.




El Consejo Mundial de las Iglesias une a Iglesias, confesiones y comunidades de iglesias en más de 110 países y territorios de todo el mundo, que representan más de 500 millones de cristianos, incluidas la mayoría de las iglesias ortodoxas, gran cantidad de iglesias anglicanas, bautistas, luteranas, metodistas y reformadas, así como  muchas iglesias unidas e independientes. 
Sobre el KAICIID
El Centro de Diálogo del KAICIID (Centro Internacional Rey Abdullah Bin Abdulaziz para el Diálogo Interreligioso e Intercultural) fue creado en 2012 para posibilitar, potenciar y fomentar el diálogo entre los seguidores de distintas religiones y culturas alrededor del mundo. Ubicado en Viena, el Centro es un organismo internacional, autónomo e independiente (??), libre de influencias políticas y económicas.
Los Estados fundadores del Centro (el Reino de Arabia Saudí, la República de Austria y el Reino de España) integran el Consejo de las Partes, órgano al que compete la supervisión del trabajo del Centro. La Santa Sede participa en el Centro en calidad de observador fundador.
La Junta Directiva está compuesta por representantes de alto nivel de las principales religiones (judaísmo, cristianismo, islam, hinduísmo y budismo) y culturas del mundo. El Centro es dirigido por el Secretario General. Un Foro Asesor, integrado por hasta 100 miembros de otras religiones, instituciones culturales y organizaciones internacionales constituye un recurso adicional de esta perspectiva interreligiosa e intercultural.

Comentarios