Disney retrata cada 3,24 minutos a los varones como peleles




NYPost.com informó el 14 de junio de 2016:

De Naomi Schaefer Riley

"Cada 3,24 minutos, un papá actúa como un payaso."

Esa es la conclusión de un pequeño estudio realizado por un estudiante de la Universidad Brigham Young después de ver ocho horas de los dos programas más populares de Disney en los que salen familias. Los resultados de la investigación - "Daddies o Dummies?  (¿Papás o peleles?)" - no son particularmente sorprendentes.

¿Son "Good Luck Charlie" y "Girl Meets World" algo diferentes de las comedias anteriores como "Roseanne" o "Home Improvement"? Un estudio de 2001 de Erica Scharrer en el Journal of Broadcasting & Electronic Media encontró que el número de veces que una madre contaba una broma a expensas del padre aumentó de 1,80 veces por episodio en la década de 1950 a 4,29 veces por episodio en 1990.

Pero lo que es interesante sobre la nueva investigación es que la autora, Savannah Keenan, también miró la reacción de los niños en la serie que observaban esto. Al menos la mitad del tiempo, los niños reaccionaron "negativamente" a estas exhibiciones - rodando los ojos, burlándose de papá, criticándolo, alejándose mientras hablaba o expresando su molestia.

Este comportamiento, especialmente en los espectáculos de Disney, se ha convertido en la norma a tal grado que los padres regularmente me dicen que no permiten a sus hijos a ver el canal. No hay sexo ni violencia, pero no quieren que sus hijos vean a sus homólogos en la pantalla ignorar, insultar o seguir el humor de sus padres riéndose.

Probablemente deberíamos estar más preocupados cuando los papás (varones) son el objetivo de la broma. Hace décadas, cuando el lugar de los hombres en la familia y en el mundo del trabajo era claro, el uso de la comedia para hacer al poderoso (padre), impotente, era comprensible y ayudó a humanizar la figura de autoridad. Pero había una sensación de que la autoridad de un padre era algo que, cuando era transgredida, tenía consecuencias reales. Cuando se desobedecían las reglas de papá, su la ira era lo que el niño temía más.

Las comedias de hoy, por el contrario, a menudo muestran a los papás que tratan de actuar como las madres lo han hecho tradicionalmente y fracasan miserablemente. En un episodio de "Black-ish", el padre, interpretado por Anthony Anderson estaba a cargo de las finanzas. No sólo se demuestra que es un administrador de dinero incompetente, no sólo ha fracasado en su papel tradicionalmente masculino, sino que se expone la suposición de que sería un desastre total en realizar los deberes de su esposa.

Él sale como un idiota, y su esposa - aunque reconoce que no le gusta hacer el presupuesto familiar - parece una superwoman. Es una cirujana que dirige una casa con cuatro hijos. Lo único que quería era que su esposo ahorrara dinero para la universidad de los hijos, y ni siquiera pudo hacerlo.

No es simplemente que los hombres son retratados como torpes. Las mujeres en la cultura popular -y también en el periodismo- son retratadas como personas que pueden hacerlo todo. Están mostrando cómo es posible hacer malabarismos con carreras e hijos, todo sin perder el ritmo. ¿Se puede imaginar una comedia popular en la que una mujer realmente no rinda en el trabajo?

La sitcom "Mom" ofrece a los espectadores este contraste.  La hija se las arregla para criar hijos, mantener un trabajo, mantener las preferencias de su madre a raya e incluso tiene citas de vez en cuando. Ella llega a todo.

En un reciente episodio de "Girl Meets World", el padre, Cory, interpretado por Ben Savage, le dice a su hija y a su amiga que una pelea entre Superman y Batman no sería justa porque uno tiene superpotencias y el otro no . Su esposa, Topanga, interpretada por Danielle Fishel, dice: "Algo así como cuando tú y yo peleamos."

La pregunta es, si las mujeres son realmente súper mujeres, ¿se supone que los hombres no son nada más que payasos?

Comentarios