Doc. revela complot masónico de 1918 para destruir el trono y el altar


OnePeterFive

Un documento secreto de 1918 del Archivo Vaticano revela un complot masónico para destruir el trono y el altar

Imagen: Exploraciones de la carta original de 3 páginas de los archivos secretos del Vaticano. (No tenemos autorización para publicar el contenido completo de la carta, pero al autor de este informe se le dio permiso para revisarla en su totalidad.)

El Dr. Michael Hesemann, historiador alemán de la Iglesia Católica, ha dado recientemente una entrevista a la revista Inside the Vatican de Robert Moynihan. En ésta, que trata del 100 aniversario de las apariciones de Fátima, el Dr. Hesemann hace la siguiente declaración:

También en 1917, la masonería celebró el 200 aniversario de la fundación de la primera gran logia en Londres en 1717. La ideología masónica no sólo se basa en el deísmo, sino también en la herejía gnóstica de auto-salvación e "iluminación", y tiene una agenda decididamente anti-católica. Justo en 1917, Maximiliano Kolbe, uno de los más grandes santos del siglo XX, presenció una procesión masónica en Roma, llevando pancartas con el lema "Satanás debe reinar en el Vaticano. El Papa será su esclavo ".

Un año más tarde, el emperador alemán Wilhelm II fue advertido por los masones alemanes de que el Gran Oriente planeaba obligar a todos los monarcas soberanos de Europa a abdicar -que sucedió en 1918- [también] a destruir la Iglesia Católica y a poner Europa bajo el control de American Big Business, según un documento que encontré en el Archivo Secreto Vaticano.

El bolchevismo sería el instrumento de la Francmasonería para alcanzar esta meta.

De hecho, 1917 fue el año de la revolución rusa [bolchevique] que terminó en una masiva persecución de la Iglesia.

También 1917 fue el año de la entrada de los Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial, el año en que nacieron las dos superpotencias, que formaron la historia del siglo XX durante los siguientes 74 años. 

El Dr. Hesemann piensa que el mensaje de Fátima está todavía con nosotros y que alguna forma de castigo grave es inminente. Y esto podría, a mi juicio, estar ligado a las palabras citadas anteriormente: a saber, la destrucción de muchas de las monarquías europeas, junto con el debilitamiento y socavamiento de la Iglesia Católica. Muchas naciones históricas también pueden ser destruidas (como Nuestra Señora dijo).

Inspirado por su declaración de que él mismo había encontrado inesperadamente un documento importante en los archivos secretos del Vaticano, me puse en contacto personalmente con el Dr. Hesemann, y él me ofreció compartir conmigo ese documento original. En marzo de 2017 y en su propia preparación para el Centenario de Nuestra Señora de Fátima, el Dr. Hesemann publicó un artículo sobre este documento histórico en el que él mismo cita las más partes importantes de ese documento.

El documento que el Dr. Hesemann encontró en los Archivos del Archivo Vaticano de la Nunciatura Apostólica de Munich es una carta manuscrita escrita el 8 de noviembre de 1918 por el Arzobispo de Colonia, Cardenal Felix von Hartmann, dirigida al Nuncio Apostólico en Alemania, el Arzobispo Eugenio Pacelli que más tarde se convertiría en el Papa Pío XII. En esa carta, el cardenal von Hartmann informó al arzobispo Pacelli sobre alguna información que el emperador Guillermo II había recibido y que quería transmitir al Papa con la ayuda de su amigo personal, el cardenal von Hartmann. 

Lo que sigue son los extractos más importantes de esa histórica carta:

Su excelencia,

Su Majestad el Emperador acaba de hacerme saber que, según las noticias que le llegaron ayer, el Gran Oriente acaba de decidir primero destituir a todos los soberanos -en primer lugar a él, el emperador- para destruir (?) la iglesia católica, encarcelar al Papa, etc. y, finalmente, establecer sobre las ruinas de la antigua sociedad burguesa una república mundial bajo el liderazgo del gran capital americano. Los francmasones alemanes son supuestamente leales al emperador [alemán] (que es de dudarse!) y le informaron sobre ello. También Inglaterra quiere preservar el actual orden burgués. Francia y América, sin embargo, se dice que están bajo la plena influencia del Gran Oriente [Logia masónica]. Se dice que el bolchevismo es la herramienta externa para establecer las condiciones deseadas. Frente a un peligro tan grande que amenaza, además de a la Monarquía, también a la Iglesia Católica; es importante que el episcopado alemán sea informado y que también el Papa sea advertido ". 


Hasta aquí el mensaje de Su Majestad. Me he creído obligado a transmitirlo a Vuestra Excelencia, y debo dejar a su juicio si desea transmitir este mensaje a Roma. La tormentosa demanda de los socialdemócratas [alemanes] de que el emperador debe abdicar da una cierta confirmación a este mensaje. ¡Que Dios nos proteja a nosotros y a su Santa Iglesia en esta terrible confusión! [...] 

Con gran devoción y estando a la disposición de Su Excelencia, 

el Cardenal Felix de Hartmann 

(Fuente: ASV, Arch. Nunz, Mónaco, 342, fasc 13, 95-96) 



Como el propio Dr. Hesemann señala en un manuscrito (escrito en mayo de 2016) , fue sólo un día más tarde que estalló la revolución de noviembre en Alemania con la consecuencia de que el emperador alemán Wilhelm II tuvo que abdicar. La advertencia se había hecho realidad. 

Hesemann, que ha sido autor de más de 40 libros y que ha ganado mucho reconocimiento por su importante investigación sobre el genocidio armenio, concluye su informe sobre esta histórica carta con las siguientes palabras: 

¿Qué tan lejos estamos ahora 98 años después, de una república mundial anunciada [y recomendada] bajo el liderazgo del gran capital norteamericano ", cada uno de nosotros puede juzgar por sí mismo. 

La "Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión" o TTIP, habrá llevado al mundo  hacia un paso más cercano a ese objetivo. En este sentido, el documento del año 1918 parece casi profético. Sin embargo, no describe las visiones de un vidente, sino, más bien, cita un supuesto plan. ¿Fue este plan del Gran Maestro francmasón también el modelo para la historia europea del siglo XX y principios del siglo XXI? Eso sin duda sería una simplificación, al igual que cualquier teoría conspirativa. 

Sin embargo, no se puede negar que la masonería planeó, hace casi cien años, lo que después se hizo realidad, y de una manera casi misteriosa.

Comentarios