La Iglesia en Canadá trata a su sacerdotes como criminales


A partir de 2020, la Iglesia Católica en Canadá obligará a todos los sacerdotes a que se tomen sus huellas dactilares, informa Le Journal de Montréal. El pretexto para esta medida es una supuesta "protección de los vulnerables".

Además, los sacerdotes tendrán su registro criminal revisado cada tres años por la policía.

No se permitirá a ningún sacerdote que esté cerca de un niño sin ser supervisado por otro adulto. Según el documento los padres pueden estar presentes durante la Primera Confesión de sus hijos.

en.news

Comentarios