La penúltima herejía de Francisco


¡Dios no puede ser Dios sin el Hombre"!
Estamos acostumbrados a escuchar siempre las mismas pavadas de CaosBergoglio pero el 7 de junio de 2017 sorprendió al mundo con una nueva herejía ... : en su catequesis para la Audiencia General, el simulador de papa hizo la afirmación escandalosa, blasfema y herética de que Dios necesita del hombre, que Dios no puede ser Dios sin nosotros.

Echemos un vistazo a las palabras exactas de Francis, primero en el original italiano: "Cari fratelli e sorelle, non siamo mai soli. Possiamo essere lontani, ostili, potremmo anche professarci “senza Dio”. Ma il Vangelo di Gesù Cristo ci rivela che Dio che non può stare senza di noi: Lui non sarà mai un Dio “senza l’uomo”; è Lui che non può stare senza di noi, e questo è un mistero grande! Dio non può essere Dio senza l’uomo: grande mistero è questo. E questa certezza è la sorgente della nostra speranza (:::)"
(Francis, Catequesis en la Audiencia General, Vaticano.va, 7 de junio de 2017)
Aquí está una traducción:
Queridos hermanos y hermanas, nunca estamos solos. Podemos ser lejanos, hostiles; Podemos incluso decir que estamos "sin Dios". Pero el Evangelio de Jesucristo nos revela que Dios no puede estar sin nosotros: Él nunca será un Dios "sin el hombre"; Es Él quien no puede estar sin nosotros, y esto es un gran misterio! Dios no puede ser Dios sin el hombre: ¡este es un gran misterio! Y esta certeza es la fuente de nuestar esperanza (...)

Las palabras simplemente fallan frente a una blasfemia tan audaz, ¡y sin embargo tanta gente la traga de buena gana porque su jesuita favorito sabe besar a los bebés!

Note que Francisco hace su blasfemia digerible y presentable rodeándola con todo tipo de reconfortante charla acerca de cómo Dios no nos abandona, cómo nos ama "incondicionalmente", agregando que Su supuesta necesidad de nosotros es un "Gran misterio" y la "fuente de nuestra esperanza".

Llamar a la supuesta necesidad que tiene Dios de las criaturas un "misterio" no disminuye la herejía; Y afirmando que es la "fuente de nuestra esperanza", aunque tal vez parezca un pensamiento consolador al principio, resulta no ser verdad, porque implica que Dios no nos creó por Su bondad y amor sino Más bien para satisfacer alguna necesidad; Como en, "Yo no te quería - ¡Te necesitaba!" ¿Qué niño adoptivo se sentiría atraído por sus padres de crianza si descubrió que sólo lo adoptaron para satisfacer alguna necesidad en sus vidas, en lugar de por amor?

Está claro que el último error de Francisco es una blasfemia, pero ¿es también una herejía, es decir, una negación del dogma católico?
Sí lo es. Decir que Dios nos necesita, implica que Dios no es infinitamente perfecto en sí mismo, y también niega que Dios creó todas las cosas libremente ni bajo Su bondad y amor.
En 1442, el Concilio de Florencia declaró "que el único Dios verdadero, Padre, Hijo y Espíritu Santo, es el Creador de todas las cosas visibles e invisibles que, cuando, lo deseó creó por su bondad todas las criaturas, tanto espirituales como corporales"(Bull Cantate Domino, Denz 706).

El Papa Pío IX condenó en 1857 los errores de Anton Günther, "que se oponen claramente a la doctrina católica sobre la suprema libertad de Dios, libre de toda necesidad de crear cosas" (Carta Apostólica Eximiam Tuam, Denz 1655).

El Primer Concilio Vaticano, que se reunió desde 1869-1870, definió dogmáticamente:
Este único y verdadero Dios por Su bondad y "poder omnipotente", no para aumentar Su propia bienaventuranza, y no para añadir, sino para manifestar Su perfección por las bendiciones que Él otorga a las criaturas, con la mayor libertad de voluntad ", inmediatamente desde el principio del tiempo formó cada criatura de la nada, espiritual y corpórea (...); Y luego la creación humana, común como era, compuesta tanto de espíritu como de cuerpo "[Cuarto Concilio Lateranense].

En 1887, el Santo Oficio bajo el Papa León XIII condenó una serie de errores del Padre. Antonio Rosmini-Serbati, incluyendo éste: "El amor por el cual Dios se ama a sí mismo en las criaturas, y que es la razón por la que se determina a crear, constituye una necesidad moral, que en el ser más perfecto siempre induce el efecto ... "- CONDENADO (Denz. 1908).
Así, resulta que Francisco, el hombre que no se cansa de denunciar la "ideología", tiene una ideología muy propia, y no es católica.
Si es evidente, entonces, que Francisco no saca su doctrina de la Iglesia Católica, la siguiente pregunta es: ¿De dónde lo hace?

En un post reciente, identificamos un principio fundamental del sistema de creencias de Francisco, a saber, su obsesión por las nociones de "diálogo", "encuentro" y "ternura", como arraigado en el existencialismo del filósofo judío Martin Buber 1878-1965). Teniendo en cuenta la cantidad de tiempo que Francisco ha gastado y sigue gastando con rabinos talmúdicos, esto no es sorprendente. Pero ¿de dónde viene su tesis de "Dios nos necesita"?
He aquí que esto también es una idea encontrada en el pensamiento de Buber:
Cita: "Ustedes saben siempre en su corazón que necesitan a Dios más que a todo; Pero ¿no saben también que Dios los necesita, en la plenitud de su eternidad los necesita? ¿Cómo sería el hombre, cómo sería usted, si Dios no lo necesitara? Necesitas a Dios, para ser - y Dios te necesita, por el mismo significado de tu vida.
(Martin Buber, I y Thou, traducción de Ronald Gregor Smith [Edimburgo: T. & T. Clark, 1957], página 82)

Y ahí lo tenemos: La noción de que Dios necesita al hombre viene del existencialista judío Martin Buber. Si Francisco lo ha adoptado en el sentido original preciso de Buber o lo ha modificado un poco, es de importancia secundaria. Para Buber, toda la realidad es relacional. Para usar su forma de hablar, esto significa que un "Yo" no puede existir sin un "Tú", y por lo tanto el Creador no puede existir sin una criatura.

"Y abrió su boca a blasfemias contra Dios, para blasfemar su nombre, y su tabernáculo, y a los que moran en el cielo" (Apoc 13: 6).
¿Cuántas más blasfemias y herejías tendrá que cometer Francisco antes de que la gente finalmente descubra qué tipo de vicario es realmente este hombre?

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Es consistente con el humanismo-satanismo de bergoglio, el hombre ególatra ocupando el lugar de Dios y convirtiéndose en un ídolo.
José Martí ha dicho que…
En el verdadero amor ciertamente se necesita de un yo y un tú. Sin embargo, ese Yo y ese Tú ya existen, en el seno de la Santísima Trinidad. De modo que Dios es Amor en sí mismo y no necesita de nosotros para ser Amor. Dios no es ningún ser solitario, como así nos lo hizo ver nuestro Señor. Nos ha creado libremente para hacernos entrar en su amor si, libremente también, lo aceptamos. Él nos da los medios para ello, pero tal actuar de Dios con relación a nosotros es pura gracia, es un Don... y no una necesidad. Luego, efectivamente la afirmación de Francisco constituye una blasfemia. Y también una herejía.