Los defensores de la Verdad recibirán una gran recompensa

Queridos hijos, coraje. Mi Jesús está con vosotros. Abrid vuestros corazones a Él y seréis grandes en la fe. No os desaniméis. Yo rogaré a Mí Jesús por vosotros. 

Camináis hacia un futuro de grandes pruebas, pero aquellos que permanecieren fieles no experimentarán el peso de la derrota. Sufro por vuestros sufrimientos. No viváis en el pecado. Pertenecéis al Señor y sólo a Él debéis seguir y servir. 

A vosotros Ministros de la Iglesia de Mí Jesús, quiero deciros: Mi Jesús espera mucho de vosotros. Mi Hijo espera vuestro esfuerzos y valor en la Reconstrucción de Su Iglesia. Mi Hijo os ha escogido y confia en vosotros. No os dejéis contaminar por falsas ideologías. Vivís en medio de lobos, pero debéis ser siempre del Señor. No se deshagáis de las lecciones del pasado. Sed valientes como Nehemías y defended aquello que pertenece al Señor. No tengáis miedo de las persecuciones. El martirio de los Justos, el Señor transformará en bendiciones para Su Iglesia. 
Soy vuestra Madre y os amo. Defended a Jesús y Su Evangelio. Aquellos que defendieren la verdad y permanecieren en la verdad recibirán una gran recompensa del Señor. Adelante. 

Este es el mensaje que hoy os transmito en nombre de la SantísimaTrinidad. Gracias por haberme permitido reuniros aquí una vez más. Os bendigo en el nombre.

Comentarios