Obispos alemanes niegan el milagro de la consagración




La página de noticias de los obispos alemanes negó el jueves que las palabras de consagración transformen el pan y el vino en el cuerpo  y la sangre de Cristo. 
Citando al liturgista alemán, el padre Albert Gerhards, se advierte de una supuesta "comprensión mágica" de la Oración Eucarística. 
Según él la consagración no sucede en el momento de estas palabras. Para Gerhards, las palabras de la consagración sólo tienen una "función catequética".
Si Gerhards tuviese razón, entonces las palabras "esto es mi cuerpo" y "esta es mi sangre" pronunciadas por el sacerdote durante la Misa en el nombre de Cristo, contendrían una falsedad.
Gerhards también contradice el Catecismo de la Iglesia Católica (1377), "La presencia eucarística de Cristo comienza en el momento de la consagración".

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Ya están preparando todo para cambiar la fórmula consecratoria y así, anular la Transubstanciación.
Van a decir "esto SIMBOLIZA mi cuerpo, esto SIMBOLIZA mi sangre".
Las mismas palabras que usó hace poco el superior de los jesuitas al afirmar que el diablo es un SÍMBOLO...
"Cuando el sacrificio perpetuo sea retirado de los altares..."
Se viene la Cólera de Dios.