Peter Winnemöller: Fco genera frustración y enojo

El periodista católico alemán Peter Winnemöller entrevistando al ob. Gregor M. Hanke

http://www.ncregister.com/blog/edward-pentin/doctrinal-anarchy-as-bishops-conflicting-positions-on-amoris-laetitia-

(...)Una oportunidad para aclararlo

Un problema clave es que la propia posición del Papa sobre este tema ha sido ambigua. Aunque el año pasado respaldó una directiva episcopal argentina que defiende el apoyo para dar la Santa Comunión a algunos divorciados casados de nuevo y, hace unos meses, escribió una carta agradeciendo a los obispos malteses sus directrices sobre la interpretación del documento, todavía no ha dado oficilamente su posición, a pesar de que los 4 cardenales se lo pidieran.

Los cardenales Carlo Caffarra, Walter Brandmüller, Raymond Burke y Joachim Meisner le enviaron una lista de dubia en septiembre pasado, cinco dudas sobre Amoris Laetitia con el objetivo de resolver la confusión sobre esta cuestión y otras cuestiones sobre si el documento está en continuidad con la enseñanza de la Iglesia.

El Papa ha pedido al cardenal Müller que no responda, pero en una entrevista con Avvenire, el Papa Francisco ha reprendido el «legalismo» de los críticos de Amoris Laetitia, y se ha quejado de que insisten en ver sólo «blanco o negro, cuando más bien se deben discernir en el flujo de la vida».
Explica que las críticas no le hacen «perder el sueño» y agrega: «Yo prosigo por el camino de quienes me precedieron, sigo el Concilio» y añade que estas críticas «cuando no hay un espíritu malvado, ayudan a caminar. Otras veces se ve inmediatamente que las críticas salen de acá o de allá para justificar una postura ya asumida, no son honestas, están hechas con espíritu malvado para fomentar división». Atribuye que muchas veces estos rigorismos  «nacen de una falta, de querer ocultar dentro de una armadura la propia y triste insatisfacción».



Al hablar el año pasado en una presentación, el arzobispo Bruno Forte, que fue secretario especial durante los sínodos sobre la familia, filtró comentarios que el Papa hizo durante el sínodo que dan una indicación de su enfoque.

"Si hablamos explícitamente de la comunión para los divorciados y vueltos a casar, no sabéis qué terrible lío haremos", dijo el Arzobispo Forte que el Papa había dicho, y también: "Así que no hablaremos claramente, lo haremos de manera que las premisas estén allí, entonces extraeré las conclusiones ".

La situación actual está causando malestar general, frustración y enojo. El periodista católico alemán Peter Winnemöller, en el sitio web austríaco Kathnet, dijo que le costaba creer que esta "situación absurda" es lo que el Papa Francisco quiere significar cuando dice que quiere la descentralización de la Iglesia.

Las "valiosas sugerencias" hechas en el Sínodo para fortalecer el sacramento del matrimonio y de la familia están "desgraciadamente, completamente socavadas" por el capítulo (8 de Amoris L ) y su "interpretación problemática", agregó.

Esto es exacerbado por el Papa " ya que no toma una decisión vinculante y la comunica", dijo.

Comentarios