Polonia se consagra al Corazón Inmaculado de María

Coincidiendo con el centenario de Fátima
El presidente de Polonia, Andrzej Duda y la Primer Ministro, Beata Szydlo, en el acto de consagración.



El presidente y la primera ministra de Polonia vuelven a testimoniar su fe en la consagración del país 

Los obispos polacos renuevan esta promesa al Inmaculado Corazón de María que celebraron por primera vez en 1946El episcopado polaco, reunido en Asamblea Plenaria, ha celebrado un acto solemne de Consagración de la Patria al Inmaculado Corazón de María en el Santuario de la Virgen de Fátima en Krzeptówki, en la región montañesa meridional de los Tatra, regentado por los padres palotinos. La ceremonia ha tenido lugar el martes 6 de junio de 2017, coincidiendo con el Año del centenario de las Apariciones de Fátima.

ReligionConfidencial

La eucaristía inicial en el Santuario de Krzeptówki ha estado presidida por el arzobispo de Poznan y Presidente de la Conferencia Episcopal polaca, Monseñor Stanislaw Gadecki. La homilía ha sido pronunciada por el obispo de Coimbra (Portugal), quien fue rector del Santuario de Fátima, Monseñor Virgílio do Nascimento Antunes. En el acto también han participado el Presidente de la República de Polonia, Andrzej Duda, y la Primer Ministro, Beata Szydlo, así como representantes de las autoridades.

No es la primera vez que el presidente polaco acude a un acto solemne celebrado por la Conferencia Episcopal polaca. En noviembre de 2016 asistió, con varios miembros del Gobierno y diputados del partido Ley y Justicia, a la misa de entronización de Jesucristo como rey de la república de Polonia.  Esta Eucaristía se celebró en el santuario de Lagiewniki, (Cracovia) a la que asistieron unos 6.000 fieles.

Por su parte, la Primer Ministro Beata Szydlo, fue quien no aceptó las injerencias de la Unión Europea que le presionaron para que despenalizara el aborto en Polonia. Se da la circunstancia de que un hijo de Szydlo acaba de ser ordenado sacerdote recientemente.  

Consagración renovada en cada diócesis 

La consagración al Inmaculado Corazón de María será renovada en cada diócesis, parroquia y familia que desee unirse, el próximo 8 de septiembre, en la Festividad de la Natividad de María.

De este modo, se ha renovado la consagración de Polonia al Inmaculado Corazón de María que realizó el 8 de septiembre de 1946 el Cardenal y Primado de Polonia, Augusto Hlond, siguiendo el ejemplo de la Consagración del Mundo realizada por el Papa Pío XII en 1942.

En aquella ocasión, la consagración de Polonia se celebró en el Santuario de Jasna Góra en Czestochowa, con la participación de cerca de un millón de fieles. En 1946 el pueblo polaco prometió a Nuestra Señora "un servicio fiel, dedicación y devoción completa", pidiendo la unidad y armonía para la nación, marcada por una historia "llena de sangre y lágrimas”.

Aquella consagración mariana, recién concluida la devastadora II Guerra Mundial, garantizó la pervivencia de la piedad del pueblo polaco, que vivió sometido al régimen comunista de carácter ateo y antirreligioso durante más de cuatro décadas.



El presidente de Polonia, Andrzej Duda y la Primer Ministro, Beata Szydlo, en el acto de consagración. 
















Comentarios