Bergoglio golpea la Misa Tradicional y disminuye el nº de misas



Concelebración: no sólo será una buena idea, sino que será la ley

En Rorate Caeli,  https://rorate-caeli.blogspot.com/2017/06/de-mattei-francis-imposes.html

Existe un "Documento de trabajo" de la Congregación para el Clero "Sobre la Concelebración en los Colegios y Seminarios de Roma", que circula de forma no oficial en los colegios y seminarios romanos. Lo que se desprende claramente de este texto es que el Papa Francisco quiere imponer la concelebración eucarística en los colegios y seminarios de Roma, de facto, si no en principio, afirmando que "la celebración en comunidad siempre debe ser preferida a la celebración individual".

En su blog, el sacerdote P. John Zuhlsdorf ("Fr. Z") dice de la noticia:

Esto, por supuesto, es una contradicción directa con el Código de D. Canónico, Can. 902, que garantiza que los sacerdotes puedan celebrar la misa individual y privadamente. 
Creo que la concelebración debe ser sólida, legítima y excepcional

[...]

No me opongo en principio a la concelebración (que es una cosa del Novus Ordo, por supuesto). Concelebraré ocasionalmente, por ejemplo, en las ordenaciones al sacerdocio y el Jueves Santo, especialmente con el obispo. De lo contrario, quiero decir mis propias misas. La concelebración es demasiado propensa a las mentes errantes, desatención, descuido, abusos. He visto ejemplos horribles de esto, incluyendo sacerdotes que no dicen nada en absoluto durante la consagración y la manipulación extravagante de la Eucaristía. 

¿Puede haber misas privadas mal celebradas? Por supuesto. Sin embargo, un sacerdote que se dedica a decir misa en privado -por devoción y porque decir misa es una buena cosa para él y por aquellos para quienes él lo ofrece- es menos probable que celebre de manera descuidada.

Además, me parece que una Misa concelebrada es una Misa, no son muchas (con lo que se disminuye el número de misas totales y por tanto se retiene su infinito beneficio sobre la humanidad).. Porque,  ¿es algo bueno? La gente puede hablar de la fraternidad sacerdotal y de unidad y bla bla bla. Porque, ¿pueden ser menos misas, bueno para alguien? Me parece que muchas misas, debidamente y reverentemente celebradas, son buenas para la Iglesia y para el mundo.

Además, la imposición de la concelebración para todos los sacerdotes en residencias clericales en Roma también socavará el derecho de los sacerdotes a utilizar el Misal Romano de 1962 de acuerdo con Summorum Pontificum. El uso de la antigua Missale Romanum está en ascenso entre los sacerdotes más jóvenes. Muchos seminaristas lo quieren. Apuesto a que asusta a algunos que están en el poder.

Como dijo uno de mis corresponsales romanos:

Esta es la táctica de tierra quemada. Van a ir a por todo lo que es católico para asegurarse de que no volvamos a retroceder en el flujo hegeliano de la historia.


Fr. Z también descubre una extraña propuesta que sólo permitiría a los diáconos de transición ser ordenados si los laicos de la parroquia donde están sirviendo los aprueban. No se puede inventar algo así.

Comentarios