Card Meisner murió rezando el breviario


https://onepeterfive.com/

(...)El coraje de Meisner y su testimonio católico tomó ejemplo del cardenal Jozef Mindszenty, el gran mártir húngaro del comunismo. Fue el 6 de mayo de 2017, poco antes de morir, que el cardenal Meisner dio testimonio de este gran hombre. 


En una homilía en Budapest, Hungría, Meisner cuenta cómo él, como un niño de 13 años, pasó a ver una foto del Cardenal Mindszenty en una sala comunista bajo acusación. Meisner quedó tan conmovido por esta imagen -que le recordó de inmediato al propio Señor tan falsamente acusado- que fijó esta imagen en la pared de su dormitorio y así siempre miraba a este cardenal antes de quedarse dormido, y cuando se despertaba. "Él fue el modelo de un obispo para mí", explicó el cardenal Meisner en su homilía. Y añade: Y en mí creció el deseo de que yo, un día, quisiera ser como el cardenal, un Testigo de Cristo que tiene el coraje también de luchar contra los poderosos de este mundo.  Más tarde, el Cardenal Meisner encontró de nuevo la misma imagen del Cardenal Mindszenty. Puso entonces esta imagen en su breviario - "de modo que estoy conectado con él en la oración todos los días" - y fue ese mismo breviario que estuvo en las manos del cardenal Meisner cuando murió. "Cuando los obispos ya no somos testigos, entonces el pueblo de Dios no está en una buena situación", agregó Meisner, después de hablar sobre el testimonio valiente de Mindszenty y su compromiso con la humanidad. 


Meisner se mostró especialmente agradecido por la compasión y solidaridad de Mindszenty con los 9 millones de alemanes que tuvieron que huir de su patria después de la Segunda Guerra Mundial, entre ellos la familia Meisner. "Excepto el Cardenal Mindszenty, ningún otro obispo nos defendió", agregó Meisner. "Los obispos no sólo deben prestar atención a una buena respuesta de los medios de comunicación, sino especialmente a la proclamación de la verdad que se les ha confiado". El cardenal Meisner no sólo desafió a sus propios obispos. 


Él también nos desafió a todos nosotros, los católicos cuando dijo una vez, en 2016, que ahora es la "gran oportunidad de llegar a ser un cristiano pleno - ¡los cristianos tibios perecerán!" . ¡Vio una" gran oportunidad de testimoniar verdaderamente que somos cristianos! Y este testimonio de su vida y su acto final de firmar la dubia - sólo se puede lograr con la ayuda de María, arraigado en el amor por Cristo.

Comentarios