Criticar la homosexualidad en las homilías es legal en España




Según informa Religión Digital, el cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, ha apartado de sus funciones al polémico sacerdote de Hospitalet, Custodio Ballester, que criticó el orgullo gay concediéndole un "permiso de ausencia" para que se tome "un año sabático" (según consta en el boletín de la archidiócesis)


Sin embargo, Ballester se contradice, primero afirma que es él mismo quien ha pedido el año sabático al cardenal, pero también:
"Por ello, os pido que nadie juzgue las intenciones de D. Juan José. Sólo Dios puede hacerlo. Yo acepto su decisión": (...) El Sr. Cardenal me ofreció completar mis estudios teológicos en el Instituto Bíblico de Jerusalén, o en el Instituto Católico de Lyon, más cercano. Por su parte, Infovaticana dice: "La realidad es bien distinta: Ha sido una imposición de Omella que Ballester ha aceptado. Lo demás es no decir la verdad, cosa que InfoVaticana no puede aceptar, ni bajo capa de obediencia ni bajo capa de respeto".

ReL. Predicar en misa contra las prácticas homosexuales, igual que contra cualquier otro pecado, sigue siendo legal en España. Al menos por ahora. Incluso en Cataluña, con su ley autonómica LGTB que cumple ya 2 años.

Ha sido archivado el expediente contra la homilía del 24 de junio de mosén Custodio Ballester, en su parroquia de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), que en los días de máxima propaganda del Orgullo Gay explicaba a sus feligreses: "Sigue siendo pecado ser homosexual por mucho que lo promuevan los poderes públicos". Y añadía que las leyes LGTB "llevan hacia una dictadura en la que no se puede discrepar".

En su sermón advertía también que si los curas no dicen la verdad, la sociedad acabará pensando que "eso de ser gay está bien, que es guay". "Esta semana los homosexuales mostrarán en Madrid sus vergüenzas públicamente y el fin de semana vendrán a hacerlo también en Barcelona", describía el sacerdote.


Es la enésima denuncia que lobbies LGTB hacen contra clérigos que queda archivada. Los lobbies buscan con denuncias amedrentar e impedir que se predique contra la ideología de género y LGTB, pero si se hace sin injurias ni calumnias la ley permite la libertad de expresión.

En el culto o fuera de él, obispos como Reig Pla en Alcalá, López de Andújar en Getafe o el cardenal Cañizares en Valencia, han predicado sobre la castidad y la homosexualidad y han criticado las leyes LGTB, han sido denunciados y pronto se ha constatado que la libertad de expresión y religiosa en España permite criticar estas leyes y las prácticas LGTB.

Comentarios