Cuando calláis los enemigos de Dios causan gran estrago espiritual




Queridos hijos, abrid vuestros corazones y aceptad la Voluntad de Dios para vuestras vidas. Asumid con valentía la misión que os fue confiada. 

Camináis hacia un futuro en que los hombres abrazarán las falsas doctrinas y las verdades serán lanzadas fuera. 
Doblad vuestras rodillas en oración. Sólo por la fuerza de la oración podéis soportar el peso de las pruebas que ya están en camino. 

Defended sin miedo la verdad. Cuando los justos se quedan en silencio, los enemigos de Dios avanzan causando gran estrago espiritual.  Buscad fuerzas en las Palabras de Mi Jesús y en la Eucaristía. Abrazad las Enseñanzas del Verdadero Magisterio de la Iglesia de Mi Jesús. Vivís en el tiempo de los dolores y solamente acogiendo la verdad seréis salvados. 

Yo soy vuestra Madre Dolorosa y sufro por aquello que viene para vosotros. Estad atentos para no ser engañados. 

Muchos falsos maestros se esparcirán por el mundo y confundirán incluso a hombres y mujeres de fe. Donde hay media verdad, ahí no está la Iglesia de Mi Jesús. 
Adelante con valentia. Suceda lo que suceda, no os apartéis del camino que os señalé. Este es el mensaje que hoy os transmito en nombre de la Santísima Trinidad. 

Gracias por haberme permitido reuniros aquí una vez más. Yo os bendigo, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Quedad en paz.

Comentarios