Diócesis alemana aclama la marcha gay




En.news 7/31/17


La diócesis alemana Rottenburg-Stuttgart anunció en las redes sociales la marcha gay en Stuttgart el 29 de julio alabando a un grupo de jóvenes católicos que pidió para la ocasión orar por "tolerancia para una sociedad más diversa".

La diócesis también publicó imágenes que mostraban a personas en una iglesia católica en Stuttgart de pie alrededor de una bandera del arco iris. 
Voces en las redes sociales señalaron que la Iglesia en Alemania se ha quedado sin sentido buscando la aceptación en la corriente dominante.
El cardenal Walter Kasper es un ex obispo de Rottenburg-Stuttgart.

Comentarios

Cristina x ha dicho que…



Viernes, 15 de febrero del 2013, a las 22:10 hrs., Mensaje 711 del Libro de la Verdad. Jesús a Maria de la Divina Misericordia:

Mi muy querida y amada hija, esta Misión debe moverse ahora, para atraer y abrazar a aquellos, que no creen en Mis Enseñanzas y a aquellos, que se consideran que son Cristianos, pero que solo Me reconocen en pequeños detalles.

La diferencia es hiriente. Su interpretación de Mis Enseñanzas, que ha sido torcida, para que encaje en su estilo de vida secular, es la peor forma de traicionarme a Mí, su Jesús.

Los jóvenes, los de mediana edad y los ancianos, los así llamados “seguidores del Cristianismo”, Me ofenden con sus propias versiones diluidas, que creen son aceptadas por Dios. Han estado creando una nueva doctrina de su propia hechura, que encaje con sus estilos de vida. Entonces, creen que todavía pueden complacer a Dios y que su doctrina Le es aceptable.

Sepan que solo la Verdad es aceptable a Dios. Los intentos de apaciguarlo caerán en oídos sordos. Dios nunca aceptará mentiras. No importa cuán bien hayan sido disfrazadas y redactadas en un lenguaje hermoso, que promueve nuevos conceptos en el Cristianismo, y la aceptación y la tolerancia del pecado, nada será aceptado a los Ojos del Dios que Todo lo Ve. El nunca aceptará nuevas leyes, que minimizan los Sacramentos, trasmitidos por Mí, Jesucristo, el Salvador del Mundo.

Yo los salvé para ayudarlos a ser libres de las garras que Satán sostiene sobre el corazón del hombre. Yo di Mi Vida, gustosamente, para salvarlos y liberarlos de las cadenas a las que estaban atados, por Satán y el fuego del infierno. Esto significó que el infierno ya no tuvo el poder sobre ustedes porque se les dio la libertad de escoger la vida en Mi Reino o la muerte en el abismo del infierno.

¿Pero, qué hace el hombre en el mundo de hoy, para pagarme por este extraordinario Don? Tratan de justificar el pecado ante Mis Ojos. Presentan pecados ofensivos delante Mío y ruegan que acepte las mentiras y las falsedades. Peor aún, quieren adaptar Mis Santos Sacramentos de varias maneras, para que encajen a sus necesidades y entonces presentarme una abominación. El matrimonio no es aceptable delante de Mí Altar, si es entre dos personas del mismo sexo. Sin embargo, ellos lo hacen y Me insultan. Me suplican que acepte el pecado, justificando ofensas contra los Mandamientos de Mi Padre. Tratan de convencerse que esto es aceptable, delante de Dios, cuando esto jamás podría ser.

Todas las Leyes de Dios están hechas en el Cielo. El pecado es pecado a los Ojos de Dios y nunca puede ser justificado por la interpretación humana.

Es la mentalidad engañosa de estos defensores Cristianos modernos, que luchan, a cada momento, para cambiar y adaptar las Enseñanzas del Cristianismo, la que está dañando a Mi Iglesia. Esta causa una terrible confusión.

Ellos hacen una burla de Dios y de Mi Muerte en la Cruz.

Así es como los Cristianos se revierten al paganismo y el cambio puede ser rápido. Los falsos dioses, los falsos templos, las falsas religiones, tienen una cosa en común: sus seguidores honran un dios, que es creado por manos humanas. Tales religiones están insultando a Dios y en una iglesia, los templos masónicos, rinden culto, no a Dios, sino a la bestia.

Este es el precio de la libertad, dada al mundo, por Mi Muerte en la Cruz. Este es el por qué el mundo necesita aceptar la Verdad y no caer presa del engaño, que será plantado entre ustedes, por la bestia, mientras el tiempo pasa.

Su Jesús