El cura homosexualista Martin, orador principal en Seminario de Washington



http://restore-dc-catholicism.blogspot.com.es/ /RLVL


El "cura" disidente y homosexualista elegido por Bergoglio como consejero vaticano, James Martin, intervendrá como orador principal en el simposio de sacerdotes del Seminario Nacional Washington Theological College de Washington DC, en septiembre que llevará a cabo la "Reunión de Alumni Days 2017"...

...como se puede ver en este folleto: http://docs.wixstatic.com/ugd/e17125_082f886c17f54737a2912fa071313b60.pdf (y por cierto, lo descargué así por si "desaparece").

El tema es extraño: "Encontrar a Jesús: Encuentro con el Jesús de la historia y el Cristo de la fe".
 ¿Por qué están separados "Jesús" y "Cristo" de esa manera? Cualquier católico sabe que mientras Jesús posee dos naturalezas, divina y humana, Su personalidad es divina. Como verán en esta antología de publicaciones sobre Martin: +Martin, él tiene problemas para comprender que Jesucristo no es sólo otro tipo más. Los mandamientos de Jesús y Su Padre están verdaderamente para ser obedecidos - incluyendo aquellos concernientes al pecado mortal de la conducta homosexual.

En este simposio, el Cardenal Wuerl será el celebrante principal de la Misa dominical. 
Hace unos meses Wuerl invitó al Padre Martin (plenamente consciente de sus graves herejías) a dar las meditaciones del Viernes Santo en la Catedral de San Mateo. 

Hay que estar ciego para no ver, que los mismos que pusieron a Bergoglio en el poder (no en vano el card Danneels sale fotografiado con una bandera homosex dando una homilía y es partidario del "matrimonio" de personas del mismo sexo) están introduciendo la aceptación de la homosexualidad en la Iglesia, a marchas forzadas y Martin ha sido personalmente elegido por Bergoglio para ello. 

Hoy, la Iglesia está tomada por maricones. La prueba está en que nada se ha hecho contra los monseñores que protagonizaron la orgía sodomítica. Ni siquiera han habido declaraciones de la Oficina de Prensa vaticana que explicaran tamaño escándalo. ¡Viva la transparencia que prometió Bergoglio! Los católicos nos merecemos, al menos, eso.

Instemos a que el "Padre" Martín, que promueve la normalización del estilo de vida gay, sea rescindido. Los sacerdotes fieles deben evitar este encuentro. Otras acciones están bajo consideración.

Comentarios