El ingeniero que vio el Infierno y el Cielo

cielo o infierno


Foros de la Virgen

Una voz le dijo que quitara las manos del volante justo antes de chocar su auto contra una columna de concreto.

“Fue una experiencia absolutamente terrible según relata Randall Rathbun, un matemático investigador de Oregon quien tuvo una breve experiencia durante un grave accidente de tránsito el 30 de agosto de 2002.
“Podía sentir que mi descenso se aceleraba cada vez más y más. 
Fue como caer en el foso de un elevador.
Me llevaban al infierno. 
Era tan terrible que la mente humana no puede comprender la experiencia
Estaba atado con tres cadenas y un espíritu muy poderoso me retenía. 
Tenía un metro cincuenta de alto pero era trescientas o cuatrocientas veces más fuerte que un hombre. 
Un grito extremadamente potente explotó a un lado de mi cabeza”
El grito vino de aquel demonio y fue tan potente, enfatiza Rathbun, que casi me deja sordo.

“Era una voz que gritaba tan fuerte como el ruido que hace un motor a reacción… una voz iracunda y desafiante…
.
Y podía entender lo que decía…
.
‘El es mío, es mío.
.
Su nombre es mentiroso, mentiroso, mentiroso y lo llevo hacia el Lago de Fuego’”.

Rathbun, quien trabajaba en aquel tiempo en California en el programa del avión caza furtivo F-22 para la empresa TRW — fue un estudiante brillante.
Primero de su clase en la escuela secundaria y graduado con honores en sus estudios de Ingeniería en la Universidad Estatal de Montana.
Él cree que la entidad que lo llevaba al Infierno era una que él había visto muchos años antes, al comienzo de la década de los 70, después de un “renacimiento espiritual”.
Dice que su cabeza,
“Estaba deformada, no era humana, como una calavera pero no igual, su piel era como de cuero oscuro, casi negra y lucía como algo que hubiera muerto hace miles de años con odio puro. 
Sus ojos eran profundos y tenían dos puntos de luz llameantes que penetraban como picahielos cuando los miraba. 
El tenía deseos de matarme”.
Rathbun relató que a medida que caía en aquel ‘foso’ la atmósfera se volvía opresiva más allá de cualquier cálculo humano.
Comenzó a ponerse muy bochornosa y opresiva
Comencé a tener problemas para respirar; era como si un humo espeso comenzara a ahogar todo”. 

Y después los gritos,
“Eran los peores gritos que puedas imaginar‚… miles de personas gritando‚… no, millones de personas gritando. 
Los gritos eran tan horrorosos que no los podía soportar. 
Solo un grito nada más haría te haría erizar el vello del brazo. 
Pero yo oía millones .
Eran gritos de tormento, gritos de dolor, gritos de sufrimiento, gritos de obscenidades, gritos de rebelión, pero sobre todo, gritos de los condenados en el Infierno”.
El rugido de las llamas era constante.
Sonaba como un trueno continuo o como flamas que se consumen permanentemente
Yo había visto fuego mientras vivía en la tierra y había visto llamas de 30 metros incinerar colinas en segundos, pero las llamas en la tierra eran nada comparadas con el sonido que se oía”.
pecados capitales y virtudes

UN HISTORIAL DE VIDA PECAMINOSA

El ingeniero tenía un historial de problemas, comenzando con abuso sexual cuando estaba en séptimo grado a manos de un estudiante mayor.
Lo cual cree que abrió una ‘puerta’ al mal, que le convirtió luego en asiduo espectador de pornografía.
Lo cual desembocó en visitas a prostitutas en los  fines de semana aún cuando asistía a servicios religiosos los Domingos.

Estaba en una espiral descendente antes del accidente de tránsito.
.
Su estilo de vida desordenado comenzó por lo que veía en Internet.
.
El dice que fue terrible a donde casi lo condujo ese estilo de vida.

Pero sólo fue después que Randall imploró a Dios (“¡Por qué, por qué me sucede esto a mí!”) que el Señor lo sacó del foso.
Tres pasajes de las Escrituras que relatan sobre el Salario del Pecado le fueron súbitamente mostrados delante de él, no solo en palabras sino una voz que le hablaba (Romanos 6:23, Juan 8:34 y Galatas 6:7).
Como le dijo a un entrevistador
Pude ver una larga cadena de pecados sexuales
Peor aún, pude ver como me había engañado a mi mismo. 
Me había engañado al creer que podía pecar voluntariamente y aun así la Gracia de Dios podía cubrirme”. 

En otras palabras, él sintió que podía pecar pero que todo se arreglaría si después pedía perdón a Dios.

Un pecado pequeño no lo dañaría; Dios entenderá. ¡Cuántos caen en este engaño

Más que un solo pecado, es el patrón de pecados lo que nos causa problemas con Dios, enfatiza Rathbun.

LA MISERICORDIA DE DIOS LO RESCATÓ

Aún así, tan grande es la misericordia de Dios que tiene piedad de Rathbun y después de un momento en el cual todo “se oscureció”, él se encontró muy por encima del abismo – como a 5.000 kilómetros sobre la tierra.
Dios le habló y le dijo que era el sufrimiento de Jesús – su Preciosísima Sangre – la que lo había salvado: lo que le había dado una segunda oportunidad.
El Señor le dijo que él tenía una decisión muy importante que tomar y que le sería dado el tiempo que necesitaba – una vez que regresara a la tierra – para tomarla.

“Hijo mío Yo confío en ti” dijo el Señor – con una voz que Randall dice que “tenía tanta autoridad – autoridad absoluta y total – que todo el lugar tembló ante esa autoridad.
.
Al escuchar esa voz sabes que es la fuerza mas poderosa en el universo”.

Al escuchar que Dios confiaba en él,
“algo despertó dentro de mí. Yo no quiero herirlo, dice Rathbun emocionado.
La clave para desprenderse de un hábito pecaminoso, dice el ingeniero, es simplemente acercarse más a Dios – “enamorarse” de Él, en palabras de Rathbun.
Somos observados constantemente por el bando bueno y el bando malo y los espíritus oscuros tomarán ventaja de cualquier apertura”. 

Rathbun cree que le fue permitido regresar en parte para  que otros conozcan las cosas de las que él fue testigo. 

“Nos estamos volviendo rebeldes. 
Cada vez más desconectados de Dios.
El conoce nuestros corazones y está muy interesado en su pureza”.
jesus-caminando-tierras-del-paraiso

LE MUESTRAN EL CIELO

Durante su supuesta experiencia, Randall, quien actualmente trabaja diseñando programas para un inversor financiero, también le fueron mostradas partes del Cielo.
Fue tan bueno como malo fue el Infierno; realmente infinitamente mejor; agradable más allá de la imaginación.
“Es totalmente asombroso. 
Te dejará impactado. 
Verás como Dios es un Padre increíblemente amoroso”.

“En el Cielo, todo está vivo.
.
El césped allá excede con mucho al de la tierra.
.
Y había esta música de adoración y alabanza con la cual siempre te puedes sintonizar.
.
En el Cielo todo da alabanzas a Dios”. 

Me encontré entre flores y frutas maravillosas, un aroma a albaricoques. Totalmente delicioso y puro. 
Cuando era pequeño teníamos un árbol especial de albaricoques que disfrutábamos mucho. 
Daba tanto fruto que sus ramas casi se rompían con los albaricoques. 
Me encantó que Dios supiera eso y que me pusiera en el Cielo en un lugar que encajara, en el cual tus dones fueran utilizados. 
Tus dones permanecen aún después de muerto.
La matemática continúa en el Cielo – es un conocimiento fundamental, como la Teología también es un conocimiento fundamental”. 

“Me fue permitido ‘probar’ el Cielo mas no  entrar a la ‘Ciudad’.
.
Y Dios guardó lo mejor para el final:
.
Me fue permitido ver cantar a los Serafines – tan puros, tan sagrados, tan llenos de adoración por Dios, como nada que hayas escuchado jamás.
.
Cómo un armonía de 16 o más partes y llamas de santidad.
.
Exaltaban tanto a Dios que te derretías”.

Esta vez, llamas buenas; esta vez, pureza; esta vez las llamas del Espíritu Santo.

Comentarios