La Virgen le pide en un sueño que haga una peregrinación y le cura






Fractura de la bóveda craneal

El 23 de Octubre de 1934, Bruno Baldini, de Florencia, mintras recorría en su ciclomotor la circunvalación de la ciudad, fue víctima de un accidente. Ingresado en el Hospital de Santa María la Nueva, los exámenes clínicos revelaron una grave lesión cerebral. 

En Julio de 1935 se quedó completamente mudo y con dificultades motoras, hasta el punto de moverse sujetándose a las paredes domésticas. Un día, Baldini, tuvo un sueño en el que una voz clara le decía que peregrinara a un Santuario y esperara. 

Fue a Loreto aprovechando la peregrinación de los enfermos que estaba programada para aquellos dias: llegado al albergue, mientras dormía, oye en su sueño la misma voz que oyó con anterioridad y que le dijo: Levántate y habla. Me desperté de repente y me levanté de la cama. Se encontró con el Sr. Giusti, de la habitación contigua y le gritó: ¿oyes? Hablo, puedo hablar. Nadie puede imaginar lo que sentí al volver a oír mi voz despues de cuatro años. creía haberla perdido para siempre. Todos los peregrinos se unieron a Baldini en su agradecimiento a la Virgen por la sanación milagrosa concedida.

Comentarios