Lucharán contra los que defienden la Verdad



Queridos hijos, los Gladiadores de la Fe están en el Palacio y actuarán en contra de los hombres y mujeres que aman y defienden la verdad. 

Sufro por aquello que viene para vosotros. 

No os apartéis de la verdad. Suceda lo que suceda, quedaros con Jesús; Acoged Su Evangelio y abrazad las Enseñanzas del Verdadero Magisterio de Su Iglesia. 

No os olvidéis: En todo Dios en primer lugar. 

Vosotros sois del Señor y sólo a Él debéis seguir y servir. No permitáis que el fango de las falsas doctrinas os contaminen. Mi Hijo Jesús necesita vuestro testimonio público y valiente. 

En éstos tiempos de tribulaciones, buscad fuerzas en las Palabras de Mi Jesús y en la Eucaristía. No permitáis que la llama de la fe se apague dentro de vosotros. Coraje. Vuestra victoria está en el Señor. 

No os apartéis de la oración. Cuando estás alejados, os convertís en el blanco del demonio. 

No temáis. Yo soy vuestra Madre y os amo. Caminaré siempre con vosotros y llevaré vuestras intenciones a Mi Hijo Jesús. Adelante sin miedo. Después de todo el dolor, el Señor enjugará vuestras lágrimas y veréis nuevos Cielos y nueva Tierra. No retrocedáis. 

Este es el mensaje que hoy os transmito en nombre de la Santísima Trinidad. Gracias por haberme permitido reuniros aquí una vez más. Yo os bendigo, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Quedad en paz.

Comentarios