Os sorprenderéis de lo que han comprado vuestros pequeños sacrificios






10 de julio de 2017 The Pelianito Journal Blog


"Mis amados, todo lo que estáis soportando es por vuestro bien último y el bien de aquellos que os he dado para orar (por ellos). ¿Me gusta el sufrimiento? ¡No! Pero mi gran alegría es daros mucho más a cambio de lo que podéis imaginar. ¡Dadme vuestros céntimos y abriré el almacén de los bienes celestiales! No exagero, porque en la Divina Voluntad esto es más que posible, se está haciendo ya a través de los pequeños sacrificios de aquellos cuyos corazones generosos me lo ofrecen todo. 


Yo digo pequeños sacrificios, porque cuando veáis lo que han sido capaces de comprar os sorprenderá la prodigalidad de vuestro amante Abba. Luego, ofrecédmelo todo, un pinchazo con una espina, un golpe accidental, la muerte de un ser querido, vuestras propias enfermedades, no dejéis nada. Muchas almas están en necesidad. El sufrimiento es la moneda del amor. Ofrecédmelo todo y estaréis llenos de amor y gran alegría. "





Oh, amado Abba, en la Divina Voluntad te ofrezco todo lo que he sufrido en toda mi vida y todos los sufrimientos de todas las almas de todos los tiempos. Vuelvo a poner todos los sufrimientos en la Divina Voluntad para hacer de ellos un regalo perfecto de amor. Padre Eterno permita que estos pobres centavos compren almas para el reino y que su reino venga pronto. Amén.

Comentarios