Preparaos para mi 2ª Venida






En Los Umbrales De La Nueva Jerusalén (a Agustín del Divino Corazón) 


Noviembre 20/09 


Jesús dice:


Hijos míos: cómo os amo. Cuán importante sois cada uno de vosotros para Mí. Si alcanzarais a sopesar el gran amor que os tengo: hoy mismo acudiríais al Sacramento de los Ríos de la Gracia, confesaríais vuestros pecados y daríais inicio a una conversión perfecta, transformadora.


Si alcanzarais a medio visualizar los Misterios Divinos que hay ocultos en el Cielo: tomaríais hoy mismo la decisión de sobrellevar las cruces con amor, ofreceríais vuestras enfermedades, vuestras tristezas, vuestras congojas y caminaríais con vuestros ojos levantados hacia el cielo; desearíais unir vuestro corazón a mi Divino Corazón; añoraríais pasar horas y horas frente a mi presencia Eucarística: amándome por los que no me aman, adorándome por los que no me adoran, glorificándome por los que no me glorifican.


Si supierais los terribles, abruptos y espantosos sufrimientos que padecen las almas en el infierno: os horrorizaríais de pavor, meditaríais más en mi Palabra. Os haríais firmes propósitos de encarnar mi Evangelio.


Si supierais los acontecimientos que están por suceder: no

soltaríais de vuestras manos el Santo Rosario, haríais ayunos, penitencias, mortificaciones en reparación por vuestros pecados y los pecados del mundo entero.

Así es, pues, encantos de mi Divino Corazón: orad, haced penitencia, mortificación y ayuno y preparaos para mi segunda llegada. Pedid la asistencia del Espíritu Santo para que no seáis engañados por los falsos profetas, por los falsos visionarios. Pedid la asistencia del Espíritu Santo para que esperéis, con la paz en vuestro corazón, el juicio de las naciones. 


Pedid con insistencia por la salvación de las almas del mundo entero y por vuestra propia salvación


Esperad con anhelo cómo se abren las puertas y las compuertas de la Nueva Jerusalén.


Os amo y os bendigo, mis hijos amados:. Amén. 

Comentarios