Vaticano investiga a los Heraldos tras polémico exorcismo





VATICANO INVESTIGA A GRUPO CATÓLICO DESPUÉS DEL EXORCISMO QUE RECLAMÓ QUE FRANCISCO ES EL HOMBRE DEL DIABLO

http://www.thetablet.co.uk/news/7367/0/vatican-investigates-catholic-group-after-exorcism-claim-that-francis-is-devil-s-man


El 2 de junio, el líder del Heraldo, Mons. Clá Dias, inesperadamente renunció y surgieron informes de una investigación vaticana en el grupo

El Vaticano investiga el grupo católico después de que un exorcismo dijera que Francisco es el hombre del diablo
El líder de un movimiento tradicionalista brasileño que fue elogiado en los dos últimos pontificados ha dimitido, y un video posteriormente surgió en el que el líder retransmitió afirmaciones extrañas de uno de sus sacerdotes con respecto al Papa Francisco. Mons. João Scognamiglio Clá Dias, fundador y ahora ex líder de los Heraldos del Evangelio, se puede ver en el video diciendo que el diablo le había dicho al sacerdote de los Heraldos, que Francisco era "mi hombre". Satanás dijo que Francisco es "estúpido" y hace "todo lo que quiero", dice Clá Dias.

Pero hablando con The Tablet, el padre Ángel Veiga, líder de la orden en Roma, dijo que el video ha sido "sacado de contexto", y lo que se dice en él no equivale a la posición de los Heraldos. Simplemente estaban transmitiendo el mensaje de Satanás.

-Es el Diablo, ¿no? El Diablo es el padre de la mentira ", explicó el P. Veiga, añadiendo que el video mostraba" una conversación privada e íntima entre nuestro fundador [Clá Dias] y varios sacerdotes ".

El video, reportado por primera vez por el respetado periodista vaticano Andrea Tornielli, muestra a unos 60 sacerdotes escuchando a Mons. Clá Dias transmitiendo lo que el sacerdote le dijo. Las cosas habían sido dichas cuando el sacerdote estaba llevando a cabo un exorcismo.

Los Heraldos del Evangelio fueron fundados en 1998 y recibieron la aprobación pontificia en el año 2001 bajo Juan Pablo II, convirtiéndolos en la primera asociación privada de fieles que recibió la aprobación del Vaticano en el tercer milenio, un logro que el grupo desea subrayar.

Están compuestas por 200 sacerdotes, 2.820 miembros consagrados y están presentes en 78 países. Bajo Benedicto XVI, otras dos sociedades surgieron de los Heraldos.

A pesar de no ser ampliamente conocidos fuera de Brasil y de algunos círculos en Roma, el vestido religioso de los Heraldos - una túnica de color marrón oscuro de aspecto medieval con una larga y gótica cruz en el centro - les ha dado visibilidad en la Iglesia.

Sin embargo, el 2 de junio, su líder Mons. Clá Dias renunció inesperadamente y surgieron informes de una investigación del Vaticano en el grupo. Un portavoz de los Heraldos en Brasil confirmó la investigación diciendo que se trataba de una investigación apostólica rutinaria que "puede ocurrir en cualquier momento para cualquier institución religiosa".

Fue en los días siguientes a la dimisión de Mgr Clá Dias que el video surgió.

En él, Plinio Corrêa de Oliveira, la inspiración espiritual de los Heraldos, se describe como estando en el cielo "incentivando la muerte del Papa" y diciendo que "el próximo Papa será bueno".

Se dice que el diablo está tratando de "matar al hombre a quien Dios llama" que, según lo que se dice en el video, es el cardenal Franc Rodé, el ex líder de 82 años de la congregación religiosa. El cardenal Rodé ha sido un crítico público de Francisco.

Corrêa, cuyo secretario durante 40 años fue Clá Dias, fue conocido en Brasil por su firme y férrea crítica de la teología de la liberación, y por establecer la "Tradición, la Familia y la Propiedad" (TFP) en 1960 para actuar como baluarte contra la influencia de la política y pensameinto progresista. A principios de este año Francisco dijo a una reunión de superiores religiosos que está preocupado por las órdenes "restauracionistas" que "ofrecen seguridad, pero que en cambio, sólo dan rigidez".

 En una entrevista con Peter Seewald, Benedicto XVI elogió a los Heralds -el único movimiento religioso que mencionó por su nombre en el libro- alabándolos por estar "llenos de entusiasmo por haber reconocido a Cristo el Hijo de Dios" y ser clave "en ayudar con un gran renacimiento católico " a Brasil.

En Brasil, los Heraldos son conocidos por entrar en las favelas del país después de los evangélicos protestantes en un esfuerzo por reconvertir a aquellos que decidieron abandonar el catolicismo.

El P. Ángel Veiga describió al grupo como una "realización de un ideal, el ideal de entregarse por completo al servicio y defensa de la Santa Iglesia".


Mons. Clá Dias, explicó, preveía un movimiento que "se entregara por completo a la Santa Iglesia Católica", que actuaría como "verdadera institución católica, verdaderamente religiosa, cuyos miembros vivirían como realmente consagrados a Dios".

Una de las actividades principales de los Heraldos es prestar asistencia a los párrocos en áreas donde el número de fieles está presenciando una reducción. Una división son los  llamados "Caballeros de María" para ayudar a fortalecer la presencia de la Iglesia local 

También dirigen un programa que ayuda a financiar proyectos sobre el terreno llamados "Fondo de la Misericordia". Este fondo es parte de un esfuerzo más amplio en nombre de los Heraldos para tener algún tipo de presencia social dentro de la Iglesia ayudando a los pobres, los desamparados y los jóvenes.
 En el corazón de la espiritualidad de los Heraldos, el P. Veiga subrayó que es un llamado a la perfección, la perfección de Cristo que sigue su consejo evangélico de castidad, pobreza, obediencia ". 

En su carta de renuncia, Mons. Clá Dias afirmó que, a pesar de tener que dimitir como superior general del grupo, sigue siendo" el guardián modelo y viviente de este carisma [perfecto] transmitido por el Espíritu Santo ". Cuando se le preguntó si apoyaban el papado de Francisco, el P. Veiga dijo que el Papa "ha heredado una situación muy difícil para la Iglesia ... ha heredado muchos problemas que no tienen una solución fácil". 

Isabella Haberstock de Carvalho

Comentarios