10 cosas importantes que has hecho bien en Misa





1. Estás ahí

Quizá has vencido la pereza, un día de lluvia o te has organizado con tiempo para llegar a misa, aun con un montón de niños. Lo importante es no posponer a Dios por nada.


2. Llegaste puntual y has hecho la genuflexión al pasar por delante del sagrario


3. Te has persignado con agua bendita


4. Escuchaste las lecturas con atención. Mejor si sacas una idea o propósito

(Escuchar, mientras que los niños te distraen o se pelean es, ciertamente, un término relativo). Sabes que Dios te está alimentando con su palabra antes de alimentarte con Sí mismo. 


5. Te has examinado antes de comulgar, y te has ido a confesar en caso de estar en pecado mortal o te has abstenido de hacerlo en caso contrario.
Has comulgado en la boca, como señal de reverencia a Dios y según las frase de Juan Pablo II: tocar las sagradas especies es un privilegio de los ordenados. También has rehusado la invitación a hacer de ministro extraordinario de la Eucaristía por la misma razón


6. Contestas en voz alta las oraciones o las cantas y haces la señal de la cruz con pausa y atención

Las oraciones del Gloria, el Sanctus, el Agnus Dei, el Salmo etc. y la señal de la cruz al inicio, al final de la misa y en el Evangelio.

7. No levantaste/tomaste las manos durante el Padre Nuestro como hacen los protestantes
La postura de orans (manos extendidas al costado) es propia sólo de los sacerdotes. 

8. No te distrajiste por la gente que hizo las cosas mal o por cómo iba vestida

Has conseguido concentrarte poniendo tu mente en una participación plena y activa.


9. No te fuiste antes de la bendición y apagaste el teléfono

10. Te quedaste a dar las gracias 10 minutos después de la comunión y no has aplaudido en los "homenajes" humanos que se suelen hacer al final de la misa, porque en la casa de Dios sólo se honra a Dios

Comentarios