Clero homosexualista-bergogliano carga contra la Eucaristía


https://www.lifesitenews.com/news/pro-gay-dominican-blasts-tyranny-of-tradition-in-talk-on-amoris-laetitia

BRISBANE, Australia, 15 de agosto de 2017 (LifeSiteNews) - Un dominico elegido por Beroglio que dijo anteriormente que la sodomía puede expresar el "-don de sí mismo" de Cristo-, criticó "la tiranía de la tradición al excluir la creatividad" en una reciente charla sobre Amoris Laetitia.

El padre Timothy Radcliffe, nombrado consultor del Pontificio Consejo para la Justicia y la Paz por Francisco, es conocido por tergiversar o contradecir las enseñanzas de la Iglesia Católica sobre la moral sexual. Fue el Maestro de la Orden de Predicadores de 1992 a 2001.

Un artículo publicado en la página oficial de la Orden Dominicana dijo que Radcliffe se refirió al "absolutismo y a 'la tiranía de la tradición excluyendo la creatividad'" en una charla del 10 de mayo en Brisbane, Australia.

"El P. Radcliffe desarrolló esta idea para hablar de matrimonio, divorcio y comunión", dijo el resumen de su charla. La exhortación Amoris Laetitia, publicada por el Papa Francisco hace más de un año, ha generado controversia mundial. En el centro del debate es si cambia el enfoque de la Iglesia para dar los sacramentos a aquellos que viven sin arrepentimiento en situaciones que la Iglesia considera gravemente pecaminosas.

No parece que la charla completa de Radcliffe haya sido publicada todavía. La charla de Radcliffe fue si la Iglesia puede "dar cabida a la conciencia de los laicos -el desafío de Amoris Laetitia".

Según el sitio web de la Orden de Predicadores:

[Radcliffe] dijo que la Iglesia del siglo III había excluido a algunos feligreses para siempre, antes de que un papa decidiera cambiar la disciplina para que las personas excluidas pudieran volver a la comunión.

"Ahora estamos en un momento similar, cuando nos enfrentamos a tantas buenas personas cuyo matrimonio se ha derrumbado - gente honesta y amable - ahora nosotros, como el Papa en el siglo III, tenemos que decir que la misericordia debe prevalecer" dijo Radcliffe.

Si las personas divorciadas pueden enfrentarse a su propia responsabilidad y fracaso, si se enfrentaron a lo que habían hecho y habían sido, quizás lo mejor para ellos sea volver a la medicina de la Eucaristía.
El artículo sugiere que Radcliffe enfatizó excesivamente el papel que desempeña la "conciencia" en si los católicos que viven en relaciones objetivamente pecaminosas pueden recibir la Sagrada Comunión.

"No está claro en el artículo de la página web si todo lo impreso es realmente atribuido al Padre Radcliffe", dijo el padre dominicano Thomas Petri, vicepresidente y decano académico de la Facultad Pontificia de la Inmaculada Concepción en la Casa Dominicana de Estudios en Washington DC , a LifeSiteNews. "Parece, sin embargo, que él está sugiriendo que la conciencia de una persona es el juez exclusivo de la verdad de una situación objetiva - a saber, de su estado en la Iglesia a pesar de lo que la enseñanza de la Iglesia sostiene, en este caso, sobre la naturaleza pública del matrimonio ".

Petri continuó:

Esto contradice la enseñanza magisterial. San Juan Pablo II específicamenteen Veritatis Splendor, en el párrafo 32 de esa encíclica, condenó la tendencia moderna a exaltar la libertad hasta el punto de que a la conciencia individual se le otorga el estatuto de tribunal supremo de juicio moral y que ese juicio es verdadero simplemente porque se origina en la conciencia. La enseñanza de la Iglesia sobre este asunto es clara, y el Santo Padre no ha cambiado esa enseñanza (?). De hecho, mientras el Papa Francisco llama a los pastores para acompañar a los que viven en situaciones irregulares para discernir su estado, claramente dice muchas veces en Amoris Laetitia que la enseñanza de la Iglesia tiene que ser respetada.

Y la enseñanza de la Iglesia es que una pareja que vive en una situación difícil e irregular, puede no ser totalmente culpable por eso y puede realmente haberse arrepentido de los pecados de su pasado, pero, como el matrimonio es una realidad pública, no puede acercarse al sacramento de la Eucaristía -que es una causa, y también un signo de unidad- hasta que su matrimonio se regularice o, si pueden aceptarlo, hasta que decidan vivir como hermanos y no haya escándalo en recibir la comunión.

Acompañamiento no significa hacer excepciones o avanzar un doble estándar. En esto también, Amoris Laetitia es claro. (?) 
Acompañamiento significa ayudar a una pareja a reconocer la gracia de Dios operando en sus vidas y su invitación a crecer. No significa violar las palabras y las enseñanzas de Jesucristo y sus apóstoles, ni la perenne enseñanza magisterial de la Iglesia.

Un teólogo que deseaba permanecer anónimo dijo a LifeSiteNews: "La imposibilidad de recibir la Sagrada Comunión para las personas que viven con alguien que no es su cónyuge como si esa persona fuera su cónyuge no es una restricción impuesta por la Iglesia. La enseñanza de Cristo, que nos dice a través de San Pablo que no debemos recibir su cuerpo y sangre si tenemos la intención de cometer un pecado grave y que nos dice que el matrimonio es indisoluble y también que el adulterio nos excluye de entrar en la vida (eterna) ".


"La verdadera misericordia no consiste en animar a la gente a pensar que el pecado puede ser perdonado sin renunciar a él, sino a mostrar a la gente lo que es la verdad y donde pueden encontrar la ayuda necesaria para vivir en la verdad", dijo el teólogo. 

Los católicos de Brisbane están bajo el arzobispo Mark Coleridge, quien en 2016 defendió permitir que su catedral fuera utilizada para un ballet y desfile de moda eroticamente sugerentes.

Comentarios