¿Debo confesarme si no tengo pecados mortales?


RESPUESTA: Para los santos era muy importante permanecer siempre en estado de gracia; es decir unidos a Cristo. Si nos hemos separado de Él como consecuencia del pecado, ha de ser nuestro deseo recuperar cuanto antes el estado de gracia, de amistad con Dios. De ahí la necesidad de confesarse cuantos antes. No tiene sentido alguno querer ser amigo de Cristo y estar separado de Él a causa del pecado.
PREGUNTA: ¿Con qué frecuencia hay que confesarse?

RESPUESTA: La Iglesia manda confesar los pecados mortales al menos una vez al año, en peligro de muerte o si se ha de comulgar. Pero conviene confesarse cuanto antes si uno se encuentra en pecado mortal. No tiene sentido alguno vivir en pecado y separado de Dios. Si uno muriera en pecado mortal se iría directamente al infierno.
PREGUNTA: ¿Puedo confesarme si no tengo pecados mortales?

RESPUESTA: Sí. Cada vez que nos confesamos, no solamente recuperamos la gracia santificante si la habíamos perdido, sino que también nos aumenta la gracia, los dones del Espíritu Santo y la paz del alma.
PREGUNTA: Si deseo llevar dirección espiritual, ¿con qué frecuencia me debería confesar?

RESPUESTA: Por lo menos todos los meses. Depende también de la disponibilidad del confesor.
PREGUNTA: ¿Puedo confesarme directamente con Dios? La verdad es que me da vergüenza decirle los pecados a un “hombre”.

RESPUESTA: Con Dios puedes y debes hablar con frecuencia y pedirle perdón; pero si lo que quieres es que se te perdonen los pecados debes acudir al medio que el mismo Jesucristo puso para ello: La Confesión Sacramental. Jesucristo le dio a los sacerdotes el poder de perdonar los pecados en su nombre (“A quienes perdonéis los pecados, le serán perdonados”).

Comentarios

Cristina x ha dicho que…
Mensaje del " Libro de La Verdad" dado a MDM:


Lunes 09 de julio de 2012 a las 23:00

Mi muy querida bienamada hija, Yo deseo preparar a todos Mis seguidores ahora de una manera que no solo los ayudará a ellos sino a todos sus seres queridos para “El Aviso”.
No es suficiente arrepentirse por miedo. Una penitencia es necesaria.
Para todos vosotros, Mis seguidores, escuchad Mis instrucciones ahora para preparar vuestras almas para El Aviso.
Debéis empezar por meditar sobre todo el mal-hacer del que sois culpables contra vosotros mismos y contra vuestros semejantes.
Para los católicos de entre vosotros, debéis recibir el Sacramento de la Confesión cada dos semanas si deseáis permanecer en estado de Gracia.
De esta manera vuestro dolor, durante El Aviso, será suave y tendréis la fortaleza para ayudar a vuestros hermanos y hermanas quienes sufrirán un terrible dolor y culpabilidad, mientras tratan de asimilar la iluminación de su conciencia.
Para aquellos de entre vosotros, que seáis Cristianos o de otras creencias, y que creéis en estos mensajes, debéis recitar la oración que se os dio a través de la Cruzada de Oración (24):Indulgencia Plenaria para la Absolución.
Debéis recitar esta oración durante siete días consecutivos y Yo, vuestro Jesús, os concederé el perdón.

“Oh mi Jesús, Tú eres la Luz de la tierra.
Eres la Llama que toca a todas las almas.
Tu Misericordia y Amor no conocen límites.
No somos dignos del Sacrificio que hiciste con Tu muerte en la Cruz,
sin embargo, sabemos que Tu Amor por nosotros es mayor que el amor que tenemos por Ti.

Concédenos, Oh Señor, el Don de la humildad,
para que así seamos merecedores de Tu Nuevo Reino.
Llénanos con el Espíritu Santo para que así
podamos marchar hacia adelante y guiar a Tu ejército
para proclamar la Verdad de Tu Santa Palabra
y preparar a nuestros hermanos y hermanas
para la Gloria de Tu Segunda Venida a la Tierra.

Te honramos. Te alabamos.
Nosotros mismos nos ofrecemos,
nuestras penas, nuestros sufrimientos,
como una ofrenda a Ti para la salvación de las almas.
Te amamos Jesús.
Ten Misericordia de todos Tus hijos donde sea que se encuentren.
Amén”

Ahora os lego una oración especial también para que vosotros la digáis por aquellas pobres almas que puedan morir del impacto durante El Aviso y que puedan estar en pecado mortal.

Cruzada de Oración (65): Por aquellos en pecado mortal.

“Oh, Querido Jesús, Salvador de la humanidad,
a través de Tu Divina Misericordia, suplico clemencia
por todas aquellas pobres almas en pecado
que puedan ser llevadas de esta Tierra, durante El Aviso.

Perdónales sus pecados y en memoria de Tu Pasión,
te ruego que me concedas este favor especial,
en expiación por sus pecados.
Me ofrezco a Ti, en mente, cuerpo y alma,
como una penitencia para salvar sus almas y traerles Vida Eterna.
Amén."

Mis seguidores, El Aviso será un gran acontecimiento de Salvación en donde le demostraré al mundo Mi Divina Misericordia.
Todas las personas vivas en el mundo verán sus almas y sabrán, por primera vez en muchos casos, que tienen una.
El tiempo es corto ahora y debéis comenzar a prepararos.
No olvidéis Mis instrucciones de tener comida que dure diez días, velas que estén bendecidas y objetos santos en vuestro hogar.
Confiad en Mí y regocijaos porque muchas almas serán salvadas.
Yo no revelaré una fecha pero vosotros sabréis lo que debe hacerse.
Cuando vuestros pecados sean revelados, debéis pedirme que os perdone e inclinaros en humilde acción de gracias por este Don Divino, el cual es vuestro pasaporte a la vida eterna en el Nuevo Paraíso en la Tierra.
Recordad que no hay ningún pecado, no importa cuán serio, que no pueda ser perdonado, una vez que el verdadero remordimiento es mostrado.
Vuestro bienamado Salvador,

Jesucristo


Leer más: http://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a09-jul-2012-todas-las-personas-vivas-en-el-mundo-veran-sus-almas-y-sabran-por-primera-vez-en-muchos-casos-que-tienen-una/